lunes. 15.04.2024

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha instado al PSOE a abandonar "intrigas palaciegas" y "peleas internas" para recuperar la fortaleza de la dirección con el fin de ejercer de "alternativa clara" al PP que, con su mayoría absoluta, "impone medidas que arruinan al país". Además, ha asegurado que él no es candidato "de nadie" porque "no hay candidatura a nada", y ha emplazado a no "volverse locos" porque Alfredo Perez Rubalcaba "es el secretario general que hemos elegido".

En una comparecencia ante los medios de comunicación tras la reunión del Órgano de Coordinación Institucional y Orgánico del PSE-EE, López ha mostrado su preocupación por la situación del PSOE que, en su opinión, "debe corregir errores".

"Debe abandonar, si existen, intrigas palaciegas que hacen que nos ocupemos de nosotros mismos, y debe dedicarse, ya no a dar respuestas, sino a ser la respuesta para tanta gente que está atravesando demasiadas dificultades", ha añadido.

En esta línea, ha indicado que el Partido Socialista "sólo tiene sentido como instrumento de los más vulnerables para transformar realidades injustas" y para ser "herramienta para cambiar las cosas y estar del lado de los que más sufren".

"Tenemos que dedicarnos, en cuerpo y alma, a ofrecer soluciones; a ser y tener una alternativa clara a lo que está pasando; a estar con la gente; a recuperar cercanía; a ser creíbles y no a otra cosa", ha indicado.

Patxi López ha manifestado que no quiere contribuir a "alimentar la ceremonia de la confusión en la que parece que vive el Partido Socialista o esas intrigas palaciegas" porque hay que "dedicarse a hablar menos de nosotros mismos". Por ello, ha rechazado referirse a nombres de los posibles "intrigantes" que hablan de supuestas primarias inexistentes.

"La gente no espera del PSOE una fecha para no sé qué primarias ni quién es quién, sino que seamos capaces de dar respuestas a sus problemas. Y muchas posibilidades de serlo las estamos perdiendo porque quemamos energías en estas otras cuestiones", ha señalado.

FORTALEZA DE LA DIRECCIÓN

Por ello, ha emplazado "a recuperar la fortaleza de una dirección que ha sido elegida hace escasamente un año" con el fin de "recuperar credibilidad con la sociedad". "Y para eso yo sólo conozco una forma de hacerlo, que es con política, no con peleas internas", ha añadido.

Asimismo, ha señalado que el PSOE tiene que "salir fortalecido" de la próxima reunión de la Ejecutiva Federal del jueves y ha destacado que su partido ahora "es más necesario que nunca".

"Porque, enfrente, lo que tenemos es un Gobierno y un PP con una mayoría absoluta que nos está imponiendo, un día sí y otro también, una ideología neoliberal que se está cargando todo lo que tanto nos ha costado construir en este país: el sistema educativo, el sistema sanitario, los derechos de los trabajadores y las prestaciones de la ciudadanía", ha apuntado.

López ha asegurado que, ante todo eso, se "necesita como el comer" a un PSOE "fuerte, que sea capaz de hacer frente a esa situación y a esa imposición de medidas que están arruinando al país". En esta línea, ha precisado que el colectivo socialista "tiene que poner pie en pared, corregir los errores y dedicarse a lo que tiene que dedicarse".

"Tiene que cerrar todas las heridas que tenemos y de una manera firme y consensuada con el conjunto del PSOE y con un liderazgo de una dirección que tiene que ponerse al frente de lo que necesita este partido", ha añadido.

SIN CANDIDATURAS

En este sentido, ha asegurado que él "no es candidato de nadie porque no hay candidaturas a nada". "Yo estoy en la Comisión Ejecutiva Federal y tengo, entre mis vocaciones, ayudar al conjunto del PSOE, pero mi papel está aquí. Y ayudaré en todo lo que sea posible y necesario al PSOE", ha insistido.

El secretario general del PSE-EE ha señalado que la fecha de las primarias las decidirá el Comité Federal del partido en una reunión. "Lo que no puede ser es que tengamos permanentemente abierto un escenario de primarias que no sabemos cuándo es, para que todo el mundo juegue con eso, en vez de dedicarnos a lo que hay que hacer", ha insistido, para recordar que "no hay primarias en 2013, hay un debate ideológico" en base a "debates importantes" que tienen los socialistas y que "están siendo solapados por otro tipo de cuestiones".

Por ello, ha pedido al conjunto del PSOE que se deje "de enredar" sobre cuándo van a ser las primarias. También ha aludido a la figura de Alfredo Pérez Rubalcaba para recomendar que "no nos volvamos locos" porque "es el secretario general que hemos elegido". En su opinión, si una persona "no se ve con fuerza para seguir en el cargo" como ha sido el caso del Papa, se "retira", algo que no ha hecho el líder de la oposición.

PONFERRADA

Preguntado por si, con la expresión de "intrigas palaciegas" se refiere a la actuación de su partido en Ponferrada, lo ha negado, y ha dicho que, con ello, se refiere a "toda esta rumorología de que si las primarias, de que si el candidato es uno u otro".

"Lo de Ponferrada lo reconocemos como un error que nunca debió suceder porque va contra nuestras propias esencias como socialistas. Y los errores se asumen, se corrigen y se aprende de ellos y es lo que hemos hecho", ha añadido.

GOBIERNO DEL PP

El líder de los socialistas vascos ha mostrado su preocupación por la situación de España, con un Gobierno del PP "prisionero de su propia corrupción y que intenta lanzar la idea de que si ellos tienen corrupción es porque todos los demás partidos la tienen". "El Ejecutivo de Mariano Rajoy es un gobierno paralizado por el miedo a su propio pasado", ha aseverado.

A su juicio, en las actuales circunstancias, lo que hace falta es "un gobierno que gobierne, que defienda los intereses de la ciudadanía y que ponga en marcha medidas para la reactivación económica y la creación de empleo; algo que brilla por su ausencia".

Para el secretario general del PSE-EE, todas las medidas que adopta el Gabinete de Rajoy "suponen un nuevo recorte de derechos, un nuevo tajo a la inversión pública y un nuevo retroceso en la dinamización de la economía".

CHIPRE

También se ha mostrado preocupado por la política económica "suicida" del la Unión Europea ante la decisión adoptada este fin de semana para Chipre, país en el "que la troika está imponiendo medidas draconianas a la población, sin dar ninguna esperanza para su reactivación económica" y ha lamentado que se "imponga, una vez más, de forma exclusiva, el saneamiento de la banca a costa de subidas de impuestos, y esta vez además, a costa de los ahorros de la población".

En este sentido, ha dicho que a esa política económica "suicida" de la UE se le une, "otra vez, un grave deterioro de las instituciones democráticas porque se ha vuelto a ningunear a la representación política de los ciudadanos y a sus instituciones, que se han convertido en meros espectadores de estas terribles decisiones". "Europa ha pasado de ser el sueño de todos a convertirse en la pesadilla de muchos", ha añadido.

A su juicio, "Europa debe dejar de ser el problema, para convertirse en nuestra solución", y ha afirmado que "la salida no está en romper con Europa, sino en hacer, de forma urgente, una Europa diferente, que signifique más Europa, con un gobierno democrático de verdad, sujeto al control parlamentario, y autónomo de los poderes económicos que hoy son los grandes dictadores de las decisiones económicas de la Unión".

El líder del PSE-EE ha manifestado que "esta situación nos reafirma más en los acuerdos adoptados por todos los partidos socialdemócratas europeos, en la decisión de concurrir juntos, con un mismo programa y un mismo candidato, en las elecciones del año que viene".

Patxi López insta al PSOE a "abandonar intrigas palaciegas"