lunes 6/12/21

Los dos candidatos a primarias están dispuestos a dejarse la piel en la recta final

Trinidad Jiménez y Tomás Gómez echarán toda la carne al asador en las dos semanas que quedan para el 3 de octubre. Ambos escenificaron este domingo en sendos actos con miles de militantes la puesta de largo de su candidatura arropados por destacados compañeros de partido. La cifra de avales con los que cada uno cuenta se conocerá esta semana.
NUEVATRIBUNA.ES 19.09.2010

Trinidad Jiménez y Tomás Gómez redoblarán sus esfuerzos en las dos semanas que quedan para las primarias del PSM que se celebrarán el próximo 3 de octubre. Ambos protagonizaron este domingo sendos actos con miles de militantes que sirvieron de pistoletazo de salida a la campaña, si bien esta no comenzará oficialmente hasta el 26 de septiembre.

La ministra de Sanidad en Leganés y el secretario general del PSM en Alcorcón midieron sus fuerzas y se dieron un baño de masas arropados por destacados compañeros del partido.

Jiménez estuvo acompañada por los ministros de Educación y Vivienda, Ángel Gabilondo y Beatriz Corredor, así como el diputado Rafael Simancas y el alcalde de la localidad, Rafael Gómez Montoya, donde la presidenta de la agrupación, Laura Oliva, pertenece al sector ‘tomasista’. También acudieron el alcalde de Getafe y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Pedro Castro, y el alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles.

Por su parte, Gómez contó con la presencia del ex presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra y del senador y alcalde de Alcorcón, Enrique Cascallana.

El primer pulso que deberán librar ambos candidatos son los avales conseguidos para ser proclamados. Mientras Gómez anunció el sábado que cuenta con 6.000 firmas, Jiménez ha preferido reservarse hasta el último día de plazo. Esa será sin duda la primera etapa a cubrir de un ‘tour’ que ya se anuncia muy intenso y no exento de duros enfrentamientos entre los dos aspirantes a encabezar las listas a las elecciones autonómicas de mayo de 2011.

Los precandidatos se lanzaron sus dardos en este arranque de precampaña. Jiménez aseguró que en este proceso de primarias "no se está enjuiciando la labor de nadie ni ajustando cuentas pendientes de las agrupaciones. No se está debatiendo si uno ha hecho bien su trabajo, que eso se presupone porque es una obligación, sino decidiendo entre todos quién es el mejor candidato", declaró en respuesta a los argumentos de los ‘tomasistas’ que ponen como bandera de su candidatura el trabajo de tres años realizado por el secretario general.

RECIBIDA AL GRITO DE “PRESIDENTA”

Jiménez fue recibida al grito de “presidenta” en el auditorio 'Padre Soler' de la Universidad Carlos III de Leganés donde se mostró satisfecha con el desarrollo del proceso porque" está generando ilusión" lo que hace que el PSOE tenga “visibilidad” y “recupere su fuerza y sus ganas para ser una alternativa en Madrid".

Durante su intervención, la ministra explicó que se decidió a dar el paso para optar a la candidatura a la Comunidad porque, según ha contado, no quiere que en Madrid suceda lo mismo que en Gran Bretaña, donde "han estado veinte años para solucionar los destrozos de Margaret Tatcher", ex primera ministra del Reino Unido.

Jiménez, que fue aplaudida en media docena de ocasiones, apeló a la "responsabilidad" de los militantes socialistas el día 3. En este punto, defendió la "libertad de voto" con un guiño a las bases al asegurar que se siente "orgullosa" de la gente que, a diario, acude a abrir y cerrar las agrupaciones y que han conseguido sacar al PSOE madrileño de "esa especie de aletargamiento de los últimos años".

En este sentido y para contraponer el mensaje de los ‘tomasistas’ respecto a quien tiene el apoyo de la bases, los ‘trinitarios’ entonaron una canción. “Como Tomás Gómez dice que tiene las bases, vamos a decirle que no”, explicaba uno de los jóvenes proponiendo un cántico que se repitió en varias ocasiones durante los discursos: Somos la base, nosotros somos las base....

Pero Jiménez quiso centrar su discurso en la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, a la que reprochó su falta de “lealtad institucional”. La ministra considera que Madrid "merece un cambio necesario y urgente". "Los madrileños están cansados de un Gobierno que sólo ataca y no dialoga", manifestó, tras incluir en ese decálogo el contencioso que mantiene Aguirre con los sindicatos por el recorte de liberados. En este punto, afirmó que las centrales sindicales "quieren un Gobierno que no les ataque".

De igual forma, se refirió a los casos de presunta corrupción. Así, aseguró que le gustaría un Gobierno para Madrid donde se apliquen los "procedimientos de la contratación pública para que no repitan los episodios de los últimos años". Por último, recriminó a Aguirre que no desarrolle leyes como la de Dependencia. "En Madrid se está esperando dos años, mientras que en el resto de España la media es de seis meses".

CANCIÓN PARA GÓMEZ

Por su parte, Gómez recibió el apoyo explícito de Rodríguez Ibarra que preconizó su triunfo tanto en las primarias como en las elecciones autonómicas. En el acto, celebrado en el Teatro Buero Vallejo de Alcorcón, los militantes se levantaron para cantar juntos y con las manos en alto el Canto a la libertad del recién fallecido José Antonio Labordeta: "habrá un día en que todos al levantar la vista veremos una tierra que ponga libertad", corearon.

Gómez estuvo arropado por los jóvenes de su plataforma de apoyo, todos ellos vestidos o bien con la camiseta roja en la que aparece una ola de estrellas similares a las de la bandera de la Comunidad o bien con la ya famosa imagen de Tomás Gómez a lo Barack Obama.

Ante un aforo entregado, los jóvenes hicieron la ola y corearon consignas desde el comienzo como ista, ista, ista, somos tomasistas, se nota, se siente, Tomás presidente, que animó al auditorio a unirse a las proclamas en una reproducción a lo que ya se ha denominado "el espíritu de Avenida de América", por el acto de presentación de Tomás Gómez en la sede de UGT el pasado día 5 de septiembre.

De hecho, la música inundó también el acto al inicio, al ser abierto por los acordes del jubilado de Moratalaz que, sin olvidar también enviar un recuerdo al recién fallecido José Antonio Labordeta, llenó el pabellón con su "Doy mi voto a Tomás".

El secretario general del PSM anunció que su campaña para las elecciones de mayo de 2011 será "limpia y política" para movilizar a toda la izquierda de la Comunidad de Madrid, y lo hará "sin dinero" y con "los afiliados como maquinaria" electoral. También destacó que su campaña para derrotar a Aguirre se basará "en los valores de la izquierda" porque la mayoría social de la región es de izquierdas. "Vamos a hacer política de verdad, desde la izquierda, con los afiliados como maquinaria. Y vamos a hacerlo con respeto a la gente que está sufriendo”, dijo.

Los dos candidatos a primarias están dispuestos a dejarse la piel en la recta final
Comentarios