viernes 25/9/20
EL LÍDER DEL PSM DEJA SU ESCAÑO EN EL SENADO

Parlamentarios socialistas critican la “pasada de frenada” de Tomás Gómez

Diputados y senadores socialistas han criticado con dureza la decisión del líder de los socialistas madrileños de renunciar a su escaño en el Senado para no tener que votar la lista de miembros del CGPJ en la que figura el juez Martínez Tristán, recusado por el PSM en el proceso contra la privatización de la sanidad. Otros diputados como Odón Elorza o Delia Blanco califican de “digno” y “coherente” su gesto.

Foto: PSM
Foto: PSM

"La coherencia tiene un precio muy alto, pero la incoherencia tiene un precio más alto aún"

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, ha explicado este miércoles en el Senado que ha decidido dejar su escaño en la Cámara Alta porque al votar la mitad de los candidatos al CGPJ en el Senado contribuye a que se apruebe la lista completa en la que está incluido el juez Francisco Gerardo Martínez Tristán, recusado por el PSM en el proceso contra la privatización de la sanidad madrileña.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa en la Cámara Alta tras presentar su renuncia al escaño, lo que le impedirá participar en la votación de las 13 horas en Pleno precisamente para elegir a los vocales del CGPJ que designa el Senado y que ha provocado su dimisión. "La coherencia tiene un precio muy alto, pero la incoherencia tiene un precio más alto aún", ha dicho.

El dirigente madrileño ha asegurado que es una renuncia "simbólica", que representa la posición de toda la Federación Socialista Madrileña contra este juez, y que se debe interpretar como un gesto de "rebeldía contra el PP" por proponerlo para el CGPJ. "Una lectura en otro ámbito sería equivocada", ha agregado, acerca de su enfrentamiento con la dirección federal del PSOE por aceptar la inclusión de este juez en la lista de candidatos al Consejo.

"No tiene que ver", ha insistido, aclarando que no se van con él los otros senadores socialistas madrileños. Él representa a todos, ha agregado, como secretario general del PSM y máximo responsable de la recusación contra Martínez Tristán. Si este juez no puede encargarse, según los socialistas madrileños, de resolver el contencioso por la privatización sanitaria, "no puede servir como miembro del órgano de gobierno de los jueces de España".

DIRIGENTES SOCIALISTAS CRITICAN LA "PASADA DE FRENADA" DE GÓMEZ

Cuando el jefe negocia hay que tener respeto

Diputados y senadores del PSOE han criticado este miércoles la "pasada de frenada" que, a su juicio, ha cometido Gómez y han lamentado la "utilización" que, en su opinión, ha hecho del escaño para su "estrategia política". Así lo han señalado algunos parlamentarios socialistas consultados por Europa Press, que han rechazado la actitud de Gómez, en lo que consideran "una equivocación política y táctica" con un asunto en el que ha priorizado sus intereses "personales".

Otros diputados y senadores han asegurado "entender" su indignación por este nombramiento, en el medio de la lucha que tiene el PSM contra las políticas del Gobierno madrileño en la sanidad. Sin embargo, la mayoría de las voces consultadas le han afeado que se apropie de esta batalla que hacen "todos". Especialmente críticos han sido los parlamentarios más afines a la dirección de Alfredo Pérez Rubalcaba.

Así, diputados socialistas que refrendaron con su voto a Martínez Tristán han criticado duramente la "utilización en clave personal o de política interna madrileña" de este asunto. Un dirigente socialista apuntaba además que Gómez debería "pensar más en el conjunto del partido y no en sí mismo o en su estrategia política de Madrid". Además, le han reprochado el "órdago" que lanzó a Alfredo Pérez Rubalcaba, enviándole una carta para instarle a reconsiderar el pacto con el PP. "Cuando el jefe negocia hay que tener respeto", apuntaba un diputado.

Mientras tanto, en el Senado el "enfado" se extendía también a la "utilización" que, a juicio de algunos, ha hecho Gómez del puesto de senador para sus "luchas internas y contra Ferraz". Algunos senadores, que compartían ese sentimiento de 'maltrato' a esta Cámara, han defendido que si lo que quería era hacer un gesto de "rebeldía" ante el PP, como ha explicado el 'barón' madrileño, podía servirse de la tribuna del Senado para ello y no "marcharse". Sin embargo, lamentaba otro senador, ha tenido que decidir entre que sufra él o el partido y, en un "acto de egocentrismo", ha optado por que lo haga el PSM.

Públicamente, los diputados socialistas se han mostrado respetuosos con la decisión de Gómez y así lo han trasladado los portavoces socialistas en las dos Cámaras. Eso sí, tanto Soraya Rodríguez desde el Congreso como Marcelino Iglesias desde el Senado han remarcado el mensaje de que "todos" en el PSOE defienden la sanidad pública, que "no tiene nada que ver" con la votación de los vocales del CGPJ.

El 'número dos' del grupo en la Cámara Baja, Eduardo Madina, ha apuntado también que no había "alternativa" a pactar para renovar este órgano y ha señalado que aunque el resultado no es "perfecto", es un "buen" CGPJ. Para el diputado Manuel Chaves, el PSOE ha tomado "la decisión correcta" acordando con el PP la lista de vocales, aunque ha recalcado su respeto a la decisión de Gómez.

En cambio, el diputado por Guipúzcoa Odón Elorza ha señalado en Twitter que, "más que respetable", la renuncia de Gómez en el Senado es "un gesto de dignidad para todo el PSM". También lo ha destacado así la diputada por Madrid y expresidenta de esta federación, Delia Blanco que ha defendido que es una "decisión valiente y sobre todo coherente" con los principios que los socialistas madrileños mantienen.

Para Blanco, que ayer explicó a sus compañeros de Grupo en una reunión a puerta cerrada la "indignación" por el nombramiento "ofensivo" de este magistrado, la decisión de Gómez no va a suponer un enfrentamiento con Ferraz, porque ha respondido a su "compromiso" con los ciudadanos.

Además, la diputada socialista ha explicado que el secretario general no ha querido que todos los senadores y diputados por Madrid le acompañaran en esta decisión, algo que habría impedido "defender las posiciones de Madrid" en las Cortes.

Parlamentarios socialistas critican la “pasada de frenada” de Tomás Gómez
Comentarios