#TEMP
miércoles. 29.06.2022

La primera hipótesis apunta que terroristas no fichados todavía estarían en Palma

Las sospechas de Interior se centran en que uno de los comandos estaría formado por terroristas ya fichados, posiblemente responsable del asesinato de los guardias civiles. Mientras otro comando estaría formado por terroristas no fichados y posibles autores de las últimas cadena de bombas.
> Cadena de atentados en Mallorca
NUEVATRIBUNA.ES / 10.08.2009

Tras los atentados que acabaron con la vida de dos guardias civiles hace poco más de una semana, la banda terrorista ETA ha vuelto a atacar con una cadena de bombas que finamente no han causado daños importantes, pero sí un duro golpe para el turismo en la isla.

Las sospechas de nuevos ataques de ETA con la intención de dañar el turismo en España parecen haberse cumplido y la isla balear se ha ubicado como la principal víctima de los terroristas. Las primeras investigaciones apuntan diversas posibilidades, pero la hipótesis más valorada es que la banda pudiera tener dos comandos en Palma de Mallorca de manera temporal.

Las sospechas de Interior se centran en que uno de los comandos estaría formado por terroristas ya fichados, que sería el que asesinó a los guardias civiles, y otro comando formado por jóvenes no fichados y posibles autores de este último atentado.

Los atentados de ayer fueron perpetrados con bombas de escasa potencia. La banda efectuó cuatro llamadas desde Francia, utilizando una grabación con la voz distorsionada, sin embargo no llamaron a los teléfonos habituales (como la DYA vasca), donde una comunicación en nombre de ETA activa todos los resortes.

Los receptores de la llamada (Radio Taxi de Guipúzcoa, donde llamaron dos veces, los bomberos de Santa Ponça, y un cargo de la Junta de Andalucía) o no hicieron caso del aviso o no tomaron bien los datos. Por ello, no se supo el número exacto de artefactos ni las direcciones precisas. También por ello, el restaurante La Rigoletta no estaba desalojado cuando la bomba estalló a las 14.20 y la policía acordonó la plaza de España, cuando el último artefacto estalló en una galería comercial de la Plaza Mayor.

TEMPORIZADORES

Tres explosiones (las de los dos restaurantes y la de los subterráneos de la Playa Mayor) se adjudican a ETA, pero aún se investigaba anoche si una explosión a mediodía en la céntrica cafetería Nica, que los bomberos atribuyeron al estallido de un aparato de aire acondicionado, también fue un atentado.

Los investigadores estaban intentando recuperar los restos de los temporizadores colocados en las bombas. La investigación se centra en conocer si las bombas fueron colocadas y temporizadas hace 10 o 12 días, o si fueron puestas el mismo día de la explosión.

SE BUSCA A UNA MUJER

No obstante, fue El hecho de que todas fueran ocultadas en los falsos techos de los servicios para señoras apunta a que había ánimo de ocultarlas durante largo tiempo, lo que indicaría que fueron colocadas días atrás y confirma que al menos uno de los etarras es una mujer. Sin embargo, los investigadores están ahora convencidos de que ETA sigue en la isla, en uno de los miles de alojamientos sin control, e incluso con pasaportes extranjeros.

En cualquier caso, se sabe que al menos una de las etarras cuya imagen fue difundida sí ha sido identificada por varios ciudadanos días después del atentado. Numerosos testigos acudieron a dependencias policiales para denunciar que habían visto a Itziar Moreno en las cercanías de los cuarteles de la Guardia Civil de Palmanova antes del día del siniestro.

Asimismo, una pareja declaró ante la Policía Nacional haber sido testigo de una conducta sospechosa por parte de una mujer que había entrado en el bar Enzo con un bolso marrón.

La primera hipótesis apunta que terroristas no fichados todavía estarían...
Comentarios