martes. 25.06.2024
NUEVATRIBUNA.ES 15.08.2010

La ministra de Sanidad, Trinidad y Jiménez, y el secretario general del Partido Socialista de Madrid, Tomás Gómez, se muestran confiados en conseguir los avales necesarios para concurrir a las primarias del PSM e intentar disputar el gobierno regional a la actual presidenta y candidata del PP Esperanza Aguirre. Esa es una de las fórmulas que fija la Normativa Reguladora de los Cargos Públicos del PSOE que establece además la vía de la Comisión Ejecutiva regional, en una votación por mayoría de sus 42 miembros; o el aval –también por mayoría simple- del Comité Regional, con 549 miembros con derecho a voto.

Ambos aspirantes a ser candidatos a la Comunidad de Madrid tendrán 16 días para lograr el 15% de firmas de los alrededor de 20.000 militantes que tiene el partido (entre 2.500 y 2.600 avales). Dicho periodo comenzará el día 6 de septiembre y se prolongará hasta el 21 cuando se abrirá un plazo de alegaciones hasta el domingo 26 en el que se proclamarán los candidatos definitivos. Posteriormente, entre el 26 de septiembre y el 2 de octubre, se celebrará como tal el periodo de campaña; y el día 3 tendrá lugar la votación. Los militantes acudirán a sus agrupaciones y posteriormente la Comisión de Garantías Electorales, que vigilará durante todo el periodo que el proceso sea limpio, se encargará del escrutinio de los votos, que los aspirantes conocerán esa misma noche.

Este es el calendario al que se enfrentan Jiménez y Gómez, conscientes de que todo lo que se haga desde ya va a contar a la hora de buscar los apoyos de los militantes. La ministra volverá esta semana a reunirse con los miembros de la plataforma creada para impulsar su candidatura y en la que están algunos miembros de la Ejecutiva federal como Elena Valenciano y Antonio Hernando. Esto ha sido criticado por algunos dirigentes como el ex alcalde de Madrid, Juan Barranco, que ha dudado de la neutralidad de Ferraz en el proceso de primarias.

Jiménez considera que puede obtener las 2.600 firmas sin dificultad. "No tengo ninguna duda que voy a conseguir esos avales", ha llegado a decir, aunque tampoco descarta la vía del aval de la ejecutiva el PSM o el Comité Regional. En una entrevista en el diario Público, la ministra ha vuelto a reiterar que el paso que ha dado no responde a una petición del secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. “Llevo 25 años en el PSOE como para que alguien diga que soy una marioneta”, afirma.

Por su parte, Gómez, que el pasado viernes pidió a Ferraz que no enturbie el proceso, aseguró este domingo en una entrevista en La Sexta que “si hay algo claro” en el proceso es que “el aparato federal (socialista) no parece estar" de su lado. Eso sí –añadió- “no tengo ninguna duda de que el aparato federal mantendrá la neutralidad".

Los avales, primer pulso Jiménez-Gómez