miércoles 8/12/21
macri elecciones

“Se acabó la impunidad. Todos somos iguales ante la ley”, dijo Mauricio Macri en su acto de asunción a la presidencia argentina, cuando sobre sus espaldas ya pesaban sendas acusaciones por delitos que aún están siendo investigados.

Sin embargo, y a pesar de la seguridad con la que el ex presidente argentino manifestaba su postura respecto de la igualdad ante la Justicia, desde que dejó el poder ha sido imputado por espionaje ilegal, venta ilegal de armas a Bolivia y presiones a jueces y a empresarios mediáticos. Causas que se suman al extenso repertorio que el líder del PRO ha sabido esquivar -hasta el momento- eludiendo las citaciones a los tribunales.

Definitivamente no todos somos iguales ante la ley. La impunidad con la que Mauricio Macri sortea los llamamientos de la Justicia, lo confirman. A menos de 24 horas de no presentarse a declarar en el marco de la investigación por el espionaje a los familiares de las víctimas del submarino Ara San Juan, el ex presidente participó de un acto de campaña en la ciudad de Buenos Aires.

La negativa de presentarse ante el juez federal Martín Bava, fue duramente criticada por el oficialismo y se coló en el debate de candidatos a diputados por la Provincia de Buenos Aires. “Vos opinás como (Facundo) Manes, que el ex presidente Macri debería haberse presentado ante la justicia como un ciudadano común y corriente? Porque dijiste que todos somos iguales ante la ley”, le preguntó la candidata del oficialismo Victoria Tolosa Paz a su contrincante Diego Santilli, referente del partido liderado por Macri.

Durante su administración, entre la Ley y Mauricio Macri existió un acuerdo que el propio ex mandatario reveló en una entrevista. “Los jueces tienen que saber que buscamos la verdad. O buscaremos otros jueces”, sostuvo sin ruborizarse cuando su orden de persecución y el encarcelamiento de opositores se dilataba por obvias razones.

Mientras el juez Bava espera a que Macri se decida a enfrentarse a la Ley, otras causas no menos graves continúan aguardándolo en los tribunales

Mientras el juez Bava espera a que Macri se decida a enfrentarse a la Ley, otras causas no menos graves continúan aguardándolo en los tribunales. El tráfico de armas a Bolivia para apoyar el golpe de Estado contra Evo Morales y las presiones a los directivos del Grupo Indalo, son dos de las que avanzan y por las que deberá presentarse. La investigación por el contrabando agravado de armas se inició a partir del hallazgo de documentación en la que el Jefe de la Fuerza Aérea Boliviana agradecía el envío de 40 mil balas antitumulto, granadas y gases lacrimógenos. Luego de una investigación interna el fiscal Claudio Navas Rial imputó a Macri, a la ex Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al ex Jefe de Gabinete, Marcos Peña, al ex Ministro de Defensa, Oscar Aguad, y al ex Canciller Jorge Faurie.

El exprimer mandatario está denunciado en todas las presentaciones que hizo Cristina Camaño, interventora de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia), por espionaje durante su gobierno. No solo en la vigilancia ilegal a los familiares de las víctimas del Ara San Juan; en paralelo a esta causa, en noviembre de 2020 la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia le ordenó a la jueza Marta Yáñez que investigara la responsabilidad de Macri y Oscar Aguad en el hundimiento del submarino.

La impunidad de la que goza el expresidente argentino demuestra que no somos todos iguales ante la Ley. Mauricio Macri, que con prepotencia exigía cárcel para los “corruptos”, ahora se niega a presentarse a la justicia. Un gesto que deja al descubierto su cobardía. Sin poder, Mauricio Macri teme las consecuencias de sus delitos. 

Mauricio Macri, de la prepotencia a la cobardía