#TEMP
miércoles 18/5/22

Rajoy amenaza con expulsar a los concejales de su partido en Silleda

ISABEL G. CABALLERO
En los últimos días, los socialistas gallegos han venido reclamando un posicionamiento del líder del PP al que acusan de “hipócrita” y hasta de propiciar las mociones de censura en algunas localidades pontevedresas desde el año 2004.
> El PP apela a la fuerza más votada
> Tánsfugas=narcotraficantes, según Revilla
> Benidorm cambia de manos
NUEVATRIBUNA.ES - 24.09.2009

Tras Benidorm (Alicante), Silleda (Pontevedra) está acaparando todo el foco de atención por la moción de censura anunciada por los concejales del PP contra la alcaldesa del PSOE, Paula Fernández, gracias al apoyo de dos tránsfugas ex-socialistas. Durante toda la semana no ha cesado el cruce de acusaciones entre los dos principales partidos que se reprochan el haber propiciado estos casos vulnerando así el espíritu y letra del Pacto Antitransfuguismo.

Pasada la tormenta de Benidorm, el caso Silleda ha situado a Mariano Rajoy en el centro de mira. Pontevedra es la tierra del líder del PP y Rafael Louzán, presidente de esa Diputación, es hombre de confianza de Alberto Núñez Feijoó y del mismo Rajoy.

Precisamente, Louzán es la persona a la que el PSdeG apunta como el “brazo ejecutor”, el máximo responsable del “trabajo sucio” en las mociones de censura presentadas en los últimos seis años, desde 2004, cuando Rajoy fue nombrado sucesor de Aznar. Los socialistas acusan a Louzán de utilizar fondos públicos para “premiar” a los tránsfugas.

Los ejemplos los pone en declaraciones a nuevatribuna.es el diputado socialista por Pontevedra Luis Gómez Piñas. En Gondomar, uno de los tránsfugas, Carlos Silva, se quedó con un escaño en la Diputación; en el ayuntamiento de Mos, la actual alcaldesa tránsfuga, Nidia Arévalo, trabajó con anterioridad como asesora de Louzán; y ahora, uno de los dos tránsfugas de Silleda (ambos se dieron de baja en el PSOE) tiene garantizada una plaza de veterinario de la Diputación.

Los socialistas echan cálculos: A Estrada (1992); Portas (1992); Redondela (1996); A Guarda (2000); Oia (2003); Ponteareas (2004); Bueu (2004); Baiona (2004); Mos (2008); y Gondomar (2009). En todas, los alcaldes del PP volvieron a presentarse en las siguientes elecciones bajo las mismas siglas; algunos todavía son alcaldes populares. En opinión de Gómez Piñas, “el PP en Pontevedra, suma poder a cualquier precio, con inmoralidad, rompiendo la voluntad ciudadana”.

Pero Silleda (tras las críticas del PP al PSOE por el caso Benidorm) y la “presión” popular (por el apoyo de los vecinos a la actual alcaldesa) ha obligado a Rajoy a posicionarse. Así lo cree el mismo diputado socialista para quien los populares “dicen una cosa mediáticamente y en la trastienda ordenan otra”, señala tras conocer que el líder del PP se mostró este jueves en desacuerdo con la moción y amenazó con expulsar a los concejales de su partido: “Esas personas no pueden seguir en el PP”, dijo Rajoy en una entrevista en radio.

De momento, Rajoy acudirá el sábado a las fiestas de esta localidad acompañado por Feijoó y posiblemente también por Louzán.

Rajoy amenaza con expulsar a los concejales de su partido en Silleda
Comentarios