#TEMP
viernes 20/5/22

La dimisión de Bermejo "vacía" el mensaje del PP

A unos días de las elecciones autonómicas en Galicia y el País Vasco, el principal partido de la oposición se ha quedado sin el argumento base de su campaña: la "cacería" contra el ex titular de Justicia. Bermejo se ha despedido diciendo que no quiere perjudicar a su partido y que seguirá trabajando con la misma ilusión como diputado del grupo socialista.
> FRANCISCO JAVIER VIVAS: Montería

Zapatero: "Se ha ido para no crear más problemas al Gobierno"
El presidente ha explicado las razones que le ha expuesto el ex ministro de Justicia para abandonar su cargo y ha negado que su intención fuera cesarle o aprovechar la salida de Bermejo para hacer una remodelación más amplia del Ejecutivo.
NUEVATRIBUNA.ES - 23.2.2009

El hasta ahora ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, se ha convertido en el primer miembro de un Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que se ve obligado a abandonar el cargo. Su polémica participación en una cacería junto al juez Baltasar Garzón, el mismo fin de semana en el que se destapó la presunta trama de corrupción, ha sido el detonante del escándalo que finalmente le ha llevado a adoptar esta decisión. El propio ministro dió explicaciones en sede parlamentaria pero no consiguió contener el aluvión de críticas. La gota que colmó el vaso fue confesar en el transcurso de una entrevista que había cazado sin licencia en una finca de Jaén, bajo la jurisdicción de la Junta de Andalucía. A partir de ahí, los ataques se endurecieron, incluso los procedentes de sus propios compañeros de partido.

En su comparecencia ante la prensa, este lunes, Bermejo ha asegurado que ha decidido dimitir porque en los pasados días se le ha estado "utilizando, en contra del proyecto" de su partido: "He dimitido porque en esos momentos ese impulso para hacer un trabajo que yo me habría propuesto, con un proyecto ilusionante por parte de todo mi equipo, está situándose en una posición en la que es mejor que otra persona con un nuevo impulso lo continúe".

LA UTILIZACIÓN DE LA CACERÍA

Ante los numerosos medios de comunicación congregados en la sala de prensa del Ministerio, el ex titular de la cartera de Justicia se ha referido expresamente a su participación en la cacería con el juez de la Audiencia Nacional, los pasados 7 y 8 de febrero: "Podrán observar que en estos días se ha estado utilizando, utilizándome, en contra de ese proyecto por el que uno trabaja y uno no ha venido aquí a estar pegado al banco". Y ha añadido: "Cuando uno se da cuenta de que está siendo utilizado contra ese proyecto lo que debe hacer es evitarlo. Es lo mejor que puede hacer para que ese proyecto continúe". "Desde mi posición no puedo tolerar esa utilización que se está haciendo de los acontecimientos que todos ustedes conocen para dirigirlo contra quienes trabajamos por esos ideales del Gobierno socialista. Sé que lo mejor que puedo hacer por ese proyecto es dejarle sitio a otro, que seguramente con ilusión parecida continuará esa obra".

El ex ministro ha descrito de una forma muy gráfica la evolución que ha sufrido en los dos años transcurridos al frente del departamento de Justicia: "Aquí me he vaciado", ha dicho, añadiendo inmediatamente después que "la ilusión" con la que llegó la trasladará ahora "al Grupo Socialista" donde continuará, agregó, "la labor que en definitiva empecé". Bermejo se refería de esta manera a que seguirá desempeñando su labor política como diputado del PSOE.

EL PP SE COBRA UNA PIEZA, PERO ¿SALE GANANDO?

El PP había hecho de la dimisión de Bermejo el centro de sus mensajes políticos y de campaña, tanto en el País Vasco como en Galicia. La polémica cacería y la huelga de jueces han sido argumentos machaconamente utilizados por los líderes "populares" en mítines, ruedas de prensa e intervenciones parlamentarias para pedir el ceso del titular de Justicia. Ahora, se quedan sin artillería para seguir atacando al Gobierno, cuando queda menos de una semana para que los ciudadanos gallegos y vascos acudan a las urnas.

Es más, habida cuenta de que algunos nombres ilustres de su militancia se encuentran bajo sospecha por el caso de corrupción que investiga el juez Baltasar Garzón, corren el riesgo de que la estrategia seguida contra Bermejo se vuelva en su contra. De hecho, muchos dirigentes socialistas han reclamado ya que el PP tome ejemplo y aplique la misma medicina en sus propias filas.

"Son las 2.25 de la tarde y Mariano Rajoy todavía no ha dimitido a pesar de la que está cayendo en el PP", ha dicho la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, tras asistir a la presentación del libro "Recuerdo de Enrique Casas", escrito por el socialista Txiki Benegas en recuerdo del senador socialista asesinado por ETA.

"¿Cuánto va a tardar el PP en ofrecer explicaciones a la sociedad de su política pandémica de corrupción? ¿A qué se va a agarrar ahora para no explicar su deriva catastrófica?" se ha pregunta el candidato socialista al Parlamento europeo, Juan Fernando López Aguilar, que también ha afeado al principal partido de la oposición "el doble rasero" de su comportamiento.

Por no mencionar al PSM que se ha dirigido a Esperanza Aguirre para que tome medidas contra los miembros de su equipo salpicados por la trama, concretamente contra el consejero de Justicia e Interior, Francisco Granados.

Del lado del PP, sin embargo, se intenta dar otra vuelta de tuerca apuntando a la cabeza del Ejecutivo. Mariano Rajoy ha opinado que la dimisión de Bermejo era una decisión "obligada" tras el escándalo provocado por su participación en una cacería junto al juez Garzón y ha aprovechado para criticar a Zapatero quien, en su opinión, "no ha dedicado ni un minuto" a resolver una cuestión como ésta, de una importancia capital.

El PP, además, ha visto un nuevo filón para desacreditar la investigación que se cierne sobre el partido. La secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha considerado que este asunto no concluye aquí ya que, "aunque lo mínimo que se podía esperar es que dimitiera, habrá que ver cuáles son las responsabilidades políticas que asumió él y lo que hay detrás", ha dicho respecto a "aclarar si el compadreo que tuvo con el juez y cazar sin licencia lo estuvo haciendo mucho tiempo". En la misma línea se ha pronunciado el portavoz de Economía del Congreso, Cristóbal Montoro, para quien "lo que habría que preguntar es si los otros participantes en ese menoscabo deben estar en su sitio, tanto en el ámbito judicial como en el policial", en alusión tanto al juez Garzón como al comisario general de la Policía Judicial, Juan Antonio González, que coincidió con los ellos en la finca de Jaén donde se celebró la cacería.

La dimisión de Bermejo "vacía" el mensaje del PP
Comentarios