#TEMP
domingo. 03.07.2022
SELLAN UN PACTO PARA EL CONSEJO EUROPEO QUE SE CELEBRA EN BRUSELAS A FINALES DE JUNIO

Rajoy y Rubalcaba alcanzan el primer acuerdo de la legislatura cara al Consejo Europeo de junio

Gobierno y PSOE han cerrado un acuerdo sobre los temas que España defenderá en la próxima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE los días 27 y 28 de junio. El pacto, que se ultimó durante toda la mañana del miércoles quedó sellado en una conversación telefónica entre Rajoy y Rubalcaba. Los dos principales partidos buscarán este jueves la adhesión del resto de grupos parlamentarios a una proposición no de ley que se discutirá y votará en el pleno de la próxima semana. 

De lo que no se hablará será de eurobonos. El tema sigue siendo tabú en Alemania con elecciones a la vuelta de la esquina

El "acuerdo básico" que han cerrado Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy se basa en cinco ejes: acelerar al máximo posible el plan de empleo juvenil europeo; acordar medidas para facilitar el crédito a las pymes a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI); estimular inversiones con fondos europeos; avanzar en la unión bancaria; y dar pasos en la arquitectura del mercado interior europeo.

Los temas ya fueron avanzados por ambos en la sesión de control al Gobierno de este miércoles y el acuerdo se selló en una conversación telefónica que ambos mantuvieron a última hora de la mañana.

En los últimos días, PP y PSOE han ido acercando posiciones para consensuar la posición que España defenderá en el crucial Consejo Europeo que se celebrará en Bruselas los días 27 y 28 de junio. El secretario general de los socialistas ha echado toda la carne en el asador para alcanzar un acuerdo que viene reclamando desde hace semanas pese a la contestación interna que ha generado en las filas de su partido. Con este movimiento, Rubalcaba ha querido dar respuesta a la petición de los ciudadanos (reflejada en las encuestas) para que los dos principales partidos acuerden una línea de acción común, que de momento se circunscribe a los asuntos europeos.

El debate en el PSOE durante estos últimos días ha girado en la idoneidad o no de firmar un acuerdo con el Gobierno. Algunos dirigentes del partido incluso han llegado a calificarlo de “peligroso” si se trataba de un “acuerdo puntual” referido a los asuntos que tratará el Consejo Europeo y no a los grandes temas de la arquitectura europea con un acuerdo de más largo recorrido.

No obstante, los ejes del acuerdo hacen vislumbrar que el pacto es ambicioso y que va en la línea expresada por el acuerdo franco-alemán alcanzado por François Hollande y Angela Merkel. La grave situación que atraviesa la eurozona está detrás de este acuerdo, el primero de la legislatura. El Consejo Europeo de finales de junio pretende dar el giro tan esperado para entrar en la senda del crecimiento y empleo, con políticas de estímulo, dejando en segundo término la austeridad y la obsesión por el déficit.

Rajoy y Rubalcaba están de acuerdo en la necesidad de impulsar la unión bancaria para que, entre otras cosas, haya una recapitalización directa a los bancos. El PSOE considera importante que el BCE, en lugar de exigir bonos del Estado a las entidades a las que presta dinero, permita recibir como garantía los créditos que los bancos den a las empresas. Sobre la mesa también está que haya un supervisor único y un fondo europeo de garantía de depósitos.

España defenderá en ese Consejo que se alcancen los máximos compromisos posibles para impulsar el empleo juvenil, en definitiva, que se pongan en marcha los acuerdos adoptados hace ya más de un año. Asimismo, se batallará para ayudar a las pymes y para que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) aumente su capital de 10.000 millones iniciales a 30.000 millones, fundamental para impulsar el crecimiento económico y el empleo.

De lo que no se hablará será de eurobonos. El tema sigue siendo tabú en Alemania con elecciones a la vuelta de la esquina.

PP y PSOE intentarán acercar este jueves posiciones con el resto de grupos parlamentarios. Tras las conversaciones entre la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el líder de los convergentes, Josep Antoni Durán i Lleida, es previsible que el grupo nacionalista catalán se sume al acuerdo. También es probable que lo haga el PNV, pero no otros grupos como la Izquierda Plural, cuyas condiciones no son aceptadas por el Gobierno. El coordinador general de IU, Cayo Lara, ha avisado de que solo participará en un pacto para Europa si se suprime el techo de deuda y el BCE compra deuda a los Estados.

Este jueves, por tanto, se avanzará en la redacción de un texto común, una proposición no de ley que se registrará el viernes en el Parlamento y que se llevará al pleno de la próxima semana. El secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo, ya ha enviado a algunos grupos un borrador ante la cita con los grupos parlamentarios.

Rajoy y Rubalcaba alcanzan el primer acuerdo de la legislatura cara al Consejo Europeo...
Comentarios