#TEMP
lunes. 04.07.2022

El voto vergonzante

Hay dos aspectos, que han destacado de forma muy visible, la utilización del llamado voto del miedo y el denominado voto útil.

Un pueblo que elige a corruptos no es víctima, es cómplice”. Anónimo


He dejado pasar un tiempo desde que se celebraron las últimas elecciones, para así tomar un poco de distancia y poder analizar con la cabeza fría.

Uno de los aspectos que me ha llamado la atención con respecto al Partido Popular, es el aumento de su voto con 700.000 electores más, lo que le ha permitido volver a ganar las elecciones y ser alternativa de poder, aún estando muy lejos de la mayoría absoluta.

Hay dos aspectos, que han destacado de forma muy visible, la utilización del llamado voto del miedo y el denominado voto útil.

La utilización del simplón discurso del miedo al grito de “que viene los malos y nosotros somos los buenos”, que tanto ha usado de forma eficaz Rajoy, da muestras de la escasa capacidad mental de alguno de nuestros dirigentes. Me produce una profunda repulsa, porque es el intento de coartar la libertad, que como personas tenemos.

Su obsceno discurso del miedo, se basaba en un principio muy simple, votarme a mí que ya sabéis que soy muy bueno, porque si no vendrán los malos (entiéndase Podemos). Nos recuerda a los viejos tiempos del franquismo y del macartismo norteamericano. Estos viejos tic franquistas y reaccionarios, parecen muy anclados en el Partido Popular y en Rajoy. Este tipo de discurso debería inhabilitarle como representante político.

El otro aspecto que me ha llamado la atención es el llamado voto útil, tan usado por el PP como por el PSOE, consecuencia de una ley electoral tan poco democrática como la que tenemos, que ambos partidos apoyan y se niegan a cambiarla, porque se benefician. De esta forma pueden impedir cualquier cambio político por muy necesario que sea.

fayanas1

La utilización del voto útil lo hemos visto hasta la extenuación por parte del Partido Popular, siendo el más perjudicado Ciudadanos, porque con el grito de “vienen los malos”, deberían concentrar todos los votos en el PP. Es evidente, que la estrategia ha funcionado. El triunfo de esta teoría nos muestra la falta de madurez y de cultura democrática de amplias capas de la población, que se deja influir con mensajes tan burdos y torticeros.

¿Por qué tiene miedo el PP a la libertad de pensamiento?

El uso de voto del miedo y el voto útil significa cercenar la libertad de pensamiento a millones de personas para así obtener un rédito político, que desde el punto de legal es lícito, pero desde el punto de vista ético y moral es un escándalo.

fayanás2

Mahatma Ghandi dice: “Más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar por la mentira”.

Señores dirigentes del PP empiecen a entender que la libertad es uno de los derechos fundamentales elementales que como seres humanos y ciudadanos que somos, tenemos. Su práctica electoral se basa en cercenar esta libertad.

Otro de los aspectos que llama la atención respecto al PP es el llamado “voto vergonzante”. En el último programa del Intermedio, se entrevistaban a personas del barrio de Salamanca, habitual granero electoral del PP, algunas personas decían que habían votado al PP de forma vergonzante, tapándose la nariz y les había producido acidez de estómago pues lo consideran un partido de corruptos ¿Por qué entonces les votan?

Un sábado presanferminero comíamos sesenta personas. En Navarra, el tándem UPN/PP han obtenido el 33% de los votos, es decir al menos veinte habían votado al PP. Sin embargo, nadie les había votado ¿Cómo es posible? En mi instituto, siendo unas setenta personas, nadie ha votado el PP. Nadie les vota y sin embargo sacan el 33% de los votos. ¿Qué sucede?

fayanas3

Usted votante del PP, que además ha ganado las elecciones y deberían sentirse orgullosos de estar en la opción ganadora ¿Por qué se callan? ¿No se sienten orgullosos del PP? Deberían expresar la alegría por dicho triunfo, sin embargo, la respuesta es el silencio o la mentira.

Como dice Frank Serpico “La lucha por la justicia contra la corrupción no es fácil. Nunca ha sido y nunca lo será. Se cobra un peaje en nosotros mismos, nuestras familias, nuestros amigos, y especialmente a nuestros niños. Al final, creo que, como en mi caso, el precio que pagamos es bien vale la pena aferrarse a nuestra dignidad”.

La mentira en cualquier país europeo significa la expulsión inmediata de la vida pública, sin embargo, en nuestro país no sólo no se castiga, sino que se premia con votos. Lean el programa que presentaron en 2011 y vean lo que han hecho. Hoy mentir en España tiene un gran rédito político, como vemos. Esto sólo les produce acidez a algunos votantes del PP, pero les votan.

Como vemos día a día, hay una cascada de sucesos de corrupción, en su mayoría por militantes del PP y no sólo se les castiga electoralmente, sino se les premia, para que sigan saqueando el país. Deben ustedes saber, que esa corrupción nos cuesta 40.000 millones de euros anualmente.

El Partido Popular se declara fundacionalmente un partido democristiano y el fundamento de toda su política se basa en los principios cristianos católicos. Recordemos que los diez mandamientos de la Santa Madre Iglesia son claros: no robaras, no mentiras. Sin embargo, la práctica diaria del PP es la mentira y la corrupción. Podemos afirmar que el PP no cumple estos mandamientos de obligado cumplimiento para los cristianos.

Muchos católicos votan al PP. Cada persona tiene libertad de voto, pero me preguntó ¿Cómo un católico puede votar la mentira y la corrupción? ¿Cuándo votan tienen la conciencia tranquila? Me gustaría que muchos de los católicos, que votan al PP nos lo explicaran ¿Por qué les votan? Quisiera, que se me aclarara, para así poder entender, que si son católicos, como votan a quien hace tabla rasa de los mandamientos de la Santa Madre Iglesia.

fayanas4

Saben que un gobierno que ha ganado las elecciones lo hace de forma legal, pero desde el punto de vista de la ética y moral cristiana no es admisible. Díganme ¿Por qué les votan? Necesito entender ese catolicismo parcial.

Para terminar, si queremos un país fuerte y grande, éste no se debe basar ni en la corrupción ni en la mentira, sino en la libertad, la igualdad y la justicia entre todas sus gentes, independientemente de sus creencias políticas y religiosas.

Como dice Georges Bernanos “El primer signo de la corrupción en una sociedad que todavía está viva es el fin que justifica los medios”.

El voto vergonzante
Comentarios