#TEMP
martes. 28.06.2022
ELECCIONES GALLEGAS

Rajoy dice que Negreira, investigado por el Tribunal de Cuentas, es "ejemplar"

El líder del PP, consciente de la lectura que tendrán los resultados de estas elecciones fuera de Galicia, se ha marcado como objetivo recorrerse el mayor número posible de pueblos gallegos en apoyo a la candidatura de Feijóo.
> Touriño: la ecología "nos da de comer"
> Quintana llama quisquilloso a Feijoo
NUEVA TRIBUNA / AGENCIAS | 14.02.2009

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ilustró hoy la mala situación económica de España con los lloros que emitió un niño durante su mitin en Vimianzo (A Coruña) porque, ironizó, "hasta él ve como están las cosas" y exigió tanto al Gobierno central como al autonómico que no conduzcan al país "hacia atrás".

"Aunque no progresen", apostilló durante su intervención ante un auditorio de medio millar de militantes y simpatizantes del PP. Tras alertar de que los socialistas "no lo saben hacer" en materia económica, dio al Ejecutivo estatal "tres recetas" para paliar la crisis y el "gravísimo problema de desconfianza" que diagnosticó a la sociedad española. "Ni los bancos prestan, ni la gente invierte, ni los consumidores consumen", manifestó, y lo achacó a que "no se fían".

Para revertir esta situación, recomendó, en primer lugar, "decir la verdad" en lugar de negar las dificultades económicas como hizo el Gobierno Zapatero, según denunció y, en segundo lugar, también demandó "ayudar" a quienes crean empleo a través de rebajas fiscales. "Gasta menos, baja los impuestos y deja recursos en manos de la gente", expuso como resumen de su fórmula para que las cosas "vayan bien".

En tercer y último lugar, instó al Gobierno estatal a que "dé ejemplo" mediante una política de "austeridad", que extendió al Ejecutivo gallego --que conforman en coalición socialistas y nacionalistas--. "Es el Gobierno del lujo asiático", reiteró respecto al bipartito, y comparó su comportamiento con el de un "dictador bananero".

DESPILFARRO

Con el propósito de demostrar esta afirmación, enumeró algunos ejemplos del "despilfarro" de la Xunta y, en concreto, preguntó al auditorio "si alguien tiene en casa sillas de más de 2.400 euros o cristales que cambian de color", en alusión a la reforma de tres salas de la Xunta que costarían unos cuatro millones de euros.

Rajoy contrapuso esta actitud con la austeridad que caracteriza a los gallegos "para que luego llegue un listo y se compre un coche más caro que el de Obama", dijo en alusión a la adquisición de un coche oficial para el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, por 480.000 euros.

"Será porque no han hecho carreteras y necesitan más seguridad", ironizó, e insistió en que el bipartito ha sustituido el carácter ahorrador que han "mamado" los gallegos por el "lujo, que se dan con el dinero de todos".
"HARTOS DE CHAPUZAS"

También criticó la gestión de la Xunta en materia económica ya que, si en 2005 --cuando el PP perdió el poder-- se creaba empleo "todos los días", en la actualidad "todos los días hay nuevos parados". "Recibieron la mejor herencia y nos dejan la peor", resumió, y como la "guinda" que pone fin a esta legislatura, habló de las supuestas irregularidades en el concurso eólico.

"Son los reyes del enchufe", concluyó entre los aplausos de los asistentes, y agregó que la ciudadanía está "harta" de "chapuzas" y de que se "dilapide" el dinero público, a lo que una espontánea asintió. "Que se vaya Touriño porque no lo queremos", proclamó la mujer.

En este punto, Rajoy aseguró que la sociedad gallega es "infinitamente más decente" que el bipartito y, por eso, la instó a "ir a por todas". De este modo, los animó a apoyar el proyecto del Partido Popular para poder lograr la mayoría absoluta con el fin de que PSOE y BNG no puedan reeditar el bipartito.

Para lograrlo, se enorgulleció de tener "al mejor", en alusión al candidato a la Presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que "mide más que Touriño y Quintana uno encima del otro". Entre las críticas por su gestión al frente de Portos de Galicia, el dirigente "popular" también quiso elogiar al "número uno" por la provincia de A Coruña, Carlos Negreira, al que definió como un hombre "de primera división".

Rajoy dice que Negreira, investigado por el Tribunal de Cuentas, es "ejemplar"
Comentarios