miércoles 1/12/21
VIGILAR EL ESPACIO AÉREO LIBIO

Regresan los dos F-18 españoles después de realizar su primera patrulla aérea

Dos de los cuatro aviones de combate F-18 con los que España contribuirá al establecimiento de la zona de exclusión aérea avalada por la ONU sobre Libia ya han salido desde la base italiana de Decimomannu.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, confirmó que los dos F-18 españoles ya han vuelto a la Base de Decimomannu (en la isla de Cerdeña) después de realizar "su primera patrulla aérea en cumplimiento de la resolución de Naciones Unidas".

Estos aparatos, que van armados con misiles aire-aire, tienen como misión asignada la de realizar patrullas sobre el espacio aéreo libio, para impedir que ningún avión hostil lo ocupe. Para ello, están autorizados a abrir fuego si es necesario. También ha partido desde la base italiana el avión de reabastecimiento en vuelo Boeing 707.

Por otro lado, el submarino español S-74 Tramontana ha partido esta mañana desde la base naval de Cartagena (Murcia) hacia las proximidades de Libia, en espera de que se decida el inicio de la operación de embargo que, avalada por la ONU, se sumará a la zona de exclusión aérea que ya está en marcha.

Según han informado a Europa Press fuentes militares, el submarino ha zarpado a las 8.00 horas de esta mañana desde Cartagena (Murcia) y se dirige hacia la zona de operaciones, de manera que pueda estar operativo e integrarse en la misión en cuanto se decida su inicio. Este buque cuenta con una dotación de 60 militares.

Mientras tanto, la fragata F-104 'Méndez Núñez' continúa este lunes su travesía hacia Rota (Cádiz), a donde se prevé su llegada a media mañana de mañana martes. La fragata salió a las 17.00 horas de ayer domingo desde la base naval de Ferrol (Pontevedra) para preposicionarse en la base gaditana.

Según han indicado las fuentes consultadas, una vez se solicite su incorporación a la misión de embargo, cuando los países aliados decidan su puesta en marcha, la 'Méndez Núñez' tardaría "unos dos días" en alcanzar la zona más próxima.

No obstante, este buque, el más moderno de este tipo que dispone la Armada, puede actuar desde una distancia lejana, dado su moderno sistema de comunicaciones y combate. Entre sus capacidades, también incluye equipos de guerra electrónica y un helicóptero SH-60B.

La contribución de España al embargo se completa con un avión de vigilancia C-235. Por el momento se desconoce cuál será el emplazamiento exacto de los medios navales y aéreos españoles para esta misión. Los embajadores ante la OTAN se reúnen esta tarde de nuevo en Bruselas para tratar de alcanzar un acuerdo "por consenso" de los Veintiocho para participar en la aplicación del embargo de armas a Libia.

Regresan los dos F-18 españoles después de realizar su primera patrulla aérea
Comentarios