#TEMP
viernes. 12.08.2022
Joan Coscubiela y Dolors Camats

El próximo domingo día 24, Joan Coscubiela será proclamado para encabezar la lista de ICV a las próximas elecciones al Congreso de los Diputados del día 20 de Noviembre. Será un acto ceremonial ya que Coscubiela es el único candidato que ha recogido los avales para presentarse a las primarias del partido ecosocialista.

Un hecho a destacar de la candidatura de Joan Coscubiela es la ilusión que ha llevado a importantes sectores de la izquierda social y política. No hay duda de que es el candidato de ICV pero que a la vez es un candidato que va más allá de ICV, en él se reconoce mucha gente de izquierdas hoy huérfana de alternativas.

La situación general de la izquierda en Cataluña no es demasiado alentadora, con alguna organización desgastada, desorientada y abatida por una acción de gobierno en el Estado difícil de asumir, y alguna otra organización que ha decidido recientemente renegar de la posición de izquierda que había defendido en los últimos tiempos.

Es en esta situación en la que la izquierda en Cataluña precisaba de un revulsivo cuando se presenta la posibilidad de que la candidatura de ICV pueda ser encabezada por en Coscubiela.

El secretario durante 13 años de CCOO de Cataluña, ahora ex secretario, es una persona bastante conocida en el ámbito social y político de la izquierda y también en los ajenos a ella. Nadie cuestiona sus capacidades y convicciones ni su experiencia. Hay que decir que como representante de la mayor organización sindical y social de Cataluña ha sido interlocutor privilegiado de tres de los últimos Presidentes de la Generalidad, Pujol, Maragall y Montilla, que saben de su persistencia y capacidad negociadora.

Joan Coscubiela sale de la raíz política del PSUC, hace suyas sus luchas por las reivindicaciones de los derechos sociales propios del siglo XX, y las enlaza con las reivindicaciones de la economía de la sostenibilidad y el respeto al medio natural propias del siglo XXI, al tiempo que defiende el catalanismo popular inclusivo derivado del legado que CCOO y el PSUC defendieron, muchas veces en solitario durante los años de la dictadura.

Hoy en Cataluña no hay duda de que en el actual momento de crisis económica y también social y política es un candidato ideal para una formación como ICV y una persona con una tradición de quehacer unitario imprescindible para llevar a cabo satisfactoriamente la necesaria coalición entre ICV y EUiA en el ámbito de Cataluña.

La candidatura de Joan Coscubiela es a la vez un refuerzo de la propia imagen de ICV. Una organización que ha sabido renovar su discurso y dispone de una dirección capaz y renovada, pero que dispone de suficiente capital en su interno como el que puede representar la figura del candidato a las elecciones del 20N.

Es evidente que es difícil que nadie disponga de un mejor cabeza de cartel electoral que ICV, para representar el voto de la izquierda transformadora, para dirigirse al mundo de la izquierda, los trabajadores, del nacionalismo de izquierdas dicho en palabras del candidato del "catalanismo popular", y los que luchan por la defensa del medio ambiente.

Y un candidato que tiene fuertes relaciones con la izquierda social del estado a través de la militancia y la convivencia en los Órganos de dirección de la CS de CCOO de España, que le han permitido no sólo establecer relaciones sólidas, sino participar en negociaciones estatales como algunas vinculadas a reformas para garantizar la viabilidad de la Seguridad Social. También para defender la particularidad e independencia de la Comisión Obrera Nacional de Cataluña y ayudando a hacer de la Confederación una de las organizaciones más abiertas y democráticas, como lo demostraron con el relevo del anterior secretario general en el último Congreso Confederal.

En estos momentos de indignación, de abstencionismo y de desorientación, hay que recuperar el valor y el papel de la POLITICA EN MAYUSCULAS, la que se hace con la lucha, sea en las movilizaciones en la calle o en los centros de trabajo, pero también la que alza la voz en las instituciones. Y esta es la propuesta, la apuesta cierta que hace ICV con su cabeza de cartel. La de llevar la voz de la ciudadanía de izquierdas de Cataluña en el Congreso, la voz de los miles y miles de hombres y mujeres de izquierdas, defensores de una Cataluña social e inclusiva, de una Cataluña que defiende sus derechos ya la vez es solidaria, de una Cataluña que quiere que se defienda el medio, aquí y todo, potenciando un desarrollo económico diferente donde los valores de la sostenibilidad sean centrales y no un añadido.

La izquierda hoy en Cataluña tiene una opción sólida de voto.

Un candidato para la izquierda en Cataluña
Comentarios