miércoles. 24.04.2024

nuevatribuna.es | 20.12.2010

El futuro presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha abierto este lunes su discurso de investidura, que finalizará el martes, apelando al consenso y recalcando que su mandato no se caracterizará por un "espíritu de venganza" tras los siete años que CiU ha estado en la oposición pese haber ganado las elecciones de 2003 y 2006.

El debate de investidura ha empezado minutos después de las 11.00 horas con una intervención sin límite de tiempo donde Mas expondrá su hoja de ruta para la legislatura e intentará seducir al resto de partidos para que le faciliten la investidura ya que necesita seis votos más para ser nombrado presidente por mayoría absoluta. Sin embargo, todo apunta a que ningún partido respaldará en la primera vuelta al candidato de CiU, por lo que Mas requerirá de una segunda votación el jueves 23 en la que le bastaría con la abstención de alguno de los grupos parlamentarios.

El líder de CiU ha prometido que su Govern será "business friendly" -'amigo de la empresa'- y ha asegurado que no subirá los impuestos mientras Catalunya no salga de la crisis. "Revisaremos los incrementos fiscales adoptados por anteriores gobiernos y eliminaremos las discriminaciones fiscales de Catalunya respecto a otras autonomías", ha apuntado en alusión a la supresión del impuesto de sucesiones que ya prometió durante la campaña electoral. Mas ha argumentado que las subidas de impuestos han de ser "después de la recuperación económica, pero no antes", ha dicho. También ha destacado que la "primera y la principal prioridad" de su Ejecutivo será luchar contra la crisis y combatir el paro, el cual pretende reducir como mínimo hasta la mitad.

"Es un objetivo de país, no sólo de gobierno", ha advertido Mas sobre la recuperación económica, que ha considerado que pasa fundamentalmente por recuperar el valor social de las empresas y considerarlas el núcleo básico de la economía catalana.

También ha aludido a la “transición nacional” –que “no revolución”- que a su juicio se tiene que poner en marcha Catalunya empezando por un pacto fiscal con España. Asimismo se ha referido al “derecho a decidir” por ser “un ejercicio de la democracia en estado puro” y se ha preguntado: “¿A qué demócrata puede darle miedo?”.

FICHAJES PARA ASESORA AL GOVERN EN MATERIA ECONÓMICA

No obstante, Mas ha dicho que todavía desconoce la situación financiera de la Generalitat, lo que le "obliga a un ejercicio de prudencia programática", si bien imagina que la situación de las arcas de la Administración es "difícil y complicada". En este sentido, ha rechazado que esta afirmación sea un reproche hacia el tripartito, "sino una necesaria expresión de cautela", y ha asegurado que le consta la voluntad del Govern en funciones y del todavía conseller de Economía, Antoni Castells, de realizar un traspaso de poderes claro y ordenado.

Entre los primeros anuncios que ha hecho en el Parlament de Catalunya, Mas ha adelantado que ha pedido al presidente del Círculo de Economía, Salvador Alemany, y al del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, Miquel Vilardell, que asesoren al Govern en materia económica y sanitaria. Lo harán participando en consejos asesores de carácter no retribuido, y el objetivo es que ayuden a recuperar el crecimiento económico y modernizar el sistema de salud. Los consejos, además, estarán a disposición del Parlament, y se les podrá encargar gestiones e informes que se consideren necesarios, ha precisado.

Este medida, según Mas, responde a su voluntad de un Govern dialogante y abierto a las aportaciones de todos: "Un Govern que pida ayuda y quiera ser ayudado por ustedes, que representan la voluntad popular y por personas destacadas de la sociedad que pueden poner su talento y experiencia al servicio de grandes objetivos de país".

Ha dejado claro que el gobierno que aspira a presidir también será transparente y se caracterizará por ser "austero, honesto, con cohesión, espíritu de trabajo, con capacidad para tomar decisiones con liderazgo firme y dialogante".

TRIBUNA DE INVITADOS

Como la votación no se producirá hasta el martes, la tribuna de invitados del Parlament no está tan concurrida como en el primer pleno de la legislatura en la que se invistió a la democristiana Núria De Gispert presidenta del Parlament.

El ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol (CiU) y el ex presidente de la Cámara Heribert Barrera (ERC) son la dos figuras más destacadas que siguen el discurso de Mas, acompañados también por el alcaldable de CiU por Barcelona, Xavier Trias, y el diputado convergente en el Congreso Jordi Jané.

Asimismo, siguen el pleno de investidura el delegado del Gobierno en Catalunya, Joan Rangel; el senador convergente Jordi Vilajoana; el presidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), Salvador Esteve; los ex consellers Josep Grau, Carme-Laura Gil y Maria Eugènia Cuenca, y el histórico dirigente de CiU Joaquim Molins.

Mas revisará la política fiscal del tripartito