sábado 8/8/20
PRESENTA UNA ‘MICROSITE’

Lissavetzky apuesta por un ‘6.0’

El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid lanza su original web de campaña desde donde buceará por las redes sociales.

El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha presentado este miércoles su apuesta por la participación ciudadana en una microsite en el que reúne su presencia en las redes sociales, concretamente en Facebook, Tuenti, Flickr, Twitter y YouTube.

Bajo el lema 'Lissavetzky 6.0. La clave que cambia Madrid', el equipo del candidato, capitaneado por el diputado y responsable de la campaña en la Red, Félix García Lausín, ha presentado su apuesta por las redes sociales en la Casa de Vacas del Retiro. "Es muy casera, no hemos hecho grandes sofisticaciones", ha advertido el candidato.

Cinco pantallas han dado a conocer los seis puntos clave del programa del candidato a través de otros tantos vídeos. En ellos, y desde la terraza de un hotel de Gran Vía, aparece el candidato, con el Palacio de Cibeles de fondo, detallando sus objetivos de cara a las elecciones del 22 de mayo, que no son otros que el empleo, el freno al endeudamiento, los nuevos aires para Madrid y la reducción de la contaminación, acabar con los desequilibrios entre barrios al ser "el capital de la capital", la necesidad de escuchar a la ciudadanía y mejorar la calidad de vida en la ciudad.

Es una apuesta 6.0 y no 5.0 porque esa cifra le recuerda un resultado deportivo que el candidato, como ha bromeado, prefiere olvidar. Lausín, por su parte, ha advertido a la prensa de que tienen que estar "muy atentos a las pantallas" ya que "muy pronto", en unas dos semanas, el microsite dará paso al portal de Lissavetzky, que contará ya con las aportaciones ciudadanas procedentes de las distintas redes sociales.

Para ello contarán con todo un equipo de voluntarios virtuales porque, como ha explicado Lausín, el compromiso de Lissavetzky "que mantendrá para el momento en el que sea alcalde de Madrid" es que no quede ni un comentario sin respuesta.

El propio Lissavetzky, después de asegurar que ser alcalde de Madrid "es un orgullo" y que "no hay nada más importante", ha añadido durante su intervención ante la prensa que comparte al cien por cien las apuestas que ayer desgranó el candidato socialista a la Presidencia regional, Tomás Gómez, como que el cambio es "necesario y posible", que hay que defender las políticas sociales, la creación de empleo y construir un proyecto de ciudad.

A eso ha sumado, dada la "heterodoxia y la rebeldía" que le da la edad, la importancia de "abrirse para que la ciudadanía participe". Y es que sus claves son "la cercanía, la proximidad y el diálogo". El objetivo es que los madrileños cambien la percepción "no demasiado positiva" que tienen de la clase política, un punto que ha aprovechado para insistir en que él no sale de "un laboratorio de marketing" y que tampoco le gusta estar "entre las cuatro paredes de Cibeles".

"No creo en los sanedrines. Creo en estar a pie de calle, a pie de redes", ha dicho a los concejales presentes, los actuales y los que llegarán a partir del 22 de mayo. Todo ello tras asegurar que está "orgulloso" de la lista con la que concurre a los comicios y para insistir en que no cree en los "hiperliderazgos" sino en los liderazgos compartidos".

La clave del cambio, en su opinión, está en la participación ciudadana, algo que sólo se puede conseguir "abriendo el partido, que entre aire fresco, que fluyan las ideas". Y para hacerlo viable las nuevas tecnologías son las herramientas más adecuadas. También ha adelantado que en todo su trabajo dejará marcado su estilo y personalidad. Y es que el propio Lissavetzky se ha definido como una persona que apuesta por "el diálogo, por la cercanía y por la ambición, quizás por venir del mundo del deporte".

Lissavetzky apuesta por un ‘6.0’
Comentarios