domingo. 21.07.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 22.6.2009

La Fiscalía remitió su escrito sobre el "caso Gürtel" al Tribunal Supremo en el que solicita al alto tribunal que se haga cargo de toda la investigación iniciada en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y no sólo la que afecta a los aforados del PP imputados en la causa en la que se investiga una presunta trama de corrupción y tráfico de influencias.

Concretamente, el Ministerio Público pide al Tribunal Supremo que asuma la competencia de la causa "al encontrar indicios contra Luis Bárcenas--tesorero y senador del Partido Popular-- por delito fiscal y cohecho y contra Jesús Merino --diputado nacional de la misma formación-- por delito de cohecho".

Por ello insta al Alto Tribunal para que solicite el correspondiente suplicatorio ante el Parlamento para poder citar a declarar a los aforados implicados, pero además interesa al Tribunal Supremo "que asuma la competencia de todo el caso tramitado en el TSJM, por entender que todos los hechos investigados en la actualidad están muy relacionados entre sí".

Según informa el Ministerio Público en una nota de prensa, el Fiscal solicita también en su informe "de forma expresa" que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid "continúe con la tramitación de la causa hasta el momento en que se conceda el suplicatorio que hoy se solicita".

El pasado lunes 15 el tribunal madrileño elevó la causa al Tribunal Supremo a través de una exposición razonada en la aseguraba haber encontrado indicios de delito en la actuación de Bárcenas, Merino y el eurodiputado saliente Gerardo Galeote --que por su condición de aforados deberían ser investigados por el Supremo--. Concretamente, se refería a la posible comisión de delitos contra la hacienda pública, así como otro de cohecho.

Por ello, el TSJM solicitó a la Sala Segunda del Tribunal Supremo "que se declare competente para evitar la posible prescripción de un delito fiscal, llamando a declarar con carácter de urgencia a los aforados Luis Bárcenas, Jesús Merino y Gerardo Galeote". Fuentes jurídicas especificaron que la solicitud se realizó con objeto de evitar que los hechos prescriban, lo que podría ocurrir en el plazo de un mes.

Tras esa solicitud y una vez ratificado que los tres dirigentes cuentan con la condición de aforados, la Sala de Admisión de Causas Especiales del Tribunal Supremo dio traslado a la Fiscalía para que informase acerca de la competencia de los hechos así como del fondo de la cuestión. Ahora esa Sala deberá decidir en los próximas días sobre la petición formulada por el Ministerio Público y en caso afirmativo tan sólo el Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJV) mantendría su competencia sobre la parte de la causa que afecta a diputados autonómicos valencianos.

DECLARACIÓN VOLUNTARIA

El pasado viernes 19 el propio Bárcenas ya anunció su intención de declarar voluntariamente y de manera urgente. Una reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal llevada a cabo en 2002, en tiempo de la mayoría absoluta del PP, abrió la puerta a que los parlamentarios que están siendo investigados por el Tribunal Supremo puedan participar en las diligencias sin necesidad de tramitar un suplicatorio ante la Cámara correspondiente.

La reforma determina que la admisión de una denuncia o querella y cualquier actuación procesal de la que derive la imputación de un delito deberá ponerse inmediatamente en conocimiento del parlamentario afectado, el cual tendrá la facultad de "asumir la condición de parte, tomar conocimiento de todas las actuaciones y obtener copia de dicha denuncia o querella, declarar voluntariamente ante el juez, aportar documentos, proponer pruebas y participar en las diligencias probatorias".

Todo ello sin necesidad de pedir un suplicatorio, el permiso que el Tribunal Supremo debe pedir a las Cortes y que se precisa sólo para inculpar o procesar.

La Fiscalía pide al Supremo que asuma la parte madrileña del caso Gürtel