#TEMP
lunes. 15.08.2022

¡No consigo adelgazar! ¿Qué hago?

La explicación de por qué no adelgazas pese a haber probado la famosisima dieta Dukan, haber leído cientos de eBooks y guías, y haber probado ciento y un trucos que te garantizaban que ibas a bajar de peso, es de lo más sencilla.

mujer-molesta

¿Estás intentando perder peso y no sabes por qué, pero no lo consigues? ¡Tranquila! Es algo relativamente normal, ya que depende de cada cuerpo y de cómo se apliquen las dietas. Hoy, te damos algunos consejos al respecto.

La explicación de por qué no adelgazas

La explicación de por qué no adelgazas pese a haber probado la famosisima dieta Dukan, haber leído cientos de eBooks y guías, y haber probado ciento y un trucos que te garantizaban que ibas a bajar de peso, es de lo más sencilla.

No adelgazas, porque no tienes un estilo de vida saludable

Así de sencillo. El problema es que, para mucha gente, un estilo de vida saludable se resume en no fumar y no beber, y lo cierto es que no tiene nada que ver con eso, sino con tener un estilo de vida más cercano al que había en el pasado.

¿Crees que, en el pasado, en la época de las cavernas, había algún obeso? ¡Por supuesto que no!

La obesidad y el sobrepeso es algo muy reciente y circunscrito a nuestras sociedades, que ha ido creciendo según dejábamos entrar más y más al sedentarismo en nuestras vidas, algo que afectó a nuestra alimentación y a nuestra forma de practicar el deporte.

No hay escritos sobre gente que hace dos mil años se plantease cómo reducir kilos. Las historias referentes a esto son relativamente nuevas, tanto en lo que respecta a consejos para reducir el peso como a historias de personas que han adelgazado mucho en poco tiempo.

Es algo nuevo. Cuando el estilo de vida general era saludable, no hacía falta plantearse el cómo adelgazar, porque no existía el sobrepeso (esto no significa que no hubiese gente gorda, pero, como bien sabes, hay diferencias entre el tener algún kilo de más y padecer sobrepeso u obesidad).

Y lo primero que hay que comprender es que el metabolismo humano está adaptado para aquel tipo de vida, no para este tan sedentario. Probablemente, si tuviéramos un cuerpo adaptado a un estilo de vida sedentario, no engordaríamos por estar todo el día en el sofá, pero no es el caso.

Aclarado esto, ¿qué tienes que hacer para adelgazar?

Simplemente, vivir como vivían nuestros antepasados. Por ejemplo, ¿sabes qué es lo que nuestros antepasados no tenían (además de sobrepeso)? Coche. Iban andando a todos lados, y ese ejercicio quemaba calorías. El coche, para un estilo de vida saludable, es altamente inapropiado.

También consumían dietas más ricas en proteínas, que contribuyen, como ya debes saber, al adelgazamiento (y, sí, ellos también la acompañaban con avena, como en la dieta Dukan). Pero no lo hacían durante X días porque una dieta lo dictaba. ¡Lo hacían porque era lo normal!

En definitiva, si quieres adelgazar, olvídate del régimen y ten una dieta equilibrada basada en más proteínas siempre, no solo cuando quieras hacer un esfuerzo. Con este pequeño consejo nutricional (y un poco de ejercicio diario), notarás cómo, la próxima vez que visites la báscula, te llevas una grata sorpresa.

Como ves, adelgazar no es tan difícil, aunque hay que tener claro cómo hacerlo. Esperamos que este artículo te haya ayudado a mejorar un poco tus perspectivas de adelgazamiento y puedas reducir esos kilos de más.

¡No consigo adelgazar! ¿Qué hago?