miércoles 1/12/21
RESPALDADO POR EL 73 POR CIENTO DEL CONGRESO

Pere Navarro, un biólogo para oxigenar al PSC

El alcalde de Terrassa, Pere Navarro, ha sido elegido primer secretario del PSC en sustitución de José Montilla tras vencer ampliamente al exalcalde de Vilanova i la Geltrú Joan Ignasi Elena, ya que el primero ha cosechado 545 votos (un 73% de apoyo) y el segundo tan solo 187 votos (25% del total).

Navarro toma así las riendas del PSC tras una votación en la que han participado 746 delegados y en la que no ha habido votos nulos mientras el voto en blanco ha sido del 1,88%, lo que se ha traducido en 14 votos.

En su intervención ante los delegados antes de la votación, Pere Navarro ha prometido que, como primer secretario del PSC, cambiará "las formas" y la "cultura política" del partido, y que habrá "coherencia" en todas las instituciones donde el partido esté representado.

El gran rival de Navarro, el alcalde de Lleida, Àngel Ros, ha retirado esta mañana su candidatura a la primera secretaría y ha pedido el voto para Elena, con lo que la votación ha servido para medir fuerzas entre el favorito, a quien apoyaban amplios sectores del partido, y el sector más catalanista.

LOS RETOS DE NAVARRO SON MARCAR PERFIL PROPIO Y VISUALIZAR EL CAMBIO

El nuevo primer secretario del PSC, Pere Navarro, tiene múltiples retos, entre los que destacan demostrar en poco tiempo que marca perfil, que puede transformar y renovar el partido, y reflejar que no hay continuidad respecto a la anterior etapa, liderada por José Montilla.

El primer desafío llega este mismo fin de semana, presentando ante los 830 delegados del XII Congreso una ejecutiva de integración, donde haya renovación pero también sin hacer tábla rasa, e integrando todas las sensibilidades del partido.

Otra misión pasa por lavar la cara a un PSC muy desgastado, que en año y medio ha pasado de gobernar la práctica totalidad de las instituciones catalanas a perder las elecciones autonómicas en noviembre de 2010, las municipales de mayo y las generales de hace menos de un mes.

El PSC debe ganar la credibilidad perdida ante el electorado, y al mismo tiempo, Navarro deberá marcar cómo el socialismo catalán hace su estrategia de oposición en el Parlament: si opta por una vía más colaboracionista con el Govern de CiU, o bien hace una labor de oposición contundente y frontal, con escasa capacidad para alcanzar acuerdos, en un contexto de recortes desde el gabinete de Artur Mas.

Las relaciones PSC-PSOE son otro frente: hasta ahora tabú, el nuevo PSC tiene claro que sus relaciones "fraternales" con el PSOE deben cambiar, después de que varapalos durante los siete años de gobiernos socialistas, como los recortes del Estatut y la polémica entre ambos ejecutivos sobre las finanzas de la Generalitat y el pago de determinadas cuantías a las arcas catalanas.

La apuesta de Navarro no es el grupo propio en las Cortes, sino que los diputados del PSC cuenten con 'voz propia' en el marco de un 'grupo socialista federal'.

De esta forma, del XII Congreso se sale demostrando que algo se ha movido: son escasas las voces del PSC que optan por la continuidad en las relaciones con el PSOE, pero tampoco es mayoritaria la apuesta por el grupo propio, por lo que la opción mayoritaria es una solución intermedia, que ahora debe negociarse con Ferraz.

La renovación del partido pasa también por una nueva forma de elegir a los candidatos: las elecciones primarias, cuyo reglamento debe ahora concretarse, y a las que podrían concurrir para liderar la candidatura en la Generalitat en 2014 Navarro, Àngel Ros y Montserrat Tura.

El nuevo líder también debe demostrar que el partido cambia a nivel ideológico: él ha propuesto marcar acento en cuestiones como la oposición a las centrales nucleares --algo a lo que el PSC nunca antes se había opuesto--, remarcar la defensa de los derechos civiles y un giro verde.

BIOLOGO DE FORMACIÓN Y ALCALDE DE TERRASSA

El PSC ha recurrido a un biólogo de formación que tiene como objetivo oxigenar el partido, renovarlo, que recupere credibilidad para ser una alternativa a CiU en 2014, cuando presentará a un candidato elegido mediante unas elecciones primarias.

Navarro (Terrassa, 1959) está casado y tiene dos hijas, y sobresale su pasión por las nuevas tecnologías y las redes sociales.

Se licenció en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y empezó a militar en el PSC-Congrés, uno de los tres partidos que se fusionaron en 1978 para dar lugar al actual PSC, junto a la federación catalana del PSOE y el PSC-Reagrupament.

Su primera labor en el partido fue pegar carteles, con "mucha ilusión", ya que eran los primeros pósters que imprimía la candidatura Socialistes de Catalunya (coalición entre PSC-Congrés y el PSOE) para las elecciones a Cortes Constituyentes de 1977, las primeras elecciones democráticas tras 40 años de dictadura.

Forjado en las juventudes del partido, fundó su agrupación en Terrassa, y entre sus primeras responsabilidades en el partido, destaca la de jefe e campaña para las municipales de 1983, y también estuvo en las listas que el PSC presentó en las generales de 1982.

CONCEJAL DESDE 1987

En 1987 fue elegido por vez primera concejal, asumiendo el área de Urbanismo, y en 1994 asumió las riendas del PSC local, siendo proclamado primer secretario.

En 1995 pasa a ser concejal con dedicación exclusiva, asume la Concejalía de Participación Ciudadana y Juventud, y en 1998 la de Cultura.

Tras las municipales de 1999, es nombrado cuarto teniente de alcalde --responsabilidad que compagina con las concejalías de Cultura y de Solidaridad y Cooperación Internacional--, y asume la alcaldía en 2002 sustituyendo al histórico Manuel Royes, que era alcalde desde 1979.

Concurre como cabeza de lista del PSC en Terrassa por vez primera en las municipales de 2003, cuando consigue 13 de los 27 concejales en juego, resultados que repite en los comicios locales de 2007, y en las municipales de 2011 logra 11 ediles de 27.

En la actualidad, también es primer secretario de la federación socialista del Vallès Oest, que, además de Terrassa, se responsabiliza de municipios como Rubí -plaza fuerte del PSC- y Sant Cugat del Vallès -feudo de CiU-.

Pere Navarro, un biólogo para oxigenar al PSC
Comentarios