domingo 17/1/21

Lissavetzky reclama la dimisión de Ana Botella por el “desastre absoluto” de su gestión

Tras conocer el cede del consejero delegado y del director gerente de Madrid Espacios y Congresos, empresa pública que gestiona el recinto de Madrid Arena, el portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha manifestado que “aquí no se pueden parar las cosas”. Sostiene Lissavetzky que la asunción de responsabilidades políticas tras la tragedia puede alcanzar a la Vicealcaldía o las áreas de Seguridad y Urbanismo, pero “sobre todo” a la alcaldesa, Ana Botella, a quien ha vuelto a pedir su dimisión. “La alcaldesa mintió cuando dijo que se habían subsanado las deficiencias de seguridad en el Madrid Arena. Hoy hemos conocido que esos arreglos se limitaron a cuestiones menores”, ha señalado el portavoz del PSOE.

Lissavetzky se refería así a los datos de un informe conocido hoy y que reduce los arreglos acometidos en el Madrid Arena a subsanación de goteras o problemas con el agua caliente. El documento, ha expuesto el edil socialista, no alude a las “graves deficiencias” que reportaba un informe de 2010, en el que se advertían de problemas de el acceso de los coches de bomberos al recinto, las condiciones de ventilación o los recorridos de evacuación, especialmente, ante el posible riesgo de cuellos de botella en los pasillos de las escaleras del nivel 1 y el nivel 2. “Estos fallos no se han corregido. La alcaldesa ha mentido en rueda de prensa afirmando que se habían subsanado el 19 de octubre”, ha subrayado.

“Por ello –prosigue Lissavetzky- Ana Botella debería presentar su dimisión. Hay ya tres personas que asumen la responsabilidad que tiene el Ayuntamiento en este caso, algo que siempre hemos mantenido. Tres dimisiones, y las que estén por llegar”. Al respecto, el edil ha recordado que el grupo socialista se ha personado como acusación popular en el caso y está dispuesto a “llegar hasta el final”. Asimismo, ha reprochado al Consistorio que siga sin ofrecer toda la información a los grupos de la oposición, convirtiendo la comisión de investigación sobre la tragedia en “algo inexistente”.

“Estamos asistiendo a un auténtico escándalo en el Ayuntamiento de Madrid. La fotografía del Gobierno de Ana Botella es un desastre absoluto”, ha concluido Lissavetzky.

Lissavetzky reclama la dimisión de Ana Botella por el “desastre absoluto” de su gestión
Comentarios