#TEMP
viernes. 01.07.2022
POR LA CONTAMINACIÓN EN MADRID

Lissavetzky acusa a Gallardón de practicar "la política del avestruz"

El candidato socialista al Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha acusado este domingo al primer edil de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, de practicar una cobarde "política del avestruz" respecto a la contaminación, durante la Convención Municipal que el PSOE está celebrando en Sevilla.

| La Fiscalía insta a Gallardón a tomar medidas
| Ecologistas demandan a Gallardón y Botella

nuevatribuna.es | 13.02.2011

Lissavetzky se ha pronunciado así en una breve entrevista con la televisión del PSOE, pero ha rechazado hacer declaraciones a los periodistas, en plena pugna con el secretario general del PSM, Tomás Gómez, por la confección de la lista al ayuntamiento.

El también secretario de Estado para el Deporte intervendrá este domingo en la sesión de clausura de la Convención, compartiendo escenario con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En su entrevista con la televisión del PSOE, ha denunciado que "Gallardón se ha dedicado a las grandes obras y se ha olvidado de los ciudadanos", unas obras que han originado que Madrid tenga una gigantesca deuda pública "que hipoteca el futuro" de la capital.

Para atacar la contaminación, ha abogado por plantear medidas como limitar el tráfico, potenciar las zonas peatonales e impulsar el transporte público, además de mejorar los servicios a los ciudadanos. "Me gustaría un Madrid que sea campeón de la creación de empleo, del equilibrio territorial, del bienestar colectivo", ha subrayado Lissavetzky.


Lissavetzky pide la participación de los ayuntamientos en los ingresos de las Comunidades

Lissavetzky ha reconocido que los ayuntamientos tienen un problema de financiación que habrá que abordar "con rigor y con tiempo", con el Gobierno y en el seno del PSOE, pero ha advertido de que, mientras tanto, los municipios no pueden dejar de prestar servicios escudándose en el debate de si ejercen competencias propias o impropias.

Por eso, ha reconocido sentir cierta envidia por la ley andaluza por la que los ayuntamientos participan en los tributos autonómicos --"eso sí que es una apuesta por el municipalismo"-- y ha avisado de que sería "muy difícil, por no decir imposible" que en Madrid se diese un acuerdo similar entre la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón.

Lissavetzky ha tenido un papel coprotagonista en esta Convención, participando en la jornada de clausura junto a los anfitriones del evento y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que le ha saludado con un abrazo al subir al escenario. A Zapatero, el candidato madrileño le ha agradecido que le haya dejado ser secretario de Estado para el Deporte "tanto tiempo" porque, según ha dicho, se lo ha pasado "fenomenal". "Y ahí están los resultados", ha apostillado.

Así, ha defendido su candidatura para convertir Madrid en un municipio "campeón de la creación de empleo", empezando por aplicar el plan de choque para el empleo recién aprobado por el Gobierno, en lugar de ser "campeón de la deuda, de la contaminación y de la presión fiscal". Sobre la deuda del ayuntamiento advirtiendo de que "no se puede dejar la caja a aquel que la ha vaciado", y ha ofrecido a los ciudadanos ambición y austeridad.

CIUDADANOS "INVISIBLES" SALVO PARA PAGAR

Además, ha acusado a Gallardón de haber gobernado la ciudad sólo con grandes proyectos muy "visibles" pero "de espaldas a los ciudadanos", a los que considera "invisibles" salvo para pagar impuestos. "Tenemos que devolver Madrid a sus ciudadanos", ha añadido.

Lissavetzky ha apoyado el lema preelectoral del PSOE, "La fuerza de un gran país", subrayando que esa fuerza está precisamente en los municipios y, además, que se apoya en "la fuerza de un gran partido", el PSOE. Un partido, ha subrayado, capaz de hacer propuestas y soluciones y "afrontar con valentía un futuro difícil pero prometedor".

Lissavetzky acusa a Gallardón de practicar "la política del avestruz"
Comentarios