miércoles 26/1/22

El poker español sigue ganando relevancia en los mayores torneos del mundo. Pese a que el número y nivel de los profesionales todavía dista de súper potencias como Estados Unidos, Reino Unido o países nórdicos, lo cierto es que cada vez hay más representación nacional y con mayores aspiraciones en torneos internacionales. Prueba de ello es la participación de varios jugadores de poker en el European Poker Tour (EPT) de Londres.


El jugador profesional Rubén Velasco en el European Poker Tour de Londres

Este torneo de poker que recala en varias ciudades europeas cada temporada, se disputa hasta el 12 de octubre en la capital de Inglaterra. El EPT es una de las competiciones de poker más importantes del mundo y la cita en Londres una de las más esperadas, ya que los atractivos de la ciudad atraen a los mejores jugadores del planeta, como la estrella del poker Daniel Negreanu.

El EPT, igual que las series mundiales de poker, se estructura en diferentes días y niveles que hay que ir superando para poder alcanzar la mesa final, en la que solamente participan 8 jugadores que sobreviven a los cientos eliminados  durante el torneo.

Este año, en el evento principal del EPT de Londres se han podido ver a más de 20 jugadores españoles con resultados muy dispares. Suerte desigual y sorpresas, tanto para bien como para mal.

Por un lado, cayeron el primer día dos de las mejores bazas del poker español: la catalana Leo Margets y el salmantino Juan Manuel Pastor, quien sabe lo que es alcanzar la mesa final del EPT de Londres. Ambos han ayudado a difundir el poker en España gracias a la labor que desempeñan no sólo como jugadores sino también como imagen y componentes del equipo profesional de la prestigiosa sala PokerStars, organizadora de las series EPT.

Margets y Pastor se quedaron fuera en la primera ronda pero tomaron el relevo otros jugadores nacionales. Entre los que avanzaron al siguiente nivel, el madrileño Adrián Mateos Díaz que con tan sólo 19 años se codea ya con los mejores del mundo y este mismo año se convirtió en el jugador más joven en ganar el Estrellas Poker Tour, un torneo cuyo título le proporcionó más de 100.000€ de premio.

Pese al buen papel realizado, Mateos quedó fuera en el segundo nivel del evento principal, igual que otros jugadores como Marcos Paneque, Andoni Larrabe o César García, quien también ha estado en una mesa final de EPT en el pasado. Sin embargo, y pese a que a estas alturas de torneo se pasa de las centenas de participantes a apenas un par de decenas, España sigue con representación en las mesas.

Rubén Velasco, Javier Etayo y Luís Rogríguez siguen adelante en la competición cuya mesa de 8 finalistas se jugará el domingo 12 de octubre. Muy buen resultado para el poker español que sigue luchando por meter más jugadores en las mesas finales. Por el momento, a lo largo de diez temporadas EPT, lo ha logrado 17 veces (lidera EE.UU. con 83 apariciones) pero con las buenas expectativas del poker patrio no sería de extrañar que hubiera un campeón EPT en breve.

Presencia española entre los más selecto del poker europeo
Comentarios