miércoles. 17.07.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 7.4.2010

El ex presidente del Govern balear Jaume Matas ha hecho efectiva este miércoles la fianza de tres millones de euros dictada por el juez de instrucción número 3, José Castro, y que le permite eludir el ingreso en prisión como medida cautelar.

Matas tenía hasta la medianoche para abonar la fianza dictada el pasado 30 de marzo por el juez del caso Palma Arena para eludir ingresar en prisión provisional dentro del caso de presunta corrupción Palma Arena, que investiga el desvío de más de 50 millones de euros en la construcción del velódromo.

Matas ha estado realizando trámites durante los últimos días en diferentes bancos con el fin de lograr los avales necesarios que sumen la cantidad impuesta por el juez en concepto de fianza y que le permitan permanecer en libertad, aunque sin pasaporte y con la prohibición de abandonar el territorio nacional. Según ha dado a conocer el propio Matas, el pago de tan importante cantidad ha sido posible gracias a dos transferencias de 1,5 millones de euros cada una, procedentes de una "operación provisional" para la que ha contado con "ayuda". Ni el ex presidente balear ni su representación legal han aportado más detalles sobre las personas que le han ayudado.

Según su abogado, Rafael Perera, la operación bancaria se ha conseguido "en base a garantías aportadas por Jaume Matas y por terceras personas", a las que el también ex ministro ha expresado su agradecimiento a través del letrado. Perera ha sido quien ha entregado esta mañana en el juzgado los resguardos correspondientes a las transferencias, que se han realizado a través de Banesto y del Banco de España.

Una vez abonados los 3 millones de euros, quien fuera presidente del PP balear deberá comparecer todos los días 1 y 15 de cada mes ante los Juzgados, algo que podrá hacer en Madrid, ciudad en la que reside desde que el magistrado le impusiera la mayor fianza decretada en la historia de Baleares a un político imputado en un caso de supuesta corrupción.

En un auto durísimo dictado el pasado 30 de marzo, el juez apuntaba a una "farsa orquestada" por Jaume Matas para ocultar que era quien tomaba personalmente las decisiones relativas a la construcción del velódromo Palma Arena y que supusieron el presunto desvío de más de cincuenta millones de euros entre 2005 y 2007, parte de los cuales pudieron acabar engrosando su patrimonio, según las investigaciones.

Matas paga los 3 millones de fianza , para lo que reconoce que ha contado con "ayuda"