sábado 04.04.2020
ABOGA POR EL DIÁLOGO DE LAS FUERZAS PROGRESISTAS

Pablo Iglesias reconoce que los resultados “no son satisfactorios”

El líder de Podemos lamenta que el bloque conservador haya aumentado sus apoyos. 

Pablo Iglesias reconoce que los resultados “no son satisfactorios”

Iglesias ha reconocido que su candidatura tenía "expectativas diferentes" y también ha mostrado su preocupación por la pérdida de apoyos que ha tenido "el bloque progresista"

El candidato de Unidos Podemos y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reconocido que los resultados obtenidos en las elecciones generales celebradas este domingo no han sido "satisfactorios" y ha asumido que "es el momento de reflexionar".

En su primera valoración de los resultados electorales, rodeado de la cúpula de su partido y candidatos de Unidos Podemos, Iglesias ha reconocido que su candidatura tenía "expectativas diferentes" y también ha mostrado su preocupación por la pérdida de apoyos que ha tenido "el bloque progresista", a la vez que le "preocupa" también que el PP y el "bloque conservador" haya aumentado su representación.

El líder del partido morado considera que lo que ha hecho Podemos durante los últimos años es "histórico" y "no tiene precedentes", pero ha insistido en que esperaban unos resultados "diferentes" esta noche y por eso "es momento de reflexionar".

En este contexto, no ha querido adelantar la posibilidad de un Gobierno alternativo al PP y sólo ha subrayado que las fuerzas políticas progresistas tienen que "dialogar" y trabajar a partir de los espacios que les "unen".

Unidos Podemos pierde un millón de votos

Unidos Podemos ha sido una de las candidaturas perdedoras en estas elecciones generales ya que, pese a mantener la misma representación en el Congreso que obtuvo en diciembre, ha fracasado en su estrategia de coalición, ha perdido más de un millón de votos y se ha quedado lejos del ansiado 'sorpasso' al PSOE, según los datos ofrecidos por el Ministerio del Interior con un 99,5 por ciento escrutado.

La candidatura formada por Podemos, IU y sus confluencias en Cataluña, Galicia y la Comunidad Valenciana suma un total de 71 escaños, exactamente los mismos que lograron en los comicios de hace seis meses. Sin embargo, se queda poco por encima de los cinco millones de votos, más de un millón menos que en todo el país respecto al 20D.

Estos datos les mantiene como tercera fuerza en el Parlamento, por detrás de los 85 escaños del PSOE, al que todas las encuestas y ellos mismos daban por seguro que superarían. Y muy lejos de los 137 del PP, partido que incluso señalaban como meta a alcanzar durante los últimos días de campaña.

Pablo Iglesias reconoce que los resultados “no son satisfactorios”
Comentarios