lunes. 26.02.2024
OCIO | DE TAPAS POR MADRID

Gastromercados de San Miguel y San Antón: de tapas por Madrid

La idea de gastromercado se importó del londinense Borough Market, en el que se encuentran productos ecológicos y artesanales. El mercado de La Boquería de Barcelona tomó la delantera y se convirtió en referente en nuestro país. En la capital, los mercados de San Miguel y San Antón, se han convertido en parada imprescindible del tapeo madrileño.

El Mercado de San Miguel reabría sus puertas en 2009 después de varios años de obras con un concepto nuevo de mercado que tenía como referencia el de La Boquería de Barcelona con productos de gran calidad, alimentos de temporada, asesoramiento gastronómico y con la posibilidad de probar, in situ, aquello que has comprado.

Renacía así un mercado, en el corazón del Madrid de los Austrias y a pocos metros de la Plaza Mayor y de la Plaza de la Villa, que había entrado en una grave crisis al no poder competir con los supermercados y centros comerciales de la zona.  Fue construido entre 1913 y 1916 inspirado en otros establecimientos europeos realizados en hierro al estilo del de Las Halles de París, aunque antes, en el mismo espacio, existía un mercado de comestibles al aire libre.

Nombrado Bien de Interés Cultural, el Mercado de San Miguel se ha convertido, en estos tres años, en parada imprescindible del tapeo madrileño y (sobre todo) en lugar de peregrinaje para los turistas. Vinos, los salazones de La Casa del Bacalao, ostras que puedes comprar por unidades en Ostras Sorlut, paellas y arroces, vermúts de las diferentes regiones en La Hora del Vermut, helados, zumos, pasteles del tradicional Horno de San Onofre, e incluso una librería gastronómica se alinean a ambos lados de sus abarrotados pasillos. Continuar leyendo en Eco-Viajes.com

Gastromercados de San Miguel y San Antón: de tapas por Madrid