miércoles 27/10/21

Rajoy, recibido con gritos de 'presidente'

El líder del PP realiza una polémica visita a Melilla después de que el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, se presentara en agosto en medio del conflicto con Marruecos, lo que fue considerado una deslealtad por el Gobierno.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 16.9.2010

En este caso, la tensión nace de la carta que el primer ministro marroquí, Abas el Fasi, ha remitido al propio Rajoy en calidad de secretario general del Istiqlal, partido de la Internacional Demócrata de Centro, a la que también pertenece el PP. En la misiva, Abas el Fasi considera que la presencia de Rajoy en Melilla supone "un comportamiento que contrasta con el espíritu de amistad y los principios de buena vecindad y de respeto mutuo, así como las relaciones francas y sinceras entre los dos reinos", y añade que "este viaje no hará sino empañar el clima cordial que prevalece entre los dos países" y lo coloca "en las antípodas de nuestra voluntad de acercamiento entre los dos pueblos y de promoción de relaciones fructíferas, basadas en el respeto mutuo y la confianza total".

A pesar de todo, Mariano Rajoy se ha negado a alterar sus planes y este jueves ha sido recibido con aplausos y gritos de 'presidente, presidente' a su llegada al centro de la ciudad de Melilla, a la calle Ejército Español, donde se encuentra la sede de su partido en la ciudad autónoma.

Con media hora de retraso sobre lo previsto, pasadas las 12,30 horas, el dirigente 'popular' ha bajado de un coche acompañado por el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, y ha recibido los aplausos de varias decenas de personas congregadas en la calle. A continuación, ambos han entrado en una cafetería junto al vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, y el diputado Tomás Burgos, así como con varios miembros del Gobierno de la ciudad autónoma y parlamentarios melillenses. A continuación, han iniciado un paseo por la Avenida Juan Carlos I hacia la Asamblea.

Después, en una comparecencia ante la prensa, Rajoy ha asegurado que no quiere "polémicas" con Marruecos. Dicho esto, ha subrayado que es un viaje "en positivo" y ha recordado que ha viajado en ocho ocasiones a la ciudad autónoma como líder de la oposición: "Es una visita absolutamente normal. Es una visita en positivo". El líder del PP no comparte la carta que le ha enviado el primer ministro marroquí. Eso sí, ha insistido en que no quiere polémicas y que ambos países deben "trabajar juntos", cultivando "lo mucho" que les une y "no lo poco que les separa".

Al ser preguntado si ha echado en falta una declaración formal del Ejecutivo socialista respaldando su viaje, el líder del PP ha afirmado que "lo único" que había visto del Gobierno eran unas declaraciones "en fuentes" asegurando que el presidente del PP "puede desplazarse por todo el territorio". "Hasta ahí podíamos llegar", ha exclamado.

Rajoy, recibido con gritos de 'presidente'
Comentarios