martes. 25.06.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 23.10.2009

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, ha vaticinado hoy que el president de la Generalitat, Francisco Camps, acabará "crucificado políticamente" por "dos ges": vestirse "de gala" y vestirse "gratis".

Peralta ha contestado así en rueda de prensa a la intervención de ayer de Camps en Les Corts Valencianes, donde dijo que el PSOE dejará los gobiernos de España "por dos G, por los GAL y por el Gürtel", ya que la "manipulación" que se vive "todos los días ha llevado al pueblo español a decir basta ya".

Al respecto, ha señalado que, entre otras cuestiones, la visita del papa Benedicto XVI a Valencia, en julio de 2006, sirvió para "dos ges" del president, que "se vistiera de gala y se vistiera gratis", algo que lleva "como una cruz" y que lo acabará "crucificando políticamente".

Peralta ha manifestado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, saludó al Pontífice, pero "hubo alguien que se arrodilló ante él y a continuación lo malvendió por la espalda" permitiendo que "cuatro indeseables se beneficiaran de la visita". Según ha dicho, el Ejecutivo central confía en que Camps "se dé cuenta" de la representación institucional que ostenta y "actúe en consecuencia", evitando que la imagen de los valencianos quede vinculada "a la mentira, a la corrupción, a la superficialidad más vacua y a la irresponsabilidad absoluta".

El Gobierno opina que las declaraciones del president ante la Cámara valenciana, en las que además acusó a Zapatero de "poco patriota" y de "haber perdido el norte" son de una notable "gravedad" y por ello "merecen una respuesta inmediata", ha señalado. "Para el Gobierno, Camps es el primer valenciano, y sólo esperamos que se dé cuenta de la representación institucional que ostenta y actúe en consecuencia, no contribuyendo a que la imagen de los valencianos sea vinculada a la mentira, a la corrupción, a la superficialidad más vacua y a la irresponsabilidad absoluta", ha declarado.

"Lamentablemente -ha proseguido-, ha vuelto a incidir en una actuación que consiste únicamente en declaraciones descalificadoras contra todos, especialmente contra las instituciones del Estado, y con una única excepción: sus amiguitos del alma", ha dicho en referencia a los supuestos cabecillas de la trama "Gürtel". Respecto a ellos "no ha pronunciado ni una sola vez la menor condena", a pesar de que "destacados miembros de su partido no han dudado en calificarlos de chorizos y de -miembros- de una trama que se ha aprovechado del PP".

En cuanto a las adjudicaciones de obras públicas del Gobierno a la empresa Teconsa, implicada en el caso "Gürtel", Peralta ha dicho que las contrataciones del Ejecutivo central "siempre se hacen con sujeción a la ley, una diferencia radical con las actuaciones de la Generalitat" en este caso.

Las dos 'ges' de Francisco Camps