#TEMP
lunes 16/5/22

Trillo a Bermejo: “Dimita usted antes de que alguien le cuelgue como trofeo”

Así se ha dirigido el diputado del PP, Federico Trillo, al ministro de Justicia, durante la Sesión de Control al Gobierno. La famosa cacería del ministro de Bermejo y el juez Garzón durante el fin de semana en el que se destapó la presunta trama de corrupción, ha sido el tema estrella. También se ha hablado de las propuestas para abaratar el despido y Zapatero ha asegurado que no propiciará ni apoyará una reforma del mercado laboral que contemple esa medida.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 18.2.2009

El PP ya lo había anunciado y ha cumplido su promesa: Mariano Rajoy ha abierto el fuego reclamado la dimisión de Mariano Fernández Bermejo por la cacería que ha calificado de “bochornosa”. Incluso, en su interpelación al presidente del Gobierno, ha llegado a decirle a Zapatero que si no cesa al titular de Justicia estará siendo su cómplice, “se convertirá ha dicho el líder del primer partido de la oposición- en el propio Fernández Bermejo”.

El presidente del Ejecutivo le ha replicado que "bochornosos y deleznables" son otros asuntos publicados en la prensa en las últimas semanas, en alusión velada a los supuestos casos de corrupción y de espionajes, y ha reprochado a Rajoy que acusa al Congreso a plantear los problemas de su propio partido y no los de los españoles: "Usted viene aquí a plantear, no los problemas de los españoles, sino su problemas que no sabe o no puede resolver", le ha espetado Zapatero.

MATIZACIONES A MAFO

Por otra parte, el presidente del Gobiern ha admitido que malinterpretó las palabras del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, al hablar del despido, y ha asegurado que no propiciará ni apoyará ninguna reforma del mercado de trabajo que pretenda abaratar el despido o rebajar los derechos de los trabajadores.

"Es más, lo que queremos es fortalecer la protección social de los trabajadores en una situación de desempleo", ha respondido Zapatero al diputado del IU Gaspar Llamazares, tras explicar que lo que hizo Fernández Ordóñez fue hablar de la necesidad de reformar las instituciones laborales. "Entendí que se había producido una afirmación contundente sobre lo que podía ser el coste del despido", ha reconocido el jefe del Ejecutivo, quien sin embargo, ha aclarado que la lectura de la conferencia tiene algunos matices, ya que Fernández Ordóñez habló de la necesidad de buscar fórmulas que permitan aumentar la productividad, reducir la cifra de desempleo y mejorar los salarios de los trabajadores.

Además, ha asegurado que Fernández Ordóñez dijo "expresamente" que el debate que plantea la institución que dirige está "totalmente alejado" del que defienden aquellos que pretenden reducir dicho debate a si se debe o no abaratar el despido.

Zapatero ha recordado que la posición el Gobierno y del Partido Socialista "es clara" y se centra en trabajar para llegar a un acuerdo en el marco del diálogo social con dos objetivos: fortalecer la protección por desempleo e incorporar nuevas medidas de estímulo al empleo, centradas, sobre todo, en capitalizar prestaciones por desempleo e incentivar el contrato a tiempo parcial. "Esa es la línea de trabajo, ahora bien, no me pida señor Llamazares que la gente no exprese sus opiniones con una cierta libertad", ha indicado el jefe del Ejecutivo, quien ha asegurado que debería producir "cierta tranquilidad" que haya responsables institucionales, como el gobernador del Banco de España, que expresen sus opiniones. "Yo no exijo fidelidad en el pensamiento, me parece que eso forma parte de otros modelos de trabajo político, yo lo que exijo es cualificación y competencia", ha añadido.

LA “AGITACIÓN” DE LA PATRONAL

Llamazares no se ha dado por satisfecho con las explicaciones del presidente y ha insistido en que "lo peor de todo" es que Fernández Ordóñez no está solo en su campaña para abaratar el despido, sino que el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, "ha venido a defenderle", mientras el vicepresidente económico, Pedro Solbes, "le comprende" y el presidente del Gobierno "intenta explicarle". "Ustedes son los responsables de la agitación de la patronal", ha denunciado Llamazares, tras criticar al Ejecutivo por intentar ser a la vez oposición y Gobierno. "No pueden amenazar con la derecha y pasar la mano con la izquierda, no pueden ser los sindicatos y la patronal al mismo tiempo. Eso no es saludable desde el punto de vista democrático, es totalizador", ha aseverado.

Finalmente, ha invitado al presidente a "aclarase" y a empezar a trabajar en busca del acuerdo y la concertación para desarrollar las medidas necesarias con estas palabras: "Necesitamos un Gobierno que gobierne y que sea capaz de concertar, de negociar y acordar. Ustedes no son un club de debate, ni animadores socioculturales, deje eso para otros".

Trillo a Bermejo: “Dimita usted antes de que alguien le cuelgue como trofeo”
Comentarios