sábado. 13.04.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 27.7.2010

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha dicho este martes, al referirse al proceso de designación de candidatos para las próximas elecciones autonómicas y municipales, que en el caso del partido en la Comunitat Valenciana hay que esperar a la actuación de la Justicia.

El PP ha dado hoy por clausurado el curso político con una reunión de los altos cargos del partido durante la que, sin embargo, se han dejado cuestiones pendientes, como la definición de las listas y la designación de los candidatos en las elecciones autonómicas y municipales del año que viene. De la cita se han ausentado la mitad de los 'barones' territoriales como Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Francisco Camps (Valencia), Ramón Luis Valcárcel (Murcia), Juan Vicente Herrera (Castilla y León) o Pedro Sanz (La Rioja), por motivos de agenda.

Rajoy ha hecho una intervención ante el Comité Ejecutivo Nacional de la formación para hacer balance de las recientes actuaciones y decisiones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, para mostrar su diagnóstico de la situación y para ilustrar en qué coyuntura se encuentra la organización, cuyas próximas citas relevantes serán los comicios catalanes y los autonómicos. Sobre este último aspecto, la secretaria general, María Dolores De Cospedal, ha enseñado las últimas encuestas internas, tanto de ámbito general, según las cuales el PP ganaría al PSOE por entre siete y diez puntos, como de ámbito regional.

Cospedal ha afirmado en la conferencia de prensa posterior al Comité que esos sondeos, por regla general, amplían la ventaja de los populares en aquellas comunidades donde gobiernan, en tanto que en los territorios donde son oposición la coyuntura mejora, en algunos casos para colocarse en disposición de gobernar. De acuerdo con las encuestas, Castilla-La Mancha y Baleares son las comunidades que el PP podría conquistar.

Rajoy también ha hablado en clave electoral, pero para decir que la concreción de las listas y la designación de los candidatos se hará "en su momento". Aunque no ha habido referencias puntuales a las comunidades donde el Partido Popular aún tiene que esclarecer la identidad del candidato, es decir, a Asturias, la Comunitat Valenciana y Navarra, Rajoy sí que ha hecho mención a la situación en Valencia. En concreto, ha dicho que hay que esperar a la actuación de la Justicia. El president de la Generalitat, Francisco Camps, y los de las Diputaciones de Castellón y Alicante, Carlos Fabra y José Joaquín Ripoll, respectivamente, están imputados en diferentes procesos judiciales.

Otra comunidad donde las cosas se presentan difíciles es Asturias, ya que el PP en el Principado se encuentra dividido entre quienes abogan por el ex ministro Francisco Álvarez-Cascos y quienes le rechazan. El presidente fundador, Manuel Fraga, ha aportado hoy su opinión y ha dicho que él apostaría por Cascos, a su juicio "el hombre mejor" para el Principado "en este momento". Al parecer, de este caso concreto no se ha hablado en el Comité.

Tampoco se ha hablado de la retirada del recurso que el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, había presentado contra el archivo del caso del supuesto espionaje en el Gobierno autonómico de Esperanza Aguirre.

Mariano Rajoy, durante la reunión, también ha sido muy duro contra el ex presidente del Gobierno Felipe González y la ministra de Defensa y dirigente del PSC, Carme Chacón, por el artículo que ayer publicó el diario "El País". Según algunos participantes en la reunión, el líder del PP ha dicho que es un artículo "grotesco" que "representa la militancia pura y dura" de la que habló González en el encuentro que tuvo con Zapatero hace unos meses en el Congreso de los Diputados. Poco después, en rueda de prensa, la secretaria general del PP se ha expresado en parecidos términos cuando se le ha preguntado por el citado artículo, calificando de "triste y lamentable" que González, que fue presidente del Gobierno "de todos los españoles", suscriba un artículo como ése.

Cospedal ha resumido el balance del curso político y ha aprovechado las pruebas de resistencia que han superado las entidades financieras para hacer una comparación con el Ejecutivo de Zapatero y concluir que "el auténtico estrés-test lo tenía que haber pasado el Gobierno por su política económica". A su juicio, el Gobierno "es el único problema" de las entidades financieras españolas y del resto de sectores por su "falta de una política económica coherente". Un Gobierno que, "al no tener credibilidad, ni confianza, ni prestigio ni autoridad -ha apuntado-, no es un gobierno, sino el gobierno del desgobierno". Zapatero, ha enfatizado, ha promovido "la institucionalización del desgobierno".

Es más, Cospedal ha subrayado que la ausencia de Zapatero en la fiesta minera de Rodiezmo (León), supone "el finiquito de la política social" del presidente del Gobierno. También se ha detenido en el Estatut catalán y ha sido para garantizar que el PP seguirá defendiendo la Constitución, las instituciones y el Estado de Derecho.

Rajoy esperará a la actuación de la justicia para designar candidatos en...