jueves. 18.04.2024

La escalada de violencia y coacción asesina del Estado Israelí en los Territorios Ocupados de Cisjordania y Gaza es muy preocupante, además, indefectiblemente, lleva consigo como respuesta indeseada las acciones terroristas palestinas que son, evidentemente, también intolerables y condenables. Desgraciadamente el régimen israelí se desliza hacia una deriva antidemocrática con componentes teocráticos de nacionalismo sionista y ortodoxo. Las libertades civiles y la democracia se encuentran en peligro.

No obstante, EE.UU. sigue apoyando a Israel y a su Ejército con cuatro millones de dólares anuales, en ayuda militar directa. Todo para Ucrania, nada para los oprimidos palestinos. Esta situación es inadmisible para la Comunidad Internacional. ¡No a la ocupación, el racismo y el régimen de apartheid que, incansablemente, perpetra Israel! ¡No a los atentados y al terrorismo palestino! ¡Justicia para los Territorios Ocupados (Cisjordania y Gaza)!

Respeto a la Legalidad Internacional y a las Resoluciones de la ONU. Basta de seguir utilizando una doble vara de medir, basta de impunidad y de violencia. Es ignominioso perseverar en la hipocresía de una especie de cárcel a cielo abierto, que sufren y se inflige con saña a la Autoridad Palestina y a sus ciudadanos. La solución es obvia: dos Estados independientes; ¡ya!; sin más demora. Establézcase sanciones y acciones diplomáticas serias y severas, incluidas las económicas, sobre el Estado de Israel. No hay medias tintas ni más complacencias. ¡Viva Palestina Libre!

Para ilustrar este estado de la cuestión, recordemos la canción del Grupo Musical Portugués, A Naifa. Lleva por título “Esta Um Rapaz A Arder”. . Esta es su letra:

"Está um rapaz a arder/

em cima do muro, /

as maõs apaziguadas/

arde indeferentemente à neve que o encharca. /

Outros foram capazes/

de lhe sabotar o corpo, /

archote glacial/

nunca ninguém apogou esse lume”.

Traducción al español:

Esta un muchacho ardiendo/

encima del muro/

las manos calmas/

arde indiferente a la nieve que lo empapa. /

Otros fueron capaces/

de damnificarle el cuerpo, /

antorcha glacial/

nunca nadie apagó esa llama.

Nota del traductor: es, literalmente, hermoso e interesante el oxímoron: “archote glacial” (antorcha glacial).

Está un muchacho ardiendo