martes. 21.05.2024

Rafael Simancas lidera el foco de resistencia contra Tomás Gómez

ISABEL G. CABALLERO
Los simanquistas quieren asegurarse su cuota de poder en las listas para las elecciones de 2011. Las fuentes consultadas por nuevatribuna.es apuntan al ex secretario general del PSM como inductor de la corriente crítica que defiende la celebración de primarias para elegir los candidatos a la Comunidad y a la Alcaldía de Madrid.
NUEVATRIBUNA.ES 16.02.2010

Vuelven las guerras de familias al seno del Partido Socialista de Madrid y la batalla por el liderazgo. Los intentos del secretario general Tomás Gómez por cerrar página a los históricos enfrentamientos entre facciones no parecen haber servido más que para reavivar los odios. Acostistas, renovadores, balbasistas, guerristas y simanquistas quedaron en teoría desactivados bajo el halo del ‘Nuevo Socialismo’ encabezado por el ex alcalde de Parla pero los que tuvieron su cuota de poder en la anterior ejecutiva no se muestran dispuestos a soltarla.

“El que está detrás de la corriente crítica tiene nombre y apellidos. Se llama Rafael Simancas Simancas”. Así de contundentes se muestran las fuentes consultadas por nuevatribuna.es que entienden que los pasos dados por la recientemente creada Plataforma Socialistas por el Cambio responde a una “estrategia de presión” de los simanquistas para forzar a la ejecutiva del PSM a que negocie las listas electorales y no queden excluidos los que en su momento tuvieron puestos de responsabilidad en la antigua FSM de Simancas.

Según ha manifestado en más de una ocasión Tomás Gómez, los críticos representan tan sólo un 5% del partido; una veintena de diputados en la Asamblea de Madrid, un 15% de concejales en el Ayuntamiento de la capital y un 10% de diputados nacionales. Fuentes de la Ejecutiva del PSM aseguran que no tienen respaldo suficiente no sólo para exigir la celebración de primarias (cosa a lo que no se opone el propio Gómez) sino para lograr los avales necesarios para presentar un candidato alternativo. Con 18.000 afiliados en la Comunidad de Madrid, se necesita el 15% de firmas, es decir unos 2.500 avales.

Las fuentes citadas señalan que el foco de “resistencia” comenzó con la negociación para la renovación de los órganos en Caja Madrid. De hecho, algunos de los consejeros socialistas se quedaron fuera, principalmente los que fueron colocados por Simancas. Pero si la entidad financiera madrileña puso de nuevo en evidencia el enfrentamiento en las filas del PSM, la elaboración de las listas para las elecciones de 2011 promete una batalla, si cabe, más cruenta.

En la ejecutiva del PSM confían en que está rebelión no pase a mayores. Cuentan con el apoyo de la Federal, en concreto de la secretaria de Organización Leire Pajín, del presidente del PSOE, Manuel Chaves y del propio secretario general José Luis Rodríguez Zapatero. En la refriega, un taimado pero activo José Blanco que quiere seguir manejando en la sombra las riendas del ‘aparatik’ manteniendo su dominio en cada uno de los territorios, incluida Madrid donde los sondeos internos no son todo lo buenos que esperaba el vicesecretario general.

Pero la embestida de los críticos no parece amedrentar a Tomás Gómez que “no va a dar un paso atrás”, afirman categóricos sus más cercanos. Es más, las amenazas y las presiones no moverán un ápice su voluntad de configurar las listas siguiendo exclusivamente su criterio. En este sentido, las esperanzas de los simanquistas por repetir en las candidaturas es de todo punto innegociable.

Y todo esto después de conocerse que la corriente crítica ha impulsado una propuesta de recogida de firmas para la celebración de primarias. En conversación con nuevatribuna.es, el diputado regional, Andrés Rojo, ex secretario de Organización con Rafael Simancas, asegura que la iniciativa no va contra Tomás Gómez.

Se trata –explica- de “dar la palabra a las bases, a la militancia para que sirva de revulsivo y de acercamiento a los ciudadanos”. Los críticos consideran que es necesario “clarificar el mensaje del PSM” en un momento en que la izquierda en general “ha perdido la batalla de las ideas” y, en particular en Madrid donde “seguimos sin levantar cabeza” (alude también a IU), corriendo el riesgo de “dejar huecos” para que surjan otras iniciativas, señala en referencia a lo dicho en una entrevista publicada en nuevatribuna.es por el rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, apuntando la posibilidad de que se creara una plataforma electoral al margen de los actuales fuerzas políticas que representan a la izquierda en Madrid.

Andrés Rojo quiere dejar claro que no se trata de dar nombres o candidatos alternativos sino de “poner en valor el procedimiento de primarias”, recogido en los estatutos del PSOE, una “reflexión” –dice- que están haciendo “muchos compañeros” de filas.

Rafael Simancas lidera el foco de resistencia contra Tomás Gómez