jueves. 23.05.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 08.08.2009

La Ertzaintza impidió esta tarde que se desarrollara la manifestación convocada por la izquierda abertzale en San Sebastián bajo el lema "Salbuespen egoerari stop. Euskal Herria du hitza eta erabakia (Estado de excepción Stop. Euskal Herria tiene la palabra y la decisión)" y que estaba prohibida por el Departamento de Interior y por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Los manifestantes se dispersaron por la zona vieja y se registraron enfrentamientos con la Policía vasca con, al menos, un detenido.

Minutos después de las seis y media de esta tarde, más de un millar de personas se concentraron en el Boulevard donostiarra, donde se desplegó un fuerte dispositivo de seguridad compuesto por unos trece furgones antidisturbios de la Ertzaintza.

Los manifestantes iniciaron la marcha colocándose detrás de la tamborrada que se dirigía desde el Boulevard hasta el Ayuntamiento de la capital, para asistir al cañonazo que da inicio a las fiestas de la Aste Nagusia donostiarra. Muchos de ellos llevaban ikurriñas con crespones negros y pequeños carteles con el lema de la marcha prohibida.

En ese momento, los agentes de la Policía vasca se acercaron a los manifestantes e impidieron que continuaran avanzando hacia la Casa Consistorial. Además, les arrebataron algunos de los carteles que portaban y desplegaron un cordón policial por toda la zona.

LA ERTZIANTZA CARGA POR SEGUNDA VEZ

La Ertziantza cargó por segunda vez en torno a las siete y media para impedir un segundo intento de manifestarse dispersando a los manifestantes que portaban ikurriñas con crespones negros y pequeños carteles con el lema de la convocatoria.

Los manifestantes se dispersaron por las zonas aledañas de la parte vieja donostiarra, donde protagonizaron enfrentamientos con la Ertzaintza, cuyos agentes realizaron varias cargas y detuvieron a, al menos, dos personas.

En torno a las siete y veinte de la tarde, el intento de marcha se trasladó a la Avenida de la Libertad, zona en la que los simpatizantes de la izquierda abertzale lograron manifestarse durante un breve espacio de tiempo, hasta que, de nuevo, hicieron acto de presencia varias dotaciones antidisturbios de la Ertzaintza que les dispersaron cargando contra ellos.

Además, se vivieron momentos de tensión cuando alguno de los participantes en la marcha se interpuso delante de los vehículos de la Policía vasca para intentar impedir su movilidad.

La Ertzaintza impide la manifestación ilegal