#TEMP
lunes. 15.08.2022
MADRID ARENA

Tomás Gómez y Lissavetzky piden la dimisión de Botella tras las imputaciones

Ambos dirigentes piden la dimisión de la alcaldesa tras la imputación hoy de varios cargos del consistorio con motivo del caso Madrid Arena.

La alcaldesa ha tenido que cambiar a más de la mitad de su gobierno y toda la cúpula de Seguridad de Botella ha sido imputada

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha exigido hoy la dimisión de la alcaldesa Ana Botella porque “no tiene ni la capacidad ni la legitimidad para dirigir una ciudad como Madrid y responder a los auténticos problemas de los madrileños”. Tras las nuevas decisiones judiciales en el caso Madrid Arena, concluye Lissavetzky que “toda la cúpula de seguridad de Ana Botella ha sido imputada” y que, después de haber cambiado a “más del 50% de su gobierno”, el Ayuntamiento vive una “situación insostenible, un desorden institucional como nunca se ha vivido aquí desde la moción de censura que se hizo a Juan Barranco”.

El gobierno municipal no está atendiendo a los verdaderos problemas de Madrid, como el paro, que afecta a más de 300.000 ciudadanos

En una conferencia de prensa junto al secretario general del PSM, Tomás Gómez, el portavoz socialista ha evidenciado que –en los últimos meses-, Ana Botella se ha visto obligada a cambiar a más del 50% de su equipo municipal. A ello, ahora se añade la imputación de la ex concejala delegada de seguridad, Fátima Nuñez; del inspector jefe del cuerpo de policía municipal, Emilio Monteagudo, y del actual delegado de Medioambiente y Movilidad, Antonio de Guindos, responsable también de seguridad en el momento de la tragedia. Sobre este último, Lissavetzky ha recordado que, en respuesta a sus preguntas en la comisión que investigó el caso, De Guindos señaló que no tenía ningún apego al cargo y que solo dimitiría si se lo pedía la regidora o era imputado. “Espero que cumpla con su palabra y que, a la mayor brevedad, deje su responsabilidad de área”.

El Ayuntamiento vive un desorden institucional como no se vivía desde la moción de censura a Juan Barranco

Lissavetzky, que ha insistido en la presunción de inocencia de todos los imputados, defiende que “hay razones claras” para pedir la dimisión de Núñez, Monteagudo, De Guindos y Botella: “El tiempo nos ha dado la razón y las razones”.

Para el portavoz socialista, el gobierno de Botella no está atendiendo a los “problemas reales” de Madrid, como el paro que afecta a más de 300.000 vecinos y que crece por encima de la media española y regional. “El 30% de los que han dejado de ser trabajadores activos están en la ciudad de Madrid”, ha apuntado. Tampoco atiende a los problemas de vivienda de la capital, especialmente los desahucios: “En lugar de convertir la empresa del suelo en una empresa de alquiler y rehabilitación, como les propusimos, la han convertido en una empresa que vende pisos en el centro para hacer caja”, ha añadido.

Después de la dimisión de Calvo y de Villanueva, tras la imputación de De Guindos, después de haber cambiado más del 50% de su gobierno, y de tres remodelaciones solo cabe reiterar: señora Botella, por favor, dimita. Madrid necesita liderazgo y buena gestión”, ha concluido.

Tomás Gómez y Lissavetzky piden la dimisión de Botella tras las imputaciones
Comentarios