#TEMP
lunes. 27.06.2022
AGENCIAS | 14.02.2009

El candidato del BNG a la Presidencia de la Xunta, Anxo Quintana, reclamó hoy "transformar la simpatía" hacia los nacionalistas en votos el próximo 1 de marzo, porque sólo la formación frentista logró "que se respete" a Galicia y que los gallegos "vayan con la cabeza alta" a Madrid y por el mundo.

Rodeado de unos 700 militantes y simpatizantes en uno de los tres ayuntamientos gobernados por el Bloque que visitará hoy el cabeza de cartel, y acompañado del acalde de Zas, Manuel Muíño, Quintana advirtió a los ciudadanos de que "estos días escucharán que no hubo cambio" para "desmovilizarnos" y no acudan a la cita electoral, pero puso de manifiesto que esta situación sólo "beneficia" al PP, que aspira a gobernar con la "remota" posibilidad que le daría la abstención.

Contra ello, apeló al voto y a "hablar con los vecinos", hayan votado a "quien hayan votado" en los comicios de 2005, para que esta vez respalden" al Bloque, que es la "única fuerza propia" y que "defiende los intereses".

Intervino en esta línea la "numero dos" por A Coruña, Ana Pontón, quien evidenció que "el Bloque es de fiar", porque "ni tiene cuentas en las Islas Caimán, ni está fotocopiando" los pasaportes en la emigración. Por eso pidió el voto para el Bloque.

También hizo uso de la retranca gallega para avisar de que los gallegos "sí saben a dónde van" cuando se encuentran en mitad de una escalera. "Los que no lo saben son ellos", proclamó en relación a "los de Madrid".

Y, en esta línea, el líder del Bloque utilizó el idioma propio para calificar a Feijóo de "repugnante quisquilloso" por haber dicho que debatir con los otros dos candidatos a la Presidencia de la Xunta era "repugnante".

"Es lógico que teniendo esas propuestas, el PP no quiera debatir, ¿cómo va a debatir conmigo?, no los quiere ni de broma, a Feijóo le gustan más los sermones de la montaña", ironizó y reprobó que "sólo haga actos sin derecho a preguntas".

También le acusó de "gustarle la difamación" y le atribuyó a su partido "el encargar carteles" para pegarlos al lado del los del BNG para "mentir", en referencia a papeles colgados al lado de la propaganda electoral apuntan los gastos de la Xunta. "Es normal que lo hagan los niños, pero no es propio de un partido democrático", remachó.

"HARTOS DE ESCUCHAR"

El candidato de la formación frenstista constató, por otro lado, que los ciudadanos "están hartos de escuchar" que los gallegos son "gente pasiva y conservadora". "Ni desconfiados, ni parvos", zanjó Quintana, quien defendió que el BNG lo que hizo es "pelear" por una comisión de seguimiento para que el Gobierno central "ponga negro sobre blanco" y "diga cuándo demonios llegarán" las infraestructuras a Galicia.

El cabeza de cartel nacionalista aseveró que "ésa, es la forma de trabajar" y, "sin querer hacer guerras en Madrid", rechazó ir "a pedir como se hacía antes con la cabeza agachada". "Yo quiero ir con la cabeza alta, mirando al presidente a los ojos, porque no voy a pedir favores, voy a reclamar justicia para Galicia".

Para esta labor, insistió en que debe ser el BNG el que, a través del voto "masivo" de los ciudadanos el próximo 1 de marzo para los nacionalistas, y se comprometió, parafraseando los lemas de la camapaña, a seguir con "el cambio transformador sin ataduras", para el que "quiere más".

PRIMEROS APLAUSOS PARA "EU SON ANXO QUINTANA"

Por primera vez, se escucharon aplausos tras el comentado video en la red de "Eu son Anxo Quintana", y hubo palmas tímidas al compás del "reggaeton" "Como lle din, Quin, como se chama, Anxo Quintana", aunque sin duda la más entusiasmada fue una pequeña que observaba el video extasiada y movía sus manos a la vez.

La gran ovación, una vez más, se hizo de rogar hasta la entrada de Quintana y sus "compañeiros" nacionalistas, también los besos y abrazos. "Buenas tardes, así da gusto", resumió el alcalde para describir el recibimiento.

"Próxima a la gente, valiente, con capacidad de diálogo y que representa a todos los gallegos", aseguró el candidato de la comarca, Manuel Antelo, para argumentar: "hoy todos podemos decir eu tamén son Anxo Quintana", lo que obtuvo el aplauso del auditorio.

La "dos" por A Coruña, Ana Pontón, advirtió del "reto" del 1 de marzo para "dar continuidad" al "cambio transformador", así como censuró que el "PP nunca creyó en los sectores productivos del país, sino que destinó la mayor parte de los fondos para que se abandonase" el cambio. "Tenemos el reto de dar un paso para adelante".

"A algunos les vendrían muy bien que no siguiesen los cambios y tienen como objetivo frenar el avance de los nacionalismos", reiteró la también diputada autonómica, quien no introdujo nuevos argumentos después de tres discursos desde el inicio de la campaña sino que insistió en que "por primera vez, el BNG le devolvió el viento a los gallegos".

ALCALDE Y CANDIDATO

Antes, el alcalde pidió con énfasis la petición de voto y puso de manifiesto que "sólo el BNG" defiende los "intereses de Galicia". No escatimó palabras para destacar los logros alcanzados en Zas, para lo que se erigió en el "único edil de A Costa da Morte" que reclama medidas para esta comarca, así como agradeció la colaboración "de las consellerías gobernadas por el BNG".

"Si tenemos fe en nuestro pueblo, el pueblo tendrá fe en nostros", aseguró el candidato de A Costa da Morte, Manuel Antelo, quien mostró su deseo por ser "próximo parlamentario". "Al PP se le notará mucha hipocresía y mentira, no tiene credibilidad", asvisó y se preguntó: ¿no sé qué hace presentándose a estas elecciones?.

Quintana (BNG) pide "transformar la simpatía" en votos
Comentarios