<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 28.11.2022

Rajoy, dispuesto a no pasar ni una más a la díscola 'lideresa'

ISABEL G. CABALLERO
Cuentan que "a la próxima le montará una gestora en Madrid" y que le indignó sobremanera la ausencia de Esperanza Aguirre en el Comité Ejecutivo Nacional del PP donde la intervención de Manuel Cobo puso de uñas al sector aguirrista.
> Cobo se niega a pedir disculpas
NUEVATRIBUNA.ES 02.11.2009

Casi cuatro horas de reunión, veinticinco intervenciones, la sede nacional del PP en Génova 13 tomada por los periodistas y una particular ausencia, la de la presidenta de la Comunidad que volvió a desafiar a Mariano Rajoy y a toda la dirección nacional del partido después de que decidiera no asistir al Comité Ejecutivo Nacional convocado este martes por el presidente.

El primero en hablar fue Manuel Fraga: “No vuelvas a pasar ni una”, pidió a Rajoy, a lo que este respondió tajante: “No habrá próxima vez”, ‘titular’ escogido por María Dolores de Cospedal en una obligada comparecencia ante la prensa en la que, muy comedida en su papel de secretaria general, no pudo omitir que discrepaba de la “apreciación” de la ‘lideresa’ de que habían “colocado a la víctima al mismo nivel que al agresor”.

La víctima es Esperanza Aguirre. El agresor Manuel Cobo.

RAJOY "INDIGNADO", AGUIRRE "HERIDA"

La mañana fue intensa. La reunión a puerta cerrada. Tras dos horas de espera, los servicios de prensa del PP repartían cuatro frases extraídas del discurso de Rajoy, un discurso que no escuchó Aguirre y que, pese a que en un principio iba a ser secreto, se terminó por entregar íntegro a los medios de comunicación. En esas hojas figuran muchas advertencias de Rajoy a Aguirre pero también a Cobo. El vicelacalde de Madrid habló largo y tendido. Llevaba el discurso escrito pero la primera frase que se filtró fue cuando dijo que había llegado a temer por su familia por el espionaje al que fue sometido; la gestapillo a la que se refirió en la entrevista del diario El País.

Cobo no pidió perdón, no se retractó, ni siquiera justificó sus palabras. Alegó que otros dirigentes del partido han dicho cosas similares o incluso peores y que no han sido sancionados. Sin embargo, Cospedal se quedó con el mensaje de que el vicealcalde había entendido que su actuación “no había sido la correcta” y que había puesto sus cargos a disposición del partido.

Mientras allí se cocía eso, el núcleo duro de la lideresa no daba crédito a lo que estaba sucediendo: que se le diera voz al protagonista de las “injurias” a Aguirre, y que por ende, volviera a saltar la trama de espionaje en la Comunidad de Madrid, que tuvo como principal protagonista a Francisco Granados, quien sí se dejó ver por Génova aunque no pudo asistir al Comité dado que no es miembro.

Pero Aguirre no fue y Rajoy “indignadísimo” con la actuación de la presidenta madrileña, cada vez más desafiante, está decidido a no pasarle ni una más: “A la próxima le monta una gestora”, dicen algunas fuentes que dudan mucho de que Aguirre, “herida” por las advertencias de Rajoy, se repliegue definitivamente y dé la cuestión por zanjada.

GALLARDÓN DESTACÓ LA “LEALTAD” DE COBO

Tampoco la da por zanjada Cobo que este miércoles está citado a declarar ante el órgano disciplinario del partido. Los que le conocen cuentan que es una persona que “dice siempre lo que piensa” sin temor a las consecuencias. “Le pierden las formas”, aseguran pero, según destacó Alberto Ruiz-Gallardón, “es leal y siempre será leal”. Así habló el alcalde de su número dos al que mostró ante la plana mayor del PP un “respaldo absoluto” y su coincidencia con el “fondo” de sus declaraciones, aunque no tanto con las “formas”, en alusión a que eligiera un periódico para verter sus críticas contra Aguirre por lo que previsiblemente será sancionado.

Como Gallardón, la mayoría de los intervinientes apostaron por la unidad y el cierre de filas, algunso llegaron incluso a criticar la ausencia de Aguirre. Francisco Camps, Alberto Núñez Feijoó, Ramón Luis Valcárcel, Alicia Sánchez Camacho, María Fernanda Rudí, Antonio Basagoiti, José Manuel Soria, Rita Barberá, Teófila Martínez, Luis de Grandes, Celia Villalobos, Miguel Ángel Cortes, Miguel Arias Cañete y el presidente de Nuevas Generaciones, Ignacio Uriarte, que defendió a Cobo y se mostró muy crítico con Aguirre.

El presidente del PP salió “satisfecho” de la reunión de la que Cospedal destacó “unidad” en las filas del PP y el “punto y final” a los acontecimientos de las últimas semanas. Un Comité “clarificador” y sumamente “importante” cara a relanzar el liderazgo de Rajoy con el objetivo puesto en las próximas elecciones generales.

Algunas personas se acercaron a las puertas de Génova para exigir a Rajoy: ¡Autoridad, autoridad y autoridad! ¡Que te chulean!, pero el líder le había dejado muy claro a los suyos que sigue al frente del PP porque en el Congreso de Valencia obtuvo el 84,6% de los apoyos, “en voto secreto y por tanto libre de cualquier presión”.

ADVERTENCIAS PARA TODOS

El discurso de Rajoy está plagado de advertencias y llamadas al orden. Recordó que aquellos que se quedaron fuera del Comité Ejecutivo Nacional que salió de ese Congreso no los incorporó “porque habían dejado patente su desconfianza hacia el proyecto que yo lideraba”. (Mensaje para Ignacio González).

Recordó que “una vez terminado el proceso congresual, todo el mundo debería haber aceptado su resultado y actuar en consecuencia”. Desde entonces, “las cosas no han sido fáciles, ni nos las han puesto fáciles y los detalles sobran”. (Mensaje para Francisco Camps y Aguirre).

Afirmó que “es inaceptable que algún militante de nuestro partido pueda afirmar que no somos alternativa”. (Mensaje para Juan Costa).

Rajoy calificó la situación por la que está pasando el PP de “grave” e “inadmisible” y tachó de “desleales” a aquellos que han “colaborado a debilitar al PP como alternativa”.

“Inadmisibles son las declaraciones públicas sobre asuntos que son internos del partido. Todavía más si eso va acompañado de una crítica a otros dirigentes”. (Mensaje para Manuel Cobo).

RAJOY APELA A SU COMPETENCIA PARA ELABORAR LAS LISTAS

“Es inadmisible que se presione públicamente a órganos del partido (…) o que se firmen documentos exigiendo lo que sea”, afirmó en referencia a la recogida de firmas de los alcaldes del PP en la Comunidad de Madrid a favor de Aguirre.

“Es inadmisible que se haga primar el interés particular o personal sobre el interés superior del partido”. (Mensaje para Aguirre por Caja Madrid).

Y la última de todas las advertencias, lanzada al feudo de la ‘lideresa’ y a todos los que se atrevan a romper la disciplina de partio, para que quede claro que es a él al que compete elaborar las listas para las elecciones autonómicas y municipales, también en Madrid.

A la que ahora le toca mover ficha es a Aguirre y ya se habla de que tiene previsto convocar la próxima semana a la Junta Directiva Regional del PP de Madrid, su propio gesto de autoridad frente a Génova.

Rajoy, dispuesto a no pasar ni una más a la díscola 'lideresa'
Comentarios