sábado. 02.03.2024

Pocos días hace que recibí la circular [1] periódica de IndustriALL Global Union, que mucho agradezco, en el que se informaba de una agresión empresarial, antisindical, en la fábrica turca Bekaert İzmit Steel Kord. Y en él, en la cabecera del comunicado de nuestra Federación Sindical Internacional y la europea, la afirmación: “IndustriALL Global Union e industriAll Europe se solidarizan con los trabajadores y su sindicato en la fábrica de Bekaert İzmit Steel Kord”.

Bien, pensé, y seguí leyendo. Esperaba conocer no sólo la evidente, y fácil, denuncia de la actitud empresarial contra las reivindicaciones de los trabajadores, salariales en esta ocasión, sino cómo se concretaba esa proclamada “solidaridad”. 

Pero nada encontré al respecto. Y se me ocurrió buscar en internet qué era esta empresa, calificada de “europea con capital belga” en ese comunicado. Porque intuía que, otra vez, algo pudiera faltar en la iniciativa sindical de nuestra Federación Sindical Internacional (IndustriALL Global Union). 

La sorpresa es que encontré, ahora sí, mucho más de lo que podía suponer. Eran referencias que desde IndustriALL se hubiera debido asumir para establecer la adecuada respuesta. De esto, y de lo que de ello debiera derivar, va esta nota. Una nota dirigida a quién corresponda. 

Corresponde por ello instar a las organizaciones de IndustriALL de los cinco continentes para que conecten con los respectivos centros de trabajo de esta multinacional

Lo así encontrado me sorprendió por el silencio (¿ignorancia?) de la nota de IndustriALL. Resumo algo de todo ello, de los miles de informes que pueden derivar de una primera incursión en su página web, y de su curiosa e interesante historia que se encuentra en otras dos páginas: una y otra.

He aquí algunos pocos datos de los muchos que pueden resultar de estas informaciones públicas:

  1. El hoy imperio Bekaert fue creado en 1880 por Leo Leander Bekaert, en Zwevwgwm -Bélgica-, inventor de una corona de púas de alambre de 6 puntas. Hoy su Presidente es Jürgen Tinggrem, sueco, y su Director ejecutivo Oswald Schmid, austríaco.
  2. Transitó con éxito a través de las dos guerras mundiales.
  3. Hoy tiene actividades empresariales en: metales (alambre de acero en particular), automóvil, construcción, energía, agricultura, equipos, …
  4. Según su memoria de 2022, cuenta con 26.980 trabajadores, con 75 centros de producción en 43países, Turquía uno de ellos. Tiene una cadena de suministros de 16.000 proveedores directos en 97 países. Clientes en 120 países. Una primera y global imagen de dónde se ubica este imperio empresarial se puede observar en el mapa que acompaña estas notas.
  5. En 2022 facturó 6.900 millones de euros.

Datos que sugieren replantearnos, desde la perspectiva sindical, qué significa y debe significar la solidaridad con los trabajadores de la planta turca.

La acción sindical, de ya larga trayectoria en esta fábrica turca del imperio, va acompañada con toda seguridad de problemas similares en otras de sus fábricas en los demás rincones del planeta. Corresponde por ello instar a las organizaciones de IndustriALL de los cinco continentes para que conecten con los respectivos centros de trabajo de esta multinacional, si aún no lo han hecho, y convocar una inmediata reunión con representantes de los mismos y de los centros de trabajo de BEKAERT en los que haya alguna forma de organización sindical.

Es el desarrollo de este tipo de iniciativas sindicales lo que ha de permitir construir el necesario, y pendiente, sindicalismo global organizado

Y con una planificación y coordinación de la solidaria respuesta sindical global, dirigirse a la dirección de esta multinacional con sede en Bélgica para abordar estos problemas desde la exigencia del pleno respeto de los derechos fundamentales del trabajo. Por si pudiera ser de utilidad, apunto algunas ideas para el trabajo sindical al respecto y para cuyo desarrollo sería necesario tanto la movilización sindical como la interlocución-negociación con la/s dirección/es empresarial/es:

  1. Establecer diversos mapas: sindical, industrial, de cadena de suministros y de problemas laborales y otros.
  2. Coordinar las organizaciones e iniciativas sindicales con una red sindical, hacia un órgano de dirección (comité) sindical global de forma coordinada con IndustriALL Global Union, examinando cuáles son o pueden ser los centros de vanguardia en la iniciativa sindical.
  3. Desarrollar la interlocución-negociación solidaria con la/s dirección/es empresariales, desde cada centro de trabajo, con las unidades empresariales territoriales, con la dirección de la multinacional, en relación con los problemas y reivindicaciones inmediatas, situando además el objetivo a medio plazo de un Acuerdo Marco Global.
  4. Impulsar la solidaridad global con las acciones sindicales en desarrollo, en este momento con las de la fábrica turca. 

¿Mucho? ¿Poco?, el trabajo sindical deberá determinarlo. 

Pero, que no se pierda una, otra, ocasión para la iniciativa de las organizaciones sindicales, desde el centro de trabajo a todos los niveles hasta el global. Para la acción sindical supranacional coordinada solidariamente. Es el desarrollo de este tipo de iniciativas sindicales lo que ha de permitir construir el necesario, y pendiente, sindicalismo global organizado.


[1] IndustriALL Global Union 

Bekaert: un imperio empresarial global