sábado. 20.04.2024
LA CES PRESENTA EN EL CONGRESO SUS PROPUESTAS

Sindicatos europeos alientan el debate electoral del 25M con un ambicioso plan de inversiones

CCOO y UGT debatieron en el Congreso sobre el futuro de Europa con representantes del PP, PSOE, UPyD e IU. Los dirigentes sindicales plantearon a los candidatos las propuestas de la Confederación Europea de Sindicatos con un plan de inversiones para crear 11 millones de empleos

Reunion congreso250
Reunión en el Congreso de los Diputados.

En los últimos meses el movimiento sindical europeo, con la Confederación Europea de Sindicatos (CES) al frente, ha venido desarrollando una intensa campaña de información en todos los países de la UE para dar a conocer a Gobiernos e instituciones europeas su propuesta de Plan de inversiones para el crecimiento, el empleo y la cohesión social, que permitiría crear 11 millones de puestos de trabajo en 10 años. “Un nuevo Plan Marshall para el siglo XXI –en palabras del secretario general de CCOO y presidente de la CES, Ignacio Fernández Toxo– como alternativa a las fracasadas políticas de austeridad que sólo han servido para aumentar las desigualdades, el desempleo (27 millones de personas en paro en la UE, de ellas casi 6 millones en España), privatizar servicios públicos y recortar derechos, salarios, pensiones y prestaciones sociales”.

Dentro de la ronda de encuentros que está llevando a cabo la CES se enmarca la reunión celebrada el pasado 30 de abril con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy; así como el encuentro en el Congreso de los Diputados que los sindicatos celebraron este jueves con representantes del PP, PSOE, UPyD e IU, los cuatro de ámbito nacional. Un acto organizado por la Secretaría Confederal de Internacional y Cooperación de CCOO, conjuntamente con UGT, en el que se invitó a los representantes políticos a que se pronuncien sobre las propuestas de los sindicatos europeos contenidas en el plan de inversiones y el manifiesto de la CES.

Los sindicatos defienden que tienen alternativas para impulsar el crecimiento, combatir el paro y construir una Europa más justa y social. Así lo expusieron los responsables de Internacional de CCOO y UGT, Monserrat Mir y Manuel Bonmati respectivamente. Los representantes sindicales emplazaron a los representantes políticos a pronunciarse sobre la situación actual tras las políticas de ajuste llevadas a cabo en la Unión Europea en los últimos años de crisis económica.

En general, todos los dirigentes políticos se mostraron receptivos a las propuestas de la CES, que se presentan en plena campaña para las elecciones europeas del próximo 25 de mayo, sin bien ninguno supo aclarar si éstas pueden ser compatibles con la senda de la austeridad.

Pablo Zalba (PP) justificó los recortes por el “endeudamiento excesivo y la irresponsabilidad fiscal de algunos países de la UE”, si bien reconoció que el plan de inversiones de la CES es un buen instrumento para incentivar el debate sobre la necesidad de un cambio de rumbo en Europa.

Enrique Guerrero (PSOE) dijo compartir el diagnóstico de los sindicatos europeos y manifestó la necesidad de “cambiar las políticas y apostar por la cohesión social”. En este sentido, recordó que los socialistas europeos (sin olvidar que existen reticencias por parte de algún sector, principalmente en Alemania y Francia) apuestan por un ‘plan Marshall’ para Europa que invierta en infraestructuras, energía y servicios públicos, como principales yacimientos de empleo.

Sosa Wagner, actual eurodiputado de UPyD aseguró que “sin solidaridad no hay Europa” y denunció la brecha cada vez mayor entre ricos y pobres. También alertó de que el desempleo y el envejecimiento son dos bombas de relojería cara al futuro de la UE. Asimismo propuso poner la mirada en la economía verde como otro de los yacimientos de empleo del futuro.

Paloma López, número dos de IU a las elecciones europeas y exsecretaria de Empleo de CCOO, afirmó que con la austeridad no se crea empleo y abogó por recuperar tres pilares, a su juicio, básicos que se han derrumbado: la solidaridad, la cooperación y la cohesión social. También defendió la necesidad de cambiar el modelo productivo y trabajar por la reindustralización.

Los dirigentes políticos también reconocieron el papel que juegan y deben seguir jugando los sindicatos en el proceso de construcción europea e hicieron un llamamiento al voto el 25M para frenar el avance de la ultraderecha en Europa.

Tras este debate, la pregunta que queda en el aire es si las propuestas de la CES son compatibles con las políticas de austeridad, una incógnita a la que se dará respuesta tras los comicios a la espera de que el arco parlamentario de la Eurocámara vire hacia aquellas fuerzas políticas que están defendiendo un cambio de rumbo.

Plan para la inversión, el crecimiento sostenible y empleos de calidad

Bajo el lema “Un nuevo rumbo para Europa” la Confederación Europea de Sindicatos viene desarrollando una campaña que tiene como objetivo denunciar las políticas de austeridad aplicadas hasta el momento como único instrumento para salir de la crisis. Seis años después de que se diagnosticara oficialmente la crisis y cinco desde que en diciembre de 2009 el Gobierno griego adoptase las primeras medidas de austeridad, el presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, manifestó recientemente que “la crisis en la economía real no ha terminado”, y eso a pesar de que algunos Gobiernos, como el español, celebren el fin de la recesión como si aquí ya no pasase nada.

Los altísimos niveles de paro; el deterioro de los sistemas de protección social; las privatizaciones de los servicios públicos; los recortes en los salarios y las pensiones, están teniendo consecuencias devastadoras para los trabajadores y trabajadoras. La movilidad ya no es una opción que los trabajadores elijan libremente, sino algo a lo que se ven abocados; la única posibilidad de salir adelante. El dumping social se ve extremadamente favorecido por las políticas neoliberales. El trabajo precario es la única alternativa para miles de personas. También ha aumentado el trabajo sumergido.

En este contexto, la CES se planteó la necesidad de elaborar una alternativa propia, que incluyese un plan de recuperación a largo plazo basado en la democracia, la solidaridad, la estabilidad y la competitividad. Así, el pasado mes de noviembre, se adoptó el Plan para la inversión, el crecimiento sostenible y empleos de calidad, más conocido como plan de inversiones de la CES.

•   Con el objetivo de revertir la situación creada por las políticas de devaluación interna de consecuencias tan negativas, la CES apuesta por la cooperación reforzada, para lo que propone varias medidas, entre ellas: la cooperación en torno al fraude fiscal, la evasión de impuestos y los paraísos fiscales; la reforma del mercado financiero; mayor cooperación entre las Administraciones para promover servicios públicos de calidad; la implicación de los agentes sociales en el diálogo social, la negociación colectiva y, particularmente, en el proceso de gobernanza económica; y la promoción, respeto y ampliación de las normas sociales europeas.

•  La CES también propone medidas específicas para estabilizar las economías de los países con mayores dificultades y reclama que el presupuesto de la UE y especialmente los fondos estructurales se destinen a apoyar el crecimiento sostenible, la inversión y los empleos decentes. Asimismo, se exige un objetivo de inversión de un 2% adicional del PIB de la UE por año durante un periodo de 10 años.

• De cara a la financiación de futuras inversiones, la propuesta de la CES plantea la necesidad de una mayor contribución de los países y grupos más ricos y económicamente más fuertes. A pesar de que el plan debería estar abierto a todos los países de la UE, las inversiones sólo estarían destinadas a aquellos que contribuyan a su financiación.

• El plan de la CES propone también una serie de orientaciones para la inversión entre las que se incluyen la transformación de la energía; la red y la infraestructura de transporte; la educación y la formación; el futuro industrial; servicios públicos y privados; infraestructuras y viviendas para las personas mayores; viviendas sociales y promoción de una gestión sostenible del agua.

• Para la gestión del plan, la CES sugiere el establecimiento de una institución europea que permita el acceso a la financiación en el conjunto de la UE y tenga capacidad para emitir eurobonos. Desde la CES se proponen dos opciones: el uso de alguna institución ya existente, como el Banco Europeo de Inversiones (BEI), y la creación de un nuevo órgano diseñado por los Estados miembros, el Parlamento Europeo y la Comisión Europea.  En ambos casos sería fundamental garantizar el control democrático sobre la orientación política y la supervisión del plan de recuperación y asegurar su coordinación. Los sindicatos deben formar parte de este sistema de control.

• La CES propone una serie de medidas concretas en relación a la financiación del plan, que van desde el establecimiento de un capital social inicial aportado por los Estados que podría proceder en parte, de los ingresos procedentes del Impuesto sobre las Transacciones Financieras, hasta el establecimiento de un impuesto único sobre la riqueza.

• Según las previsiones de la CES, la aplicación del plan de inversión tendría como consecuencia la creación de 11 millones de nuevos puestos de trabajo, de calidad a tiempo completo.

La CES propone medidas específicas para estabilizar las economías de los países con mayores dificultades y reclama que el presupuesto de la UE y especialmente los fondos estructurales se destinen a apoyar el crecimiento sostenible, la inversión y los empleos decentes. Asimismo, se exige un objetivo de inversión de un 2% adicional del PIB de la UE por año durante un periodo de 10 años.

La campaña de la CES prevé acciones en el ámbito europeo y otras que se desarrollarán por los sindicatos en cada país. En este sentido, la Secretaría Confederal de Internacional y Cooperación de CCOO ha organizado, conjuntamente con UGT, un encuentro con candidatos españoles al Parlamento Europeo en el que se invitará a los representantes políticos a que se pronuncien en relación a las propuestas de los sindicatos europeos contenidas en el Plan de Inversiones y el Manifiesto de la CES.

Sindicatos europeos alientan el debate electoral del 25M con un ambicioso plan de...