martes 19/10/21

Los políticos catalanes sacan a pasear el fantasma de Franco en la precampaña

El que lo ha hecho es el eurodiputado de CiU Ramón Tremosa, que sostiene que Montilla es el presidente que Franco deseaba para Cataluña. Celestino Corbacho, la incorporación 'estrella' a la lista del PSC, ya le ha contestado.
> Cataluña votará el día del Madrid-Barça
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 8.9.2010

El todavía ministro de Trabajo ha exigido a Artur Mas que haga una "desautorización en regla" de estas "barbaridades" y ofrezca una disculpa pública al presidente de la Generalitat. De hecho, el líder de CiU y candidato a la Presidencia de la Generalitat ha tardado apenas unas horas en "lamentar" que Tremosa haya entrado "en el terreno de los reproches", puesto que los convergentes persiguen una campaña política "en positivo y muy constructiva".

Tremosa (CDC) ha asegurado que el presidente de la Generalitat, José Montilla, "es el presidente que Franco soñaba para una Cataluña en democracia" en un apunte de su página de Facebook, donde también se ha preguntado qué habría dicho el PSC "si Jordi Pujol hubiera convocado elecciones en un día de Barça-Madrid". El eurodiputado también ha descrito a Montilla como "regionalista, españolizador y acatador del centralista".

En declaraciones a los periodistas, Mas ha dicho que no quería referirse a las palabras de Tremosa en los mismos términos, y ha recordado que Montilla fue escogido por el Parlamento, "aunque perdió las elecciones claramente". "Espero que los catalanes, democráticamente, pasen página del señor Montilla y del tripartito ante las urnas el próximo 28 de noviembre", ha reconocido.

Así mismo ha insistido en que su aportación a la campaña no entra en el terreno de los reproches personales. En su caso concreto, como candidato de CiU, ha expuesto, tiene que procurar no hacerlo y tener un sentido muy positivo de cara a lo que la gente espera, que es "que se les explique qué se quiere hacer y en qué consiste el cambio que perseguimos". Finalmente, Mas ha recalcado que espera que haya "juego limpio" durante la campaña, ya que CiU quiere que así sea y porque ya lo ha practicado. Así mismo también ha deseado que "los que ahora dicen que quieren juego limpio que también lo practiquen".

Por otro lado, el portavoz de CiU en el Parlamento catalán, Oriol Pujol, ha indicado en rueda de prensa que "no tiene constancia" de que nadie de la dirección de CDC haya obligado a Tremosa a retractarse de sus palabras, sino que la aclaración que ha hecho ha sido porque el eurodiputado lo ha considerado oportuno.

CORBACHO NUNCA SE HA SENTIDO DESAUTORIZADO

Volviendo a las declaraciones de Celestino Corbacho a Antena 3, el ministro ha asegurado que nunca se ha sentido desautorizado en el desempeño del cargo, aunque haya podido tener discrepancias con otros miembros del Ejecutivo, y que no deja el Ministerio porque se haya encontrado a disgusto en él. Ha recordado que siempre dijo que "más tarde o más temprano" regresaría a Cataluña para incorporarse a la política "activa" y, en su opinión, ahora es el momento adecuado para hacerlo.

Corbacho dejará el Ministerio cuando la Junta Electoral publique las listas para los comicios, lo que podría producirse a comienzos de noviembre, por lo que, a priori, "aguantará" al frente de Trabajo hasta la huelga general convocada para el 29 de septiembre. No obstante, podría dejar antes el ministerio si Rodríguez Zapatero ejerciera su facultad para cesarlo.

Tras reconocer que le ha tocado estar "en el peor sitio en el peor momento" debido a la crisis e insistir en que no deja el Ministerio porque se sintiera mal en el cargo, ha admitido que realmente se sentirá "alegre y aliviado" el día que lea la noticia que diga que la crisis a acabado en España y que la economía comienza a crecer y a generar empleo, algo que a él le habría gustado comunicar. "He intentado hacer frente a la situación de dificultad, pero no me siento defraudado. Para mi es un honor y un orgullo haber podido ser ministro de España durante dos años y medio", ha afirmado.

Sobre las discrepancias con otros miembros del Ejecutivo, el tiempo dirá si él tenía o no razón: "A mi sólo me podría haber desautorizado quien realmente tiene la autoridad para hacerlo, que es el presidente del Gobierno", ha dicho tras asegurar que Rodríguez Zapatero entiende sus razones para abandonar el cargo.

Respecto a su afirmación de que los niveles de empleo anteriores a la crisis tardarán 3 ó 4 años en recuperarse, "si no se tuercen las cosas", ha apuntado que en la actual situación la evolución a futuro no sólo depende de España, si no de cómo se recupere la economía internacional.

En cuanto a la huelga general, Corbacho la respeta pero considera que si las encuestas auguran una baja participación ciudadana es porque aunque las actuales circunstancias económicas en España y Europa son "enormemente graves", no son las que la gente entiende necesarias para una protesta de este tipo. Por ello, ha pedido que el día 29 los trabajadores que quieran ejercer la huelga puedan hacerla con toda libertad y que los que no quiera secundarla puedan ir al trabajo. Ha añadido que no deja el ministerio por la huelga y que ésta se convoca en contra de políticas "globales" del Gobierno, "de las que soy corresponsable", por lo que no repercutirá sobre el ministerio de Trabajo sino sobre el Ejecutivo.

En cuanto al sistema de pensiones, Corbacho ha explicado que el Pacto de Toledo debería decidir antes de finales de septiembre si para mantenerlo basta con incentivar la permanencia voluntaria y el control de las prejubilaciones o hay que aumentar la edad legal de jubilación.





Los políticos catalanes sacan a pasear el fantasma de Franco en la precampaña
Comentarios