domingo 24/10/21

Una de Torquemadas e inquisidores

En Alicante, el que fuera feudo de Eduardo Zaplana, Rajoy y Camps mostraron su afecto mutuo en un mitin en el que el líder del PP escenificó su total respaldo al presidente valenciano, que sigue como imputado en la trama Gürtel.
> La campaña se contagia de la gripe
> La "niña" de Rajoy ya está crecidita
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. 24.05.2009

Mariano Rajoy está haciendo una campaña para unas elecciones Generales pese a que aún faltan tres años y pese a que de lo que se debe hablar es de Europa.

El PP ha vuelto al viejo argumento (viejo porque ya lo utilizaron en la legislatura pasada) de que la “soledad” del Gobierno socialista y la crisis económica obligarán a José Luis Rodríguez Zapatero a adelantar los comicios, como ya hiciera Felipe González, en 1996, recuerdan los populares. Tal es así que el 7-J se ha convertido en la antesala de la carrera hacia La Moncloa, la fecha en la que comenzará el sprint de Rajoy hacia la presidencia del Gobierno, como se encargó de destacar el presidente de la Generalitat valenciana.

Rajoy y Francisco Camps protagonizaron este domingo un gran mitin en Alicante el que fuera por excelencia feudo de Eduardo Zaplana- para escenificar su respaldo mutuo en medio de la polémica por la imputación del jefe del Consell en la trama de corrupción Gürtel.

El líder del PP devuelve así el favor a uno de los barones que más le apoyó en su reelección al frente del partido. Las muestras de afecto fueron mutuas. Mientras el valenciano alabó la perseverancia de Rajoy por mantener en la oposición “el pulso, la tensión y el compromiso”; el presidente del PP le respondió: “Paco estamos contigo como siempre y la historia será una historia feliz”.

Todos los intervinientes coincidieron en señalar la “campaña de acoso y derribo” contra Camps. El propio Rajoy llegó a defender al presidente valenciano frente a “los Torquemadas del siglo XXI”, frente a los de “mentalidad totalitaria”, frente a los “inquisidores crueles que no tienen razón ni corazón”, que “se van a llevar un berrinche porque vamos a ganar las elecciones”.

En el mitin también estuvo Federico Trillo, diputado por la provincia de Alicante; el número dos de Camps, Ricardo Costa, también imputado en al trama Gürtel; así como el presidente provincial, el zaplanista José Joaquín Ripoll. El que no coincidió en este mitin es Carlos Fabra, presidente de la diputación de Castellón.

Una de Torquemadas e inquisidores
Comentarios