sábado. 20.07.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 6.11.2009

Esta actuación se enmarca dentro de las investigaciones que el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma está realizando sobre el incremento patrimonial del también ex ministro, en la conocida Operación Buckingham. La Fiscalía Anticorrupción de Baleares inició hace unos meses una investigación sobre el patrimonio de Jaume Matas, tras detectar posibles irregularidades en la compra de la vivienda e incluso agentes de la Guardia Civil de paisano recorrieron varios establecimientos en los que Matas habría comprado el mobiliario para este piso.

La investigación fue archivada por orden de la Fiscalía General del Estado al no encontrarse ningún hecho delictivo durante la operación. Sin embargo, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, incluyó de nuevo la investigación sobre el patrimonio del ex-presidente de Baleares en el denominado caso Palma Arena, por el cual Matas deberá comparecer como imputado ante el Juzgado el próximo 23 de marzo, junto a su esposa María Teresa Areal y su cuñado y hermano de ésta, Fernando Areal. En este caso se investiga una presunta malversación de caudales públicos, producida durante la ejecución del velódromo de la capital balear, cuyo coste se disparó de los 48 millones inicialmente presupuestados a unos 110.

El registro practicado este viernes durante más de cuatro horas finalizó en torno a las 21.15 horas y durante este tiempo unos veinte agentes de la Guardia Civil, tres de la Policía Nacional, el fiscal anticorrupción Pedro Horrach y una comisión judicial, encabezada por el juez José Castro, han revisado todas las dependencias de la vivienda en busca de una caja fuerte pese a constatar finalmente la inexistencia de ésta en el inmueble.

Así lo señaló a los numerosos medios congregados el letrado de Matas, Rafael Perera, quien también estuvo presente en el registro, tras el cual señaló que se han examinado numerosos documentos pese a que sólo algunos de ellos han sido incautados para ser analizados, mientras que también ha participado un arquitecto a fin de valorar los elementos de decoración de la vivienda así como un perito para revisar las obras de arte. Se trata, según el letrado, de una diligencia que "presumiblemente se esperaba", por lo que "no ha cogido de sorpresa a Matas", tal y como aseveró. Perera efectuó estas declaraciones inmediatamente después de que abandonasen el 'palacete' Castro y Horrach, así como los integrantes de la comisión judicial, al tiempo que cuatro vehículos camuflados del Instituto Armado aguardaban a las puertas del inmueble.

En ese momento varios agentes introdujeron una caja con la documentación requisada en uno de los coches, ante una nube de periodistas que esperaban en la estrecha calle de Sant Feliu de Palma, donde se ubica la vivienda, y los numerosos ciudadanos que, expectantes, también se encontraban en las proximidades del edificio registrado.

Tal y como indicó el asistente legal del también ex ministro de Medio Ambiente, durante el registro se ha incautado un aparato de televisión para conocer el modelo y el género al que pertenece. Asimismo, apuntó que entre los documentos requisados había varias facturas y algunas escrituras que ya están en posesión del Juzgado, aunque "nada relevante ni anormal", según aclaró. En cuanto a la presencia de joyas, Perera manifestó que, pese a "no ser experto" en el tema, se ha analizado un relojero así como diversa bisutería.

El arquitecto Rafael Balaguer valoró en 2 millones el importe de la reforma realizada en el inmueble y otro perito realizó una valoración de la decoración y las obras de arte. De fuentes próximas a la investigación ha trascendido que como consecuencia del registro se han inventariado "numerosos objetos de valor" que formaban parte de la decoración de la vivienda del ex president, así como "la utilización de mármoles de primerísima calidad" en determinadas dependencias.

Asistentes a las diligencias practicadas ayer tarde en la vivienda del matrimonio Matas-Areal no dudaron de calificar de "escandaloso" el contenido inventariado, entre el que figuranban hasta cinco televisores de plasma distribuidos en las diferentes dependencias. Todo ello fue fotografiado por los agentes de la Guardia Civil y Policía.

A modo de resumen Perera comentó que "no se ha encontrado nada relevante" en el registro del domicilio de Jaume Matas, aunque fuentes judiciales comentaron que "hemos encontrado lo que se esperaba".





Registro del 'palacete' de Matas, cuyo contenido ha sido calificado de 'escandaloso'