viernes. 19.04.2024

Allá por el lejano 2019 donde no había una guerra en las puertas de Europa ni habíamos pasado por una pandemia que nos encerró en casa durante un largo tiempo, escribí un artículo sobre el impacto de la diáspora en los programas electorales.

En 2019 acabábamos de pasar de los 2.5 millones de españoles registrados en el padrón exterior y en enero de 2023 ya llegamos casi a los 2.8 millones con un salto aun mayor que se espera en los dos próximos años de la mano de las nacionalidades recuperadas o conseguidas por descendientes gracias a la Ley de Memoria Democrática.

Estos datos constatan dos hechos importantes:

Primero, un crecimiento continuo de la provincia exterior y segundo, la importancia del tamaño de la misma, siendo la tercera provincia en número de población en nuestro país.

Parece que, a pesar de ambos datos, la ignorancia sobre los problemas de quien vivimos fuera es compartida por partidos y ciudadanía, y no solo no se nos ha tenido en cuenta hasta ahora, sino que parece que la tendencia hacia la indiferencia es difícil de reducir.

Hay problemas que se han solucionado, como el voto exterior, pero las soluciones no funcionan igual para la población que vive en Europa o para quien vive en países con sistemas postales precarios o inexistentes o simplemente al otro lado del mundo.

En 2019 acabábamos de pasar de los 2.5 millones de españoles registrados en el padrón exterior y en enero de 2023 ya llegamos casi a los 2.8 millones

En 2019 ya decía algo que puede repetirse con las elecciones del 23 de julio: “quizás sea una primera vuelta replicando las elecciones de 2016, abocándonos a un nuevo Gobierno débil, que dependa de mantener contentos o bien, a varios grupos minoritarios y regionales, o a una ultra derecha a la que la palabra emigrante le parece un insulto”…y la segunda opción ya no parece que sea una posibilidad tan remota, por desgracia.

Espero confundirme, pero puede que la participación desde el exterior no vaya a tener ningún efecto y no lo tendrá hasta que se ponga encima de la mesa la circunscripción exterior

Con los programas electorales a la vista ya podemos ver plasmadas nuestras expectativas de lo que unos u otros harán por la ciudadanía en el exterior:

Por parte del PSOE se explica el trabajo ya hecho, y la derogación del voto rogado que obtuvo apoyo masivo en el arco parlamentario.

También sacan pecho con la ampliación de los supuestos de adquisición de nacionalidad para los descendientes de españoles y españolas en el exterior a través de la Disposición Adicional 7ª de la Ley de Memoria Democrática…pero agua pasada no mueve molino y en el programa los principales puntos a destacar son:

• Ampliación del reconocimiento de la nacionalidad española a los descendientes en el exterior dotando de más recursos materiales y humanos a nuestras oficinas consulares.

• Promover la aprobación de una Ley de Nacionalidad que regule los derechos de ciudadanía de los españoles y españolas en el exterior, tal como proponen desde la Comisión de Derechos Civiles y Participación del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE).

El programa del PSOE es el que incluye un mayor número de propuestas en su programa electoral con la emigración como objetivo

• Creación de un Plan Estratégico de ciudadanía en el Exterior y Personas Retornadas, incidiendo especialmente en las áreas sanitarias, educativa, sociales y culturales.

• Recuperar el Sistema Sanitario Universal, derogando la retirada de la tarjeta sanitaria a los 90 días y promover convenios bilaterales para proporcionar cobertura sanitaria.

• Dotar a los Consejos de Residentes Españoles en Exterior de medio materiales y financieros.

• Adoptar los recursos de la Administración electrónica, que facilite la realización telemática de trámites.

• Establecer un Plan Estratégico de Retorno que recoja medidas socio-laborales para facilitar el retorno y la inserción de españoles y españolas procedentes del exterior.

• Crear Programas de Talento Investigador y Talento Profesional orientado al retorno de jóvenes investigadores, personal directivo y técnico joven, en colaboración con Universidades y empresas inclusivas en conocimiento.

• Reforzar la atención a la ciudadanía española en el exterior a través de la Red de Consulados y Embajadas de España, avanzando en el Plan de Digitalización de los servicios consulares y dotando a los Consulados de refuerzos e instrumentos que permitan que la ciudadanía española en el exterior vea atendidas sus necesidades.

• Completar el Acuerdo de Doble Nacionalidad entre España y Rumanía, y el Acuerdo de Doble Nacionalidad entre España e Italia…Aquí mi duda es ¿por qué no se amplía al resto de países socios de la UE o aliados históricos como Reino Unido?

Este programa es el que incluye un mayor número de propuestas en su programa electoral con la emigración como objetivo y me congratula ver que la propuesta elaborada en junio por la comisión que presido en el CGCEE se incluye en su programa electoral.

El Partido Popular también incluye medidas en su programa “Un proyecto al servicio de un gran país”.

En su punto 6 tratan sobre la “atracción de talento internacional” e incluyen unas líneas sobre la ciudadanía en el exterior:

“Este nuevo programa se complementará con medidas decididas para el retorno de los españoles en el exterior, muchos de los cuales dejaron España por falta de oportunidades y desean volver cuando su país se las empiece a brindar.”

En el punto 121 proponen abrir fórmulas para atraer talento sanitario del exterior y para ello explican que: “Agilizaremos la convalidación de titulaciones extranjeras” …parte de este trabajo ya se esta llevando a cabo en estos momentos. 

También incluyen propuesta sobre servicios consulares:

“España debe potenciar su servicio exterior para cubrir satisfactoriamente las necesidades de sus nacionales en el exterior. El refuerzo de nuestras capacidades consulares será, por tanto, una prioridad de nuestra acción exterior.”

En su propuesta 344 se propone el derecho de opción a la nacionalidad española “garantizado por una ley de Acceso a la Nacionalidad de los Nietos reformada. Para atender esta demanda también se hace necesario el refuerzo de los Consulados encargados de la tramitación de los expedientes de nacionalidad” … no me queda claro si su propuesta llegará a tener en cuenta la propuesta del CGCEE en esta materia como si ha hecho el PSOE.

Las propuestas de Feijoo no llegan ni en la cantidad ni en nivel de compromiso y el problema es el lastre que supondría su cogobierno con una ultraderecha que no proponen nada

En su propuesta 345 prometen que “ampliaremos plantilla y mejoraremos los medios de la red, incluyendo la digitalización del registro civil consular y el aumento de los procedimientos telemáticos. Reforzaremos la Unidad de Emergencia Consular del Ministerio de Asuntos Exteriores, mediante la creación de una centralita o call center 24h con número único para canalizar llamadas de emergencia consular desde cualquier lugar del mundo.”

Las propuestas de Núñez Feijoo no llegan ni en la cantidad ni en el nivel de compromiso que proponen desde el PSOE y el problema es el lastre que supondría su cogobierno con una ultraderecha que no proponen nada y que me temo que obligará al PP a centrarse en otros temas.

El partido de la ultraderecha se enroca con su obsesión sobre los inmigrantes y de los emigrantes solo se entreve que su única propuesta será: “exigiremos, como ya hemos hecho a nivel regional, la eliminación de todos los organismos autonómicos y locales de acción exterior y ayuda a la cooperación internacional.” … aportar o construir: nada de nada.

Finalmente SUMAR propone:

Un servicio exterior moderno y democrático:

• Impulsando “una hoja de ruta ciudadana en materia de acción exterior para fortalecer la conexión entre la sociedad civil y nuestro servicio exterior.”

• “Democratizar la carrera diplomática con un sistema de becas para reflejar plenamente la diversidad existente en la sociedad española.”

Y en su punto 35 se centran en la “protección de la ciudadanía española en el exterior.”

• “Reforzando la red consular y de extranjería con la ampliación de su plantilla y actualizaremos los salarios y el Acuerdo de Condiciones de Trabajo Administración-Sindicatos de 2008 para el personal laboral en el exterior.”

• Pondrán “en marcha una política de diáspora integral, hasta ahora ausente, hacia los españoles residentes en el extranjero, que conlleve el pleno respeto y la promoción de los derechos recogidos en el Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior, incluyendo vías para seguir facilitando el voto en el exterior tras eliminación del voto rogado, asegurando que toda la ciudadanía que solicite el voto como ERTA y se encuentre registrado como CERA en otra demarcación consular no vea impedida su derecho al voto; consolidar la transformación digital de los servicios consulares; compatibilizar la asistencia sanitaria en el extranjero con la asistencia en España o aumentar la oferta de clases de lengua y cultura española a la comunidad en el exterior.”

El sentido de mi voto no es tan claro como en otras ocasiones, pero la necesidad y sentimiento de obligación de votar es la mayor en mi vida

• Estudiaremos la creación de una circunscripción electoral exterior para ensanchar la democracia española más allá de nuestras fronteras, con una representación política proporcional a su número.

Hay un esfuerzo en mejorar procedimientos, salarios, entrada en la diplomacia, mejorar el voto, pero hay muchos más problemas que sufre la diáspora y lamento que solo nos traduzcan en tres párrafos en su programa electoral… y de nacionalidad no nos comentan ningún compromiso a pesar de haber compartido con el partido nuestra propuesta de Reforma del Código Civil en esta materia.

Ante estos datos, muchos se conformarán con visitas de algunos gerifaltes de la política española que ya han ido visitando el exterior y seguirán haciendo en las próximas dos semanas, sin darse cuenta de todo lo que falta en sus programas electorales, como para creer que ya nos tienen en cuenta.

En 2019 preguntaba “¿se imaginan que provincias como Sevilla, Valencia, Bilbao, o muchas otras no tuvieran un solo representante en las listas de los partidos políticos?”

... y 4 años después seguimos en las mismas.

La crítica hacia nuestros políticos se ha de hacer con datos y con programas electorales de la mano. Los programas nos hacen conocer su intención y dejan claro la importancia que dan a unos u otros aspectos y nos indican claramente que hay un partido que no moverá un dedo por la provincia exterior.

Los otros 3 partidos pueden ser más o menos receptivos, pero las combinaciones de posibles gobiernos nos ofrecen una posibilidad que haga que sigamos recuperando derechos o bien otra posibilidad que, con el lastre de la extrema derecha, nos aboquen a cuatro años perdidos.

El sentido de mi voto no es tan claro como en otras ocasiones, pero la necesidad y sentimiento de obligación de votar es la mayor en mi vida.

¿Queremos que 2024 sea futuro o nos da igual si volvemos al pasado?

Las programas electorales y el impacto en los emigrantes