TRES SINDICALISTAS AFECTADOS POR EXPOSICIÓN AL AMIANTO

El amianto está afectando al personal trabajador de Metro de Madrid

Comisiones Obreras pide la dimisión del consejero delegado de Metro por su nefasta gestión, así como que la Justicia depure las responsabilidades que correspondan.

Resulta intolerable que ante un problema “anunciado” no se haya actuado y no se haya garantizado la salud de los trabajadores y trabajadoras, lo que ha puesto en peligro la vida del personal del Metro de Madrid

Comisiones Obreras denuncia que actualmente en Metro Madrid hay tres compañeros de este sindicato afectados por la exposición y la manipulación del amianto, siendo inadmisible que la Dirección de Metro fuera consciente de su existencia en distintos trenes e instalaciones desde el año 2003, y no tomara ninguna medida al respecto, lo que refleja un absoluto desprecio por parte de esta dirección hacia la salud laboral de sus trabajadoras y trabajadores.

Este sindicato ha mantenido reuniones con la Inspección de Trabajo a raíz de haber compañeros afectados. Posteriormente la Autoridad Sanitaria comunica el primer caso detectado por exposición al amianto, y a partir de ello, emite los requerimientos a Metro Madrid.

El sindicato ha venido solicitando tanto la formación como la información, y la vigilancia específica de todas y todos las compañeras y compañeros expuestos a ello.

Fruto de las exigencias sindicales se creó un grupo de trabajo especifico para el amianto que se constituyó en diciembre del 2017, donde se exigirá "el cumplimiento escrupuloso de toda la normativa referente al amianto y una vigilancia a la salud específica para todas las trabajadoras y trabajadores que hayan estado expuestos al amianto", reclaman fuentes sindicales.

La federación madrileña del sindicato ha mantenido reuniones con diversos grupos políticos tanto de la Asamblea de Madrid, Ayuntamiento y Congreso de los Diputados. A partir de estas, los distintos grupos parlamentarios han solicitado la comparecencia tanto de la consejera de Transportes como del consejero delegado de Metro de Madrid para que expliquen por qué no han tomado las medidas oportunas desde el año 2003 en los que se reconoce la presencia de amianto en Metro de Madrid.

Para el sindicato “resulta intolerable que ante un problema anunciado no se haya actuado y no se haya garantizado la salud de los trabajadores y trabajadoras, lo que ha puesto en peligro la vida del personal del Metro de Madrid”. Exigen la dimisión del consejero delegado de Metro por su gestión, y que se depuren todas las responsabilidades ante los tribunales correspondientes.