sábado. 13.04.2024
sanchez-PSOE

Así lo ha avanzado en declaraciones a la Cope y a la Ser, recogidas por Europa Press. Preguntado por la posibilidad de una 'gran coalición' de socialistas y 'populares', ha respondido que "los españoles han votado cambio" y el PP ha perdido más de cuatro millones de votos, así que "están pidiendo un cambio de políticas, no lo contrario" y un Parlamento con "minorías fuertes" que tendrán que negociar.

Luena ha reiterado que su partido va a ser "prudente y responsable", y eso supone respetar el mandato de los españoles, así que corresponde al PP intentar formar Gobierno y es pronto para hablar de nada que no sea esperar a ver "qué puede hacer el PP". Por eso, ha declinado valorar las condiciones para un pacto fijadas el domingo por la noche por el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Según ha dicho, esas condiciones --reforma constitucional para blindar los derechos sociales, reforma electoral y posibilidad de revocación del Gobierno por los ciudadanos-- no le dejan "ni más y menos tranquilo".

Lo que sí le tranquiliza, ha dicho, es que los 5,5 millones de votos que recibió el PSOE han dejado claro que el PSOE es el partido hegemónico y mayoritario de la izquierda y "la alternativa al PP es el PSOE", aunque ha admitido que el PSOE deberá reflexionar. Por eso, ha calificado de "aceptable" el resultado del PSOE el 20D, porque considera que "ha aguantado" mientras el PP ha sufrido un "hundimiento". No obstante, sí ha dejado claro que, "al margen de cualquier resultado electoral", para el PSOE es "indiscutible" el artículo 2 de la Constitución, el que dice que la soberanía nacional reside en el pueblo español. Luena ha recordado que el PSOE defiende una reforma constitucional para que los catalanes y todos los españoles puedan votar, pero dentro del cauce de la Constitución. Iglesias no mencionó el llamado "derecho a decidir" de Cataluña y la celebración de un referéndum entre sus condiciones para negociar, aunque sí lo es para En Comú Podem, que aporta 12 de los 69 diputados de Podemos.

El 'número dos' del PSOE sí ha admitido que en Madrid ha obtenido un "mal resultado", ya que los socialistas han sido cuarta fuerza política y se han quedado con seis escaños, y lo ha atribuido a que no ha dado tiempo a desarrollar suficientemente los cambios que se impulsaron en la federación madrileña. "Tenemos que acelerarlos y consolidarlos", ha resumido. Luena ha calificado de "mala noticia" que se haya quedado fuera del Congreso Eduardo Madina --que compitió con Pedro Sánchez por el liderazgo del partido-- porque su ausencia es consecuencia de ese mal resultado, pero ha confiado en que su salida de la primera línea política sea "temporal". Luena ha valorado los resultados obtenidos en Madrid como malos. "Desde que nos hicimos con las riendas del partido hemos impulsado cambios de métodos y funcionamiento en grandes ciudades con mayor población urbana, pero no hemos llegado a tiempo", ha argumentado añadiendo que "esos cambios hay que acelerarlos". Así, considera que los malos resultados en Madrid no son un castigo por prescindir del exlíder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, y del exportavoz municipal, Antonio Miguel Carmona. "Tiene mucho más que ver con una cuestión general de grandes ciudades que de realidad madrileña", ha explicado en varios medios de comunicación.

En cuanto a lectura interna de los resultados del PSOE, el secretario de organización socialista, César Luena, ha querido subrayar que el candidato socialista, Pedro Sánchez, "ya estaba apuntalado" como líder antes de las elecciones, de hecho cree que Sánchez ha tenido mucho que ver con que "el PSOE haya aguantado" el pulso a los nuevos partidos emergentes.

El número cinco de la lista del PSOE por Madrid, Rafael Simancas, también ha subrayado que su partido no va a apoyar al candidato 'popular', Mariano Rajoy, para que sea investido presidente del Gobierno. "No vamos a apoyar a Rajoy por activa o por pasiva", ha dicho. Así, ha dejado ver que el PSOE no contempla abstenerse para investir a Rajoy y ha remarcado que su partido es "la alternativa al PP y por ello no son "un apoyo factible" para los 'populares'.

También la número dos por Madrid, Meritxell Batet, ha insistido en el no del PSOE a la investidura de Rajoy por "la distancia que hay en la visión de la política y en la economía entre el PSOE y el PP" y ha dejado claro que el PSOE es "la alternativa". "El PSOE es la otra opción y no tiene sentido que demos apoyo a la investidura. En eso siempre hemos sido coherentes", ha explicado en una entrevista.

El PSOE adelanta que no apoyará la investidura de Rajoy