<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 30.11.2022
LA POLICÍA NO DESALOJA LA PUERTA DEL SOL

Miles de personas en Sol desafían el fallo de la Junta Electoral Central

Miles de personas abarrotaron anoche la Puerta del Sol y sus calles aledañas en un pulso librado por el 'movimiento 15M' contra la decisión de la Junta Electoral Central de prohibir las concentraciones el sábado y el domingo. 

La asamblea terminó convocando la concentración de este sábado a las 20 horas "como otra forma de seguir trabajando en la reflexión colectiva".Los manifestantes del movimiento 15M han desoído la prohibición dictada por la Junta Electoral Central y se han mantenido en la Puerta del Sol por sexta noche consecutiva, en lo que ha sido la jornada más multitudinaria, llegando a colapsar la céntrica plaza y las calles adyacentes desde las nueve de la noche.

Los manifestantes han recibido el inicio de la jornada de reflexión con 'un grito mudo' consistente en cubrirse con esparadrapo la boca y permanecer en silencio durante unos minutos y, posteriormente, retirárselo fingiendo un grito, pero sin emitir ruido. Para cumplir con esta iniciativa, la organización ha repartido desde las 23.00 horas trozos de esparadrapo con los que los 16.000 asistentes a la concentración, según fuentes policiales, se han tapado la boca.

La policía no desalojó anoche a los concentrados en la Puerta del Sol pese a la prohibición expresa hecha por la Junta Electoral Central. La decisión llegó después de que el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba asegurase en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que las fuerzas de seguridad actuarían con “proporcionalidad” y en función de las circunstancias.

El kilómetro cero de Madrid volvió a convertirse en el epicentro de una protesta pacífica que empezó hace justo una semana impulsada por el colectivo ‘democracia real ya’. El que se conoce como ‘movimiento del 15-M’ libró un pulso con la Junta Electoral y con el propio Gobierno obligado a hacer que se acaten las leyes. Pero Interior (Rubalcaba suspendió su campaña para quedarse al frente de la situación) decidió no hacer uso de la fuerza para desalojar la plaza a partir de las 00:00 horas, momento en el que empieza la jornada de reflexión de este sábado. La prohibición se alargaba hasta el mismo día de las elecciones autonómicas y municipales que se desarrollan el domingo.

Durante todo el viernes, la asamblea general del movimiento deliberó la forma de dar respuesta al fallo de la Junta que fue recurrido por Izquierda Unida ante el Supremo que finalmente decidió inadmitirlo.

La asamblea terminó convocando la concentración de este sábado a las 20 horas "como otra forma de seguir trabajando en la reflexión colectiva". Lo que no fue aprobado es la celebración de una manifestación con un recorrido concreto.

Antes de votar este punto del orden del día en la asamblea tomaron la palabra representantes de la Comisión de Legal, quienes recomendaron no solicitar permiso a las instituciones para realizar estas iniciativas. Por otro lado, la asamblea expuso a los asistentes acciones ante un posible desalojo. Así, una portavoz llamó a la multitud congregada a "no reaccionar frente a las agresiones físicas o verbales" que puedan recibir.

La estrategia es la de permanecer unidos unos a otros y resistir ante un eventual desalojo policial de forma "pacífica". Asimismo, se insta a evitar "posibles golpes que vengan detrás o delante", y actuar por medio de gestos de "no acción".

PERFECTAMENTE ORGANIZADOS

Durante esta sexta jornada, los manifestantes han seguido escrupulosamente las recomendaciones de la organización para limitar en la medida de lo posible el consumo de bebidas alcohólicas -tan sólo se veían por la plaza las latas de cervezas de los vendedores ambulantes- y para que, por cuestiones de seguridad, nadie se subiera por los andamios de los edificios en obras en Sol.

Antes de la medianoche, por ejemplo, los manifestantes reprobaron que una minoría se subiera a las rejas de las ventanas laterales del edificio sede del Gobierno regional. Asimismo, también ha habido múltiples llamamientos para que nadie se subiera en la cúpula del nuevo intercambiador de Cercanías en la céntrica plaza.

La organización también ha repartido hojas con indicaciones para cómo actuar en caso de desalojo o carga policial, al fin de evitar que se produzcan heridos. Igualmente, han pedido que respeten el trabajo de los agentes policiales, subrayando que éstos estaban obligados a entrar en la plaza para comunicar a la organización que la asamblea había sido declarada ilegal, a pesar de lo cual, y teniendo en cuenta el carácter pacífico de la misma, no se procedería al desalojo.

Miles de personas en Sol desafían el fallo de la Junta Electoral Central
Comentarios