jueves. 18.04.2024
 

El ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, ha mantenido una conversación telefónica con la secretaria de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, y el asesor diplomático de la Presidencia francesa, Emmanuel Bonne, para realizar un intercambio de opiniones sobre la situación en torno a Ucrania y expresar la postura de su país al respecto.

En sus declaraciones, resumidas en la página oficial de la Cancillería china, Wang señaló que Pekín "aboga firmemente por respetar y salvaguardar la soberanía y la integridad territorial de todos los países y acatar con seriedad los propósitos y principios de la Carta de la ONU."

Wang Yi  enfatizó que su país considera que, debido a "las cinco rondas consecutivas de expansión de la OTAN hacia el este, las legítimas demandas de seguridad de Rusia deben tomarse en serio y abordarse adecuadamente".

"China aboga por un concepto de seguridad común, integral, cooperativo y sostenible. Se cree que la seguridad de un país no puede ser a expensas de comprometer la seguridad de otros países, y la seguridad regional no puede garantizarse mediante el fortalecimiento o incluso la expansión de grupos militares", declaró Wang. "Deben respetarse las legítimas preocupaciones de seguridad de los Estados", reiteró. 

Asimismo, el ministro hizo un llamamiento a que "todas las partes ejerzan la moderación necesaria para evitar que la situación en Ucrania empeore o incluso se salga de control", señalando la importancia de "garantizar" la seguridad de los civiles "de manera efectiva, especialmente para prevenir crisis humanitarias a gran escala".

Wang comunicó que Pekín "apoya y alienta todos los esfuerzos diplomáticos que conducen a una solución pacífica de la crisis de Ucrania" e insta a Moscú y a Kiev a iniciar negociaciones "lo antes posible". "China también apoya el diálogo igualitario entre la Unión Europea y Rusia" con la finalidad de abordar "cuestiones de seguridad europea" y "formar un mecanismo (...) equilibrado, eficaz y sostenible".

Por otra parte, el diplomático enfatizó que China "siempre ha desaprobado las resoluciones del Consejo de Seguridad" por autorizar el "uso de la fuerza y las sanciones". "La parte china cree que el Consejo de Seguridad de la ONU debe desempeñar un papel constructivo en la solución del problema de Ucrania y debe centrarse en la paz y la estabilidad regionales y la seguridad general de todos los países", expresó.

De acuerdo a sus palabras, las medidas que adopta el organismo "deberían enfriar las tensiones en lugar de avivarlas, y deberían facilitar una solución diplomática en lugar de una mayor escalada". 

RESOLUCIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU

China, junto a la India y Emiratos Árabes Unidos se ha abstenido en la votación de la resolución de condena a la ofensiva rusa en Ucrania votada en el Consejo de Seguridad de la ONU. La resolución ha sido aprobada por 11 votos a favor, 1 en contra Rusia y tres abstenciones.

El documento pedía a la Federación de Rusia “el cese inmediato del uso de la fuerza contra Ucrania y que se abstuviera de toda nueva amenaza o uso ilegal de la fuerza contra cualquier Estado miembro de las Naciones Unidas”.

También exigía que Rusia retirase inmediata, total e incondicionalmente todas sus fuerzas militares del territorio de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas, y reafirmaba el compromiso del Consejo de Seguridad con la soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas.

La resolución, que se producía bajo el capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas que permite al Consejo tomar las medidas necesarias para restablecer la paz y la seguridad, incluido el uso de la fuerza militar, obtuvo el voto a favor de Albania, Brasil, Gabón, Ghana, Kenia, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Irlanda, México y Noruega

El voto negativo de cualquiera de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia, las cinco potencias nucleares- significa de hecho el veto sobre la resolución, lo que impide que el Consejo de Seguridad pueda actuar en los términos en que se solicitaba en el texto.

El documento condenaba también la decisión de Rusia de reconocer las regiones ucranianas de Donetsk y Luhansk y le exigía revertirla.

China: "Las legítimas demandas de seguridad de Rusia deben tomarse en serio y abordarse...