#TEMP
lunes. 15.08.2022
reyes y reinas de ESPAñA | HISTORIA BORBóNICA

La Reina Ana de Austria y la consanguinidad

Una de las características que se dan en los Habsburgos es su tradición de casarse entre ellos, que casi en muchos casos eran incestos.

ana

Nace el uno de noviembre de 1549, en el pueblo de Cigales en Valladolid. Sus padres son el emperador Maximiliano II que era primo del rey español Felipe II y su madre es la emperatriz María de Austria, que era hermana de de Felipe II.

f1
La reina Ana de Austria, por Sofonisba Anguissola (1573)

A pesar de haber nacido en España fue educada en Viena aunque siempre conoce las costumbres y usos españoles. Su madre le inculca el amor hacia España. Anna era la hija mayor de la pareja imperial que tuvieron otros catorce hijos. Vivió feliz en la corte imperial vienesa, hasta que fue requerida para ejercer su papel en la familia española de los Habsburgos.

En 1568, Felipe II se queda viudo de su tercera esposa, Isabel de Valois, sin descendencia masculina y con dos hijas huérfanas

La Corte estaba profundamente preocupada, porque después de tres matrimonios, Felipe II no había tenido hijos y se necesitaba un hijo para asegurarse la continuidad dinástica. Por lo tanto, hay muchas prisas para conseguir una nueva esposa para Felipe II, dado que éste comenzaba a ser mayor y se encontraba muy envejecido.

Dos son las candidatas a ser la cuarta esposa, por un lado está Margarita de Valois que era la hermana de Isabel de Valois, su tercera esposa. El mayor inconveniente que tenía es, que su hermana Isabel había sido incapaz de darle un hijo. Por otro lado, estaba Ana de Austria, que era sobrina de Felipe II y que venía de una familia que tenía muchísimos hijos, lo cual le hizo al final ser la elegida.

Uno de los problemas que tendría este matrimonio con Ana de Austria era el de la consanguinidad, pues al principio el Papa Pío V, presentaba dificultades para autorizar dicho matrimonio, pero ante las urgencias que debía darse acabó permitiéndolo. En ese momento tenía Felipe II cuarenta y cuatro años y Anna veintiuno.

El 24 de enero de 1570, se firman en Madrid, las capitulaciones matrimoniales. En representación de Felipe II firmó el cardenal Espinosa y por parte del emperador Maximiliano, su embajador Adán von Dietrichsten. Entre las clausulas pactadas estaba la dote de la boda de la novia que es de 100.000 escudos de oro

f2
Iglesia de San Virto en Praga

El 4 de mayo de 1570, se celebra la boda por poderes en la iglesia de San Virto de Praga. Está presente Anna de Austria y por parte de Felipe II, acude el archiduque Carlos de Etruria. Desde ese mismo momento, Anna de Austria ya recibe el tratamiento de Alteza real.

Su viaje hacia España es a través del río Rin para llegar así a Flandes y de allí tomar un barco hasta Santander, pero el mal tiempo hace que desembarque en Laredo. De ahí se traslada a Burgos y posteriormente a Valladolid.

Felipe II la espera en Segovia que era donde todo estaba preparado para la boda. Anna viste para la ceremonia un traje de terciopelo negro, ricamente engarzado con piedras preciosas. Todos los grandes de España asisten a la boda. Sin embargo, ante la grave situación que tiene el país, Felipe II ordena que no se den grandes fiestas.

Parten hacia Madrid, y al entrar en el Alcázar, Anna conoce a las dos hijas de Felipe II, Isabel Clara Eugenia que entonces tenía cuatro años y Catalina Micaela de tres. Cuando se acercan a las niñas, Felipe II les dice “Besad la mano de vuestra madre”. Catalina lo hace pero la mayor, Isabel grita no, no es mi verdadera madre”.

Anna de Austria con su carácter cariñoso y sosegado va ganándose poco a poco a toda la Corte. Anna es pausada, elegante y muy discreta. Tiene una tez pálida, pelo rubio y unos preciosos ojos azules. La pareja real se entiende perfectamente pues coinciden en muchos aspectos de la vida. Anna nunca interviene en la política de Felipe II y éste no dice nada en cuanto a los sistemas educativos de sus hijos.

Se sabe que Anna y Felipe II se llevaron muy bien aunque no se sabe si se amaban. En la época de este matrimonio es donde se sitúa la relación de Felipe II y la princesa de Ebolí. Sin embargo, no se conoce ninguna manifestación ni reproche de la reina sobre este amorío de Felipe II.

f3
González, Bartolomé (Copia Moro, Antonio). La reina Ana de Austria

En la primavera de 1571, se anuncia el primer embarazo de Anna. Todos los cercanos a la reina tienen especial cuidado para que el embarazo llegara a buen puerto. El 4 de diciembre de 1571 da a luz a Fernando. Felipe II le nombra príncipe de Asturias, el uno de mayo de 1573. Este nacimiento da seguridad a Felipe II porque la monarquía ya tiene sucesor.

Felipe II y Anna de Austria tuvieron cinco hijos:

Fernando de 4 de diciembre de 1571 al 18 de octubre de 1578. Fue Príncipe de Asturias.

Carlos Lorenzo del 12 de agosto de 1573 al 30 de junio de 1575.

Diego Félix del 15 de agosto de 1575 al 21 de noviembre de 1582. Fue Príncipe de Asturias.

Felipe del 14 de abril de 15778 al 31 de marzo de 1621. Príncipe de Asturias y futuro Felipe III.

María del 14 de febrero de 1580 al cinco de agosto de 1583.

f4
El Alcázar de Madrid. La residencia real

El embajador veneciano relata que Felipe II visitaba a su esposa Anna tres veces al día y describe la alcoba real: “dos camas bajas, separadas dos palmos una de otra y cubiertas por una cortina, de tal manera que parecían una sola”.

La llegada de Anna significa una mayor austeridad y sencillez en la corte madrileña. Esto hace que el embajador francés en Madrid, considere que la corte real se parece a un convento de monjas.

Tras el quinto parto, Anna sufre una profunda anorexia que casi le provoca la muerte. Para evitar esta, interviene el padre fray Alonso de Orozco, que le hace comer, mientras le recita un verso del Magnificat.

Pocos meses después del parto de su hija María, estando en Talavera de la reina en Badajoz se produce una epidemia de gripe que contagia a Felipe II, tan grave estuvo, que redactó testamento e instauró un consejo de Regencia con su esposa como Regente. Finalmente se cura.

Posteriormente, también contagia a la reina Anna que se encontraba embarazada nuevamente, siendo atendida por los médicos de las universidades de Salamanca y Alcalá donde le aplicaron los métodos tradicionales de sangrías y purgantes para combatir la fiebre, pero esto le ocasionó la muerte el 26 de octubre de 1580, cuando contaba con treinta y un años.

Es enterrada en el Real Monasterio de Santa Ana de Badajoz, hasta que sus restos sean trasladados al Real Panteón de San Lorenzo de El Escorial. Siendo la única esposa de Felipe II enterrada en dicho monasterio. Sin embargo, en el primer enterramiento se conservan las entrañas de Anna de Austria.

f5
Retrato de Ana de Austria del pintor español Alonso Sánchez Coello (hacia 1531-1568)

Es habitual en la época la muerte de muchos nacidos en tempranas edades pero se ha especulado muchísimo sobre las reiteradas muertes de los hijos de la pareja real. Se piensa que pudieran deberse a una sífilis congénita heredada por Felipe II. Otro motivo, que también se aduce son las continuas y peligrosas diarreas estivales como causantes de estas muertes.

Una de las características que se dan en los Habsburgos es su tradición de casarse entre ellos, que casi en muchos casos eran incestos. Sin embargo, en el matrimonio de Felipe II y Anna de Austria no se da y confirma la fecundidad de las mujeres de los Habsburgos.

f


BIBLIOGRAFIA

Fisas, Carlos. “Historia de las reinas de España”. Vol I “La casa de los Austrias”. 1988. Plantea. Barcelona.
González Doria, F. “Las reinas de España”. 1999. Edt Trigo. Madrid.
Nadal, S. “Las cuatro mujeres de Felipe II”. 1971 . Juventud. Barcelona.
Ríos Mazcarelle. M. “Reinas de España: la casa de Austria”. 1999. Aldeabaran. Madrid.

La Reina Ana de Austria y la consanguinidad
Comentarios