viernes. 14.06.2024

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, han denunciado este jueves que las enmiendas que van a introducirse en el Congreso en la ley de reforma laboral "empeorarán aún más" el contenido de una norma que, desde su aprobación en el Consejo de Ministros del pasado 11 de febrero "no ha hecho más que agravar" la mala situación del empleo en España.

"Más que destrozar el marco de relaciones laborales, esta reforma está provocando una aceleración mayor del ritmo de destrucción de empleo en España, que ya tiene tintes dramáticos y que puede ser todavía más grave a medida que vayan pasando los meses", ha dicho Toxo

Toxo y Méndez se han acercado este mediodía a la Cámara Baja para hacer entrega a su presidente, Jesús Posada, y a los portavoces de los Grupos Parlamentarios de una carta en la que piden su voto en contra a la reforma laboral, que agota este jueves su trámite en el Congreso antes de ser remitida al Senado. Además de en el Congreso, los sindicatos han entregado este escrito de rechazo a la reforma ante las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno en toda España.

En declaraciones a los medios a su salida del Congreso y muy cerca de la concentración en contra de la reforma laboral y de los recortes, los dirigentes de CC.OO. y UGT han señalado que, "por lo poco que saben de las enmiendas" a la reforma que se van a aprobar en la Cámara Baja, la ley saldrá de este trámite peor de lo que ya estaba.

Toxo y Méndez se han referido en concreto a una enmienda pactada entre PP y Foro de Asturias en la que se acorta de dos años a uno el periodo máximo en el que un convenio ya finalizado podrá seguir en vigor en ausencia de otro.

El líder de UGT ha advertido de que esta medida "pondrá en el alero y al borde de la desaparición" a cientos y cientos de convenios, de los que dependen las condiciones laborales de millones de trabajadores, que en estos momentos están pendientes de negociación ante la posición "de pasividad absoluta" que tiene la patronal.

"No nos gustaría que esto fuera una mala jugada, que contara con el apoyo entre bambalinas de la patronal. Puede significar la extinción de muchos convenios y nos preocupa extraordinariamente", ha dicho Méndez. Por su parte, Toxo ha ironizado con el hecho de que PP y Foro no sean capaces de entenderse en Asturias y lo hayan hecho en el Congreso para pactar esta enmienda.

"EL TRÁMITE PARLAMENTARIO SE AGOTARÁ, PERO NUESTRA DENUNCIA NO"

Asimismo, Méndez ha avisado de que aunque el trámite parlamentario de la reforma laboral se agotará, los sindicatos "no se agotarán en su denuncia permanente y en la exigencia de que se corrija en profundidad" la reforma laboral.

En la carta que han entregado a Posada y a los Grupos Parlamentarios, Toxo y Méndez solicitan que no se lleve a efecto la aprobación de esta ley y piden a las fuerzas políticas su voto en contra por los graves efectos que está teniendo sobre el empleo.

En este sentido, el líder de CC.OO. ha subrayado que los datos "son tercos y elocuentes" y "desmienten la propaganda" que desde el Gobierno y otras instituciones, entre las que ha citado el Consejo Empresarial de Competitividad, se hace en relación "con los supuestos beneficios de la reforma laboral".

El secretario general de CC.OO. ha confesado no tener muchas esperanzas de que la ley al final se modifique y ha acusado al Gobierno de "burlar una vez más" la voluntad de negociación de los sindicatos. "Ni ha habido negociación ni intento de hacerlo y no sólo con los sindicatos, también con los Grupos Parlamentarios", ha criticado.

Por su parte, Cándido Méndez ha advertido de que la reforma laboral no ha cumplido con los objetivos que argumentó el Gobierno para justificar su aprobación, pues ni ha evitado la destrucción de empleo ni ha servido para recuperar la confianza exterior en España.

El escrito de los sindicatos al Congreso finaliza volviendo a insistir en la necesidad de alcanzar en España un pacto social y político para proteger el empleo y los intereses del país frente al exterior.

La reforma laboral saldrá del Congreso peor de lo que estaba, avisan CCOO y UGT