jueves 13/8/20
CASO MADRID ARENA

“Vamos a llegar hasta el final", advierte Jaime Lissavetzky

El grupo municipal socialista pide 47 comparecencias en la comisión de investigación del caso Madrid Arena, entre ellas la de la alcaldesa Ana Botella. Lissavetzky también ha anunciado que se han solicitado 110 peticiones de información.

“Vamos a llegar hasta el final", advierte Jaime Lissavetzky

“Vamos a llegar hasta el final, reclamaremos a los comparecientes todos los datos. Madrid necesita un Gobierno que sea capaz de enfrentarse a la verdad”

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha anunciado que su grupo municipal ha presentado 110 peticiones de información y 47 propuestas de comparecencias, entre ellas la de la regidora Ana Botella, de cara a la comisión de investigación del caso ‘Madrid Arena’. Lissavetzky ha expresado su deseo de que el Partido Popular no imponga “ningún veto” a estas peticiones, o a las del resto de los representantes de la Oposición. “Vamos a llegar hasta el final, reclamaremos a los comparecientes todos los datos. Madrid necesita un Gobierno que sea capaz de enfrentarse a la verdad”, ha señalado.

El portavoz socialista ha enumerado algunas de las personas que figuran en la lista de comparecientes presentada por el PSOE y que encabeza la alcaldesa Ana Botella. Entre otros, le acompañan el vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva; el concejal y ex delegado de Economía y Participación Ciudadana, Pedro Calvo; el delegado de Seguridad, medioambiente y Movilidad, Antonio de Guindos; y la delegada de Urbanismo, Paz González. Asimismo, ha señalado, se ha pedido la presencia en la comisión de los presidentes de la empresa Madrid Espacios y Congresos, encargada de la gestión de Madrid Arena. Entre ellos, el antiguo concejal y actual subsecretario de Justicia, Juan Bravo.

Considera Lissavetzky que son demasiadas las preguntas que permanecen sin respuesta en torno a la tragedia ocurrida el pasado 1 de noviembre. Al respecto, se ha referido al número de efectivos de la policía municipal –que al parecer fueron menos que los que se destinaron a la fiesta de un programa televisivo-, a la calificación del riesgo que se dio a la fiesta o al servicio médico que atendía a los asistentes: “¿Era suficiente? ¿Qué relación tiene el hecho de que el responsable fuera un antiguo concejal del Consistorio?”, ha formulado el concejal.

El edil del PSOE también se ha preguntado si ha existido “trato de favor” con la empresa organizadora del evento, Diviertt, dado que –según parece- acumula deudas con la Seguridad Social, Hacienda e incluso la propia Madrid Espacios y Congresos, con quien formalizó el contrato para organizar la macro-fiesta. “No parece razonable que una empresa en esta situación sea calificada como preferente u homologada por el Ayuntamiento”, señala.

Por último, Lissavetzky ha recordado que el Consistorio sigue sin prestar “ningún tipo de colaboración” a la Oposición.

“Vamos a llegar hasta el final", advierte Jaime Lissavetzky
Comentarios