#TEMP
lunes. 15.08.2022

Ricardo Costa se niega a dimitir y exige explicaciones a Génova

El todavía secretario general del PP valenciano echa un pulso a la dirección nacional del partido y coloca la pelota en su tejado. Se niega a dimitir, dice, porque no ha cometido ninguna ilegalidad y hacerlo sería tanto como admitir una responsabilidad que no le corresponde.
> Costa se rebela y ofrece su versión
> Juan Costa llega al Comité Ejecutivo regional

El PP se queda mudo
Génova evita por todos los medios contestar a Ricardo Costa antes de que se celebre la reunión del Comité Ejecutivo regional que ha de decidir su destitución. El PP impide, además, que Juan Costa pueda acompañar a su hermano.
NUEVATRIBUNA.ES - 13.10.2009

Ricardo Costa ha leído un comunicado en el que ha expresado su tristeza por el hecho de no haber recibido ninguna llamada ni explicaciones sobre sus supuestas responsabilidades en la trama de corrupción y ha hecho un llamamiento para que el partido, a nivel nacional, defienda su imagen, su honor y su honradez.

"Tengo derecho a una explicación pública", ha dicho Costa para quien la actitud de Génova en todo su proceso de destitución ha supuesto una condena ante la opinión pública. El número dos de Camps en el PP regional ha expresado su lealtad al partido, a Camps y a Rajoy pero no ha ocultado en ningún momento su malestar con los dirigentes nacionales, hasta el punto de decir que "algunas personas actúan con poses y frivolidad".

Costa ha explicado que se niega a dimitir porque sería tanto como admitir una responsabilidad que no asume y que no es ni quiere ser la cabeza de turco o el chivo expiatorio de nadie. Ha asegurado que ha cumplido sus funciones como secretario general de los populares valencianos con absoluta legalidad y lealtad. "Pido a la dirección de mi partido que si tiene la más mínima duda de mi gestión, de mi honradez, que abra una investigación interna sobre mi persona", ha declarado.

Además, ha asegurado que tiene la conciencia "muy tranquila" y que siempre ha seguido las directrices de la dirección del partido, "aunque a veces hayan sido difíciles dese el punto de vista personal", ya que considera que el partido está por encima. Tras ofrecerse a dar explicaciones sobre su gestión, ha subrayado que nadie de la dirección nacional del partido le ha llamado y ha recordado que no está imputado en el denominado caso Gürtel ni en ningún otro. Y ha añadido que la decisión de contratar con la empresa Orange Market, implicada en la trama valenciana, fue anterior a su incorporación en la dirección del partido y "nunca" se ha pedido desde la dirección nacional que dejaran de trabajar con ella.

Costa ha admitido haber sentido vergüenza al leer las informaciones que se han publicado sobre la trama de corrupción y las conversaciones que mantenían sus cabecillas. Hoy, ha dicho, sabiendo lo que sabe, no volvería a relacionarse con Álvaro Pérez, de quien ha asegurado que desconocía su vinculación con Gürtel. Ha calificado de "falso" que la trama mediara en la compra de su vehículo particular como acreditan "las facturas y los movimientos bancarios". En cuanto al supuesto regalo de un reloj valorado en 20.000 euros, lo ha atribuido a un amigo que se lo hizo a título personal, cuando ya no tenía responsabilidades públicas, por el afecto que les unía.

Únicamente se ha salido del guión trazado en el comunicado para referirse a las declaraciones que hizo el pasado viernes el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, a quien ha calificado de "amigo", sobre que la "fiesta" del 9 d'Octubre se acababa a las 16.00 horas. "Estoy más de acuerdo con lo que dijo Camps, -cha dicho Costa- no se acaba nunca mientras haya personas que quieran "defender un proyecto, unas ideas".

> PDF: Comunicado íntegro de Costa


Ricardo Costa se niega a dimitir y exige explicaciones a Génova
Comentarios