domingo. 14.07.2024

Los afiliados y afiliadas al PSOE, en la consulta convocada para este sábado 27 de febrero, estamos convocados a ratificar o no el acuerdo alcanzado con Ciudadanos para la investidura como Presidente del Gobierno del compañero y Secretario General del Partido, Pedro Sánchez, y para formar un gobierno reformista y de progreso para España.

Desde la plataforma Socialismo Necesario en su momento solicitamos, primero, a la dirección del Partido que cualquier tipo de pacto que se alcanzara con otras fuerzas políticas fuera sometido a la consulta de todos los afiliados y afiliadas y, después, hemos pedido a todos los/las militantes que participaran activamente en esa consulta. Ahora corresponde pronunciarnos sobre los términos del Acuerdo alcanzado con Ciudadanos.

Recordemos que ante el complejo resultado de las elecciones generales, el PSOE se planteó los siguientes retos: no permitir un nuevo gobierno del Partido Popular, evitar la repetición de las elecciones, intentar articular una mayoría para el cambio político, y encabezar un gobierno progresista y reformista para España.

Aunque las dificultades parecían insalvables, el comportamiento sereno y responsable del Partido, con su Secretario General a la cabeza, han permitido dar pasos en la consecución de esos objetivos. En ese sentido, el acuerdo alcanzado con Ciudadanos ha ido más allá del pretendido pacto de investidura para configurarse como un auténtico ACUERDO DE GOBIERNO. No es un acuerdo sobre un aspecto concreto o puntual, sino un verdadero Programa de Gobierno que se intentará desarrollar a lo largo de toda una legislatura.

Es un acuerdo que nace del pacto entre dos fuerzas políticas distintas, inspiradas en un ideario diferente, que se presentaron a las elecciones con programas electorales distantes en unos aspectos, pero, en otros, próximos e incluso coincidentes. Un pacto que nace del acuerdo entre dos partidos que se han caracterizado por su moderación, su responsabilidad y su voluntad declarada y confirmada por los hechos, de negociar para alcanzar el objetivo de lograr un gobierno para España.

Como todo acuerdo entre fuerzas políticas, han existido necesarias cesiones y concesiones mutuas, porque de ninguna otra manera se hubiera alcanzado el pacto. No se puede hablar de acuerdo cuando una de las partes ve recogida la integridad de sus pretensiones. Eso no es un acuerdo, es una imposición. Como tampoco lo es cuando no ve reflejados sus más importantes objetivos. Eso es una renuncia.

De lo que estamos plenamente convencidos los integrantes de la plataforma Socialismo Necesario, es que en con este Acuerdo el Partido Socialista no ha renunciado a sus objetivos, no ha abandonado sus propuestas más importantes, no se ha dejado imponer ninguna medida que no fuera compatible con su programa electoral y, mucho menos, que contenga medidas inaceptables o contrarias al interés general de los españoles.

Comprobar lo antes afirmado es bastante sencillo. Basta con leerlo y cotejar el documento programático que se ofreció a la negociación con las demás fuerzas políticas y el texto publicado con el Acuerdo alcanzado con Ciudadanos. En el primero, se proponían a la negociación, es decir, al debate y a la transacción, más de 350 propuestas, de las que más del 95% se han recogido en el texto del Acuerdo. El balance difícilmente puede ser más satisfactorio para las pretensiones del Partido Socialista.

Socialismo Necesario considera que se han preservado los objetivos fundamentales de la modernización de nuestro modelo económico, la creación de empleo estable y de calidad, el reforzamiento del sistema de igualdad de oportunidades y de protección social, así como la regeneración de nuestras instituciones. El pacto pone fin a los recortes sociales y avanza en la recuperación del Estado de Bienestar, además de comprometerse a blindar los derechos sociales en la Constitución y garantizar una financiación pública suficiente y compatible con la estabilidad presupuestaria.

Es un Acuerdo que desarrolla un amplio programa de gobierno, con más de 460 medidas de todo tipo, que afectan a todos los ámbitos de la economía, la sociedad y las instituciones del Estado. Propuestas necesarias, convenientes y factibles, formuladas desde el rigor, la sensatez y la experiencia que avalan a un partido de gobierno como el PSOE.

El Acuerdo asume los compromisos del programa socialista y plantea un plan de gobierno cuyos ejes pivotan sobre el necesario cambio del marco de las relaciones laborales para resolver los dos grandes problemas del país: el paro y de precariedad laboral. Mantiene la simplificación de los tres contratos que propusimos, potencia la negociación colectiva, penaliza el abuso de la temporalidad, recupera la ultraactividad de los convenios y plantea una negociación con los interlocutores e interlocutoras sociales para un nuevo Estatuto de los Trabajadores y Trabajadoras que ponga fin a la reforma laboral del PP.

Apuesta por dignificar las condiciones de vida de la ciudadanía, contempla la subida del SMI, la recuperación del subsidio para mayores de 52 años y la garantía de sostenibilidad y suficiencia del sistema público de pensiones, así como el poder adquisitivo de los pensionistas.

Afronta con enorme ambición la imprescindible transición energética, base de un nuevo modelo económico, productivo y social mediante el que por fin hacer frente de manera efectiva a los ingentes desafíos ambientales que acechan ya nuestro presente.

Apuesta porque España alcance definitivamente un gran Pacto Social y Político en torno a la Educación. Se paraliza la implantación de la LOMCE, como paso previo a su derogación.

Se identifica como prioridad la lucha contra la pobreza y la desigualdad, con planes de choque y medidas como el Ingreso Mínimo Vital. Se recupera la universalidad en la Sanidad y se revisa el copago farmacéutico. Se impulsa de nuevo la Atención a la Dependencia, derogando los copagos e incluyendo de nuevo a los cuidadores familiares en Seguridad Social.

Se acuerda reformar el sistema fiscal con la creación de un Impuesto sobre grandes fortunas, la reducción de IVA cultural al 10%, y evitando nuevos impuestos a las clases medias y trabajadoras. Se armonizarán en toda España los impuestos de sucesiones y donaciones para evitar los paraísos fiscales interiores, como es el caso de la Comunidad de Madrid.

Se recogen compromisos para reformar leyes como la “ley mordaza”, y aprobar otras como la ley de igualdad de trato y un Pacto social, político e institucional contra la violencia de género

Por último, y entre otras medidas de alcance, el Acuerdo contempla la necesidad de abordar una reforma parcial de la Constitución para blindar derechos como la protección de la salud o el acceso a los servicios sociales, así como para transformar el Senado en Cámara Territorial con una composición más reducida, suprimir el aforamiento de parlamentarios y parlamentarias, o rebajar de 500.000 a 250.000 las firmas exigidas para presentar proposiciones de ley de iniciativa popular.

Socialismo Necesario, después de hacer un análisis exhaustivo del documento, concluye que en este Acuerdo se recogen las propuestas más importantes del programa electoral del PSOE. Igualmente, y esto es a nuestro juicio lo más relevante, considera que este Acuerdo es un instrumento válido que nos permite presentarlo como un nuevo contrato a los españoles para que estos nos otorguen su confianza y nos permitan dirigir el gobierno de este país.

En consecuencia, Socialismo Necesario llama a todos los afiliados socialistas a la reflexión, a estar a la altura del trascendental momento que vivimos, y a votar de forma mayoritaria y afirmativa la ratificación del Acuerdo.

Piden el voto a favor del acuerdo alcanzando entre PSOE y Ciudadanos