jueves. 18.04.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 23.3.2010

Concretamente, Jaime Mayor Oreja ha dicho que tiene la certeza de que en este momento hay una "segunda parte" de la negociación del Gobierno con ETA. A su entender, ese proceso tiene dos fechas, las elecciones municipales del próximo año y las generales de 2012, donde ETA "devolverá el favor" al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que gane esos comicios porque, a su juicio, no son adversarios, sino aliados potenciales, y los dos buscan una "España debilitada".

El portavoz 'popular' en la Eurocámara ha dicho todo esto durante su participación en el Executive Forum España, donde ha asegurado que "todo indica que siguen operando los mediadores de carácter internacional", y que las detenciones de terroristas que se están produciendo "nunca impiden un proceso de resolución de conflictos".

En su opinión, el "proyecto de Zapatero y el de ETA son aliados potenciales" porque ambos "buscan una España debilitada". "Hay muchos símbolos y síntomas que dan una certeza de que hay ya una segunda parte. Eso tendrá dos fechas determinantes: las elecciones municipales, donde se trata que ETA se haga presente en los ayuntamientos y en las instituciones del País Vasco, y una segunda parte en las elecciones generales, donde ETA devolvería el favor a Zapatero para ayudarle a ganar las generales", ha enfatizado.

Para Mayor Oreja, un ejemplo de la negociación es el "esfuerzo desmesurado por separar a ETA de la izquierda abterzale", algo que, a su juicio, es "imposible" porque son lo mismo. Sin embargo, en su opinión, en este momento la organización terrorista "necesita" trasladar la idea de que la izquierda abertzale es "distinta" de ETA. "ETA es un proyecto que a veces coloca en la vanguardia la pistola y otras veces el proyecto político que le interesa. Y ahora ETA está en pleno proyecto político y necesita que haya una apariencia de una izquierda abertzale distinta de ella y está animando a ese proceso", ha asegurado.

A su juicio, ETA, que "dio un salto de Estella a Perpignan" y decidió también "romper España desde Cataluña", pretende ahora "volver otra vez desde Perpignan al País Vasco" para estar presente en las próximas elecciones municipales con el objetivo de que la izquierda abvertzale "tengan un papel político parecido al de ERC en Cataluña después de Perpignan". "ETA está en este momento en un proyecto político en el que quiere rentabilizar el proyecto de Estella-Perpignan en las instituciones del País Vasco pero actualizado", ha insistido.

Oreja pierde definitivamente la cabeza